Mi lista de blogs

domingo, 6 de octubre de 2013

Política Norteamericana: Medio siglo después del asesinato de John F. Kennedy, el mito sigue vivo



http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6e/JohnFK.png
JohnFK.png(473 × 579 pixels, file size: 252 KB, MIME type: image/png)
 
John Fitzgerald Kennedy (Brookline, Massachusetts, 29 de mayo de 1917Dallas, Texas, 22 de noviembre de 1963) fue el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos. Fue conocido como John F. Kennedy, Jack Kennedy por sus amigos y popularmente como JFK.
Elegido en 1960, Kennedy se convirtió en el segundo presidente más joven de su país, después de Theodore Roosevelt. Ejerció como Presidente desde el 20 de enero de 1961 hasta su asesinato el 22 de noviembre de 1963. Durante su gobierno tuvo lugar la invasión de Bahía de Cochinos, la crisis de los misiles de Cuba, la construcción del Muro de Berlín, el inicio de la carrera espacial y la consolidación del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos, así como los primeros eventos de la Guerra de Vietnam.
Durante la Segunda Guerra Mundial, destacó por su liderazgo como comandante de la lancha torpedera PT-109 en el área del Pacífico Sur. Realizando un reconocimiento, la PT-109 fue impactada por un destructor japonés, que partió la lancha en dos y ocasionó una explosión. La tripulación a su cargo logró nadar hasta una isla y sobrevivir hasta ser rescatada. Esta hazaña le dio popularidad y con ella comenzó su carrera política. Kennedy representó al estado de Massachusetts como miembro de la Cámara de Representantes desde 1947 hasta 1953, y luego como senador desde 1953 hasta que asumió la presidencia en 1961. Con 43 años de edad, fue el candidato presidencial del Partido Demócrata en las elecciones de 1960, derrotando a Richard Nixon en una de las votaciones más ajustadas de la historia presidencial del país. Kennedy había sido la última persona en ser elegida ejerciendo el cargo de senador. También ha sido el único católico en ser elegido presidente de EE. UU. hasta la fecha, así como el único nacido durante la Primera Guerra Mundial y también el primero nacido en el siglo XX.
El presidente Kennedy murió asesinado el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas2 , Estados Unidos. Lee Harvey Oswald fue arrestado y acusado del homicidio, pero fue asesinado dos días después por Jack Ruby, por lo que no pudieron someterlo a juicio. La Comisión Warren concluyó que Oswald había actuado solo en el asesinato. Sin embargo, el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos estimó en 1979 que pudo existir una conspiración en torno al asesinato. El tema ha sido muy debatido y existen múltiples teorías sobre el magnicidio. El crimen fue un momento importante en la historia de los Estados Unidos debido a su traumático impacto en la memoria de la nación.
Muchos han considerado a Kennedy como un icono de las aspiraciones y esperanzas estadounidenses; en algunas encuestas realizadas en su país continúa siendo estimado como uno de los mejores presidentes de los Estados Unidos.3
John Fitzgerald Kennedy
John F. Kennedy

20 de enero de 1961-22 de noviembre de 1963
Vicepresidente   Lyndon B. Johnson
Predecesor Dwight D. Eisenhower
Sucesor Lyndon B. Johnson

3 de enero de 1953-22 de diciembre de 1960
Predecesor Henry Cabot Lodge, Jr.
Sucesor Benjamin A. Smith

3 de enero de 1947-3 de enero de 1953
Predecesor James Michael Curley
Sucesor Thomas P. O'Neill, Jr.

Datos personales
Nacimiento 29 de mayo de 1917
Bandera de los Estados Unidos Brookline (Massachusetts, en Estados Unidos)
Fallecimiento 22 de noviembre de 1963 (46 años)
Bandera de los Estados Unidos Dallas (Texas, en Estados Unidos)
Partido Demócrata
Padres Joseph P. Kennedy
Rose Kennedy
Cónyuge Jacqueline Bouvier Kennedy
Profesión Relaciones Internacionales1
Alma máter Universidad de Harvard
Religión Católico
Firma Firma de John F. Kennedy
Información de Wikipedia.
 
Medio siglo después del asesinato de John F. Kennedy, el mito sigue vivo
Mapa

Medio siglo después del asesinato de John F. Kennedy, el mito sigue vivo
(EFE) – hace 3 horas 
Washington, 6 oct (EFE).- Las salas de EE.UU. estrenaron este fin de semana "Parkland", un film sobre el asesinato del presidente John F. Kennedy, suceso del que se cumplen 50 años el próximo noviembre y dio pie al mito que muchos estadounidenses recuerdan con nostalgia.
El 22 de noviembre de 1963, el hombre más joven en ganar unas elecciones presidenciales -y el único católico hasta la fecha- era trasladado herido de muerte al hospital Parkland Memorial de Dallas (Texas), donde falleció tras haber sido tiroteado durante un desfile por las calles de la ciudad.
Kennedy fue el cuarto mandatario estadounidenses asesinado y su figura se consolidó como un mito popular, trascendiendo a la política y manteniéndose 50 años después como uno de los presidentes más valorados por los ciudadanos.
"Gran parte de la nostalgia por Kennedy es por lo que fueron tiempos mejores para algunos", explicó a Efe el profesor Eric R.A.N. Smith, del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Santa Bárbara (California).
Según Smith, tras el asesinato del presidente, EE.UU. entró en un "período de agitación política y social" que perdura hasta nuestros días; muchos estadounidenses empezaron a perder la confianza en su propio gobierno y ahora ven en Kennedy el reflejo de "un pasado idealizado".
El presidente, que llegó al poder con 43 años, "hablaba de grandes ideas y hazañas, y convenció a los estadounidenses de que el futuro no sólo podía ser mejor, sino que ellos eran dueños de su propio destino y del destino del mundo", indicó a Efe el profesor Jeffrey A. Engel, director del Centro de Historia Presidencial de la Universidad Metodista del Sur.
El mandato de Kennedy estuvo marcado por dos grandes prioridades: la Guerra Fría -que por entonces pasaba por uno de los momentos de máxima tensión-, y la lucha por los derechos civiles, que encontró su mayor expresión en la Ley de Igualdad en el Pago de 1963.
Los logros sociales de Kennedy -y de su sucesor, Lyndon B. Johnson- supusieron el reconocimiento de los derechos de las minorías, las mujeres y las comunidades más desfavorecidas, aunque, para los expertos, aún queda mucho camino por recorrer.
"Es evidente que las relaciones de raza y género en EE.UU. no han alcanzado desde 1960 un estado de perfección, puesto que la creación de un país más perfecto es siempre un proceso, no un destino", aseguró el profesor Engel.
Cuando hace cincuenta años Kennedy firmó la Ley de Igualdad en el Pago, una mujer empleada ganaba de media 57 centavos por cada dólar que se le pagaba a un hombre, una ratio que hoy día se ha incrementado sólo en 20 centavos, manteniendo una relación de 77 centavos por cada dólar.
La propia Casa Blanca expresó en junio de este año su preocupación por este asunto, y emitió un informe en el que aseguraba que si los salarios de las mujeres aumentasen un 10 %, más de 1,3 millones de estadounidenses saldrían de la pobreza, incluyendo más de medio millón de niños.
Como le sucede a Barack Obama, que estos días debe hacer frente a la paralización de administración, Kennedy también debió lidiar con una fuerte oposición por parte del Congreso, que le impidió sacar adelante gran parte de las medidas que proponía.
Sin embargo, a diferencia de Obama, la oposición a Kennedy no proceda exclusivamente del Partido Republicano ya que algunos de sus mayores detractores se encontraban en las propias filas demócratas.
"Los partidos estaban mezclados ideológicamente a principios de los 60. Muchos demócratas sureños eran conservadores y votaban con los republicanos contra las medidas de Kennedy, mientras que algunos republicanos norteños eran progresistas y votaban con los demócratas", recordó el profesor Smith.
"Con la muerte de Kennedy hace 50 años, el espíritu de EE.UU. empezó su declive, que pasó por Vietnam, la crisis de los rehenes en Irán, el 11 de septiembre de 2001 y la debacle en Irak. Los estadounidenses ya no controlamos nuestra suerte y la desgracia puede llegar por más que nos esforcemos en evitarla. Por eso Kennedy representa un tiempo de mayor esperanza", reiteró el profesor Engel.
Marc Arcas
EFE
 
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/fe/Coche_de_Kennedy.jpg
Coche_de_Kennedy.jpg(800 × 570 pixels, file size: 162 KB, MIME type: image/jpeg)
El coche presidencial momentos antes del asesinato.
 
El Presidente Kennedy recibió varios impactos de bala en la calle Elm de Dallas (Texas) a las 12:30 p.m. el 22 de noviembre de 1963, mientras realizaba una visita política por el estado de Texas. Fue declarado muerto media hora más tarde.
Lee Harvey Oswald, el supuesto asesino, fue arrestado en un teatro aproximadamente 80 minutos después de los disparos. Oswald fue inicialmente acusado por el homicidio de un oficial de policía de Dallas, J.D. Tippit, antes de ser acusado por el homicidio del presidente.19 Oswald dijo no haber matado a nadie, alegando que él solo era un señuelo.
El 29 de noviembre, Lyndon B. Johnson creó la Comisión Warren —presidida por el juez de la Suprema Corte Earl Warren— para investigar el asesinato, la cual concluyó que Oswald actuó solo, pero sus conclusiones siguen siendo objeto de debate, tanto académico como popular.
El Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos (U.S. House of Representatives Select Committee on Assassinations) o (HSCA) fue establecido en 1976 para investigar el asesinato del Presidente John F. Kennedy. Las investigaciones del comité duraron hasta 1978, y en 1979 emitieron el informe final. En dicho informe, concluyó, entre otros hechos, que el presidente John F. Kennedy fue asesinado como resultado de una conspiración, en la que estuvieron involucradas varias dependencias del Gobierno estadounidense. El Departamento de Justicia, FBI, CIA, y la Comisión Warren fueron severamente criticados por dicho Comité por su pobre desempeño en las investigaciones llevadas a cabo, y el Servicio Secreto fue tildado de deficiente en su protección al Presidente.
Wikipedia.
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui

2 comentarios:

Anónimo dijo...

CON TODOS MIS RESPETOS POR ESE GRAN HOMBRE, Y LASTIMOSAMENTE ALGUN INDESEABLE LO ELIMINO SIGUIENDO ALGUNA AGENDA PERVERSA. ANONIMO.

MISAVA dijo...

Efectivamente nunca se sabrá el autor intelectual de este homicidio, es obvio presumir que todo está encriptado en intereses y son intereses comunes del mismo gobierno y élites centrales que usan "señuelos" o "carnes de cañón" para hacer uso de sus más viles instintos..En este mundo el malo vive, y el bueno sobrevive...
Saludos papi!