Mi lista de blogs

martes, 21 de octubre de 2014

Historia Universal : Egipto.- Tutankamón fue hijo fruto de un incesto, tenía problemas hormonales y un pie cavo....

Hola amigos:  A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., la Agencia de noticias EFE, difunde la noticia que el Faraón egipcio Tutankamón fue fruto de un incesto en la real sociedad egipcia;  por que ellos creían que la unión carnal entre familias: como la consanguinidad era el mejor modo de preservar la pureza y calidad de la especie, pero hoy sabemos que ocurre justamente todo lo contrario.
A continuación leamos la noticia.....
 
Máscara funeraria de Tutankamón en el Museo Egipcio de El Cairo. Realizada en oro batido con incrustaciones de pasta de vidrio y turquesas, es la imagen más conocida del arte del Antiguo Egipto.
Wikipedia.
Lea la página de Wikipedia:
http://es.wikipedia.org/wiki/Tutankam%C3%B3n

LUXOR, Egipto, 26 de noviembre.- El faraón Tuntankamón y el arqueólogo Howard Carter volvieron a unir su gloria en la ciudad egipcia de Luxor, noventa años después del descubrimiento que desveló grandes secretos del Antiguo Egipto.

Tutankamón era fruto de un incesto y tenía problemas hormonales y un pie cavo

Una nueva investigación reconstruye su imagen y descarta que fuese asesinado

efe
Recreación del rostro de Tutankamón
Tutankamón fue un faraón menor, que gobernó corto tiempo Egipto en el siglo XIV antes de Cristo, pero seguimos hablando de él con fascinación porque la suya fue la única tumba del Valle de los Reyes que llegó al siglo XX sin ser saqueada. Howard Carter la descubrió en 1922 y ha aportado muchísima información crucial para comprender la vida, el poder y el culto que recibían los muertos en el antiguo Egipto.
Una nueva investigación, auspiciada al calor de un documental de la BBC que se emitirá el próximo domingo, refuta la hipótesis de que el joven emperador, que murió con solo 19 años, fue asesinado.
Aunque las causas concretas de su muerte se desvelarán en el programa, los investigadores han adelantado ya que la razón de su fallecimiento fue su mala salud congénita, debida que era el hijo de un incesto. Los nobles egipcios pensaban que la consanguineidad era el mejor modo de preservar la pureza y calidad de la especie, pero hoy sabemos que ocurre justamente lo contrario.
Tras someter a sus huesos a 2.000 análisis con escáners informáticos, el documental reconstruye la imagen real en 3D que se supone tenía el faraón. El resultado tiene poco que ver con la imagen esplendorosa de su conocidísima masca funeraria dorada. El Tutankamón que aquí emerge tiene caderas femeninas y un pecho más cercano al de la mujer que al del hombre y el pie izquierdo es cavo, y se cree que le puso ocasionar molestias muy dolorosas durante su corta vida.
Durante un tiempo se pensó que podía haber muerto en un accidente en un carro, asesinado o víctima de una misteriosa enfermedad. Hoy se descarta el homicidio, porque se ha concluido que todas las fracturas que presenta el cadáver son posteriores a su muerte, excepto una fractura en el fémur encima de la rodilla. El agujero del cráneo, que durante mucho tiempo llevó a fabular con que había sido golpeado, se abrió tras su muerte para verter la resina que ayudó a preservar la momia.
Tutankamón, que accedió al trono con solo 12 años, es un faraón de la 18 dinastía, cuya única acción relevante que se recuerda es que recuperó el culto tradicional a Amón. Su predecesor, Akenatón, había implantado la veneración de monoteísta a Amón.
Una tumba española para Tutankamón
 
 La réplica, construida por Factum Art en Madrid, por fin llega a su destino tras casi dos años de espera por la Revolución Árabe
 

Con el mismo polvo, idénticas marcas dejadas por microbacterias, sus grietas y desperfectos, las restauraciones que a lo largo del tiempo han parcheado la tumba –algunas mejores, otras peores- y, sobre todo, la misma belleza que impresionó, hace ahora 90 años, a Howard Carter. Tutankamón tiene un nuevo sepulcro, esta vez de fabricación española, tan perfecto en su reproducción que sólo necesita ser llenado con turistas y subir exponencialmente la temperatura y el nivel de humedad sofocantes de la tumba auténtica, para conseguir la experiencia real de contemplar a este joven faraón en su viaje al Más Allá.
«La intención de las tumbas nunca fue la de acoger visitantes, de ahí que el deterioro sea tan rápido», explica a ABC Adam Lowe, fundador de la empresa Factum Arte, con sede en Madrid, que ha elaborado una copia exacta de la tumba de Tutankamón. Una tarea para la que se han necesitado tres años de minucioso trabajo, que comenzó con el escaneo de las paredes y el sarcófago que se encuentra en el sepulcro, en el Valle de los Reyes en Luxor.
La réplica, que se ha presentado hoy en El Cairo en un suntuoso hotel –quizás el equivalente profano de nuestros tiempos al lujo de aquellos viejos monumentos faraónicos-, es un regalo que se hace a Egipto con la intención de que se instale en algún lugar donde los turistas puedan sentir la experiencia que supone entrar en la última morada de Tutankamón sin perjudicar la delicada estructura original, explica Lowe.
«El modelo de Altamira fue todo un éxito, y ha marcado el camino para otros proyectos», explica el artista, para quien la instalación de una reproducción, si es fiel al original «y no hay en el mundo, por ahora, un archivo de documentación de un objeto importante que pueda compararse a éste en términos de calidad», no tiene por qué perjudicar el interés del público por visitarlo. «Las cuevas de Altamira tenían 200.000 visitantes al año cuando se cerraron en 1979. Hoy tienen entre 500 y 600.000, y eso que están en un lugar remoto», asegura Lowe.
En los días más concurridos, unas mil personas se introducen por las angostas y profundas escaleras para visitar la tumba del faraón adolescente –murió a los 19 años- y allí, apretujados en este sepulcro, uno de los más pequeños del Valle de los Reyes, contribuyen, con la humedad del sudor y la respiración, al deterioro de los quebradizos yesos que cubren las paredes. «Cada día, las paredes de la tumba se expanden y se contraen, varía la temperatura y la humedad del espacio, y esto acabará por destruirla», alerta el director del proyecto.
Para elaborar la reproducción se han utilizado tres sistemas distintos de registro de datos: un escáner láser, diseñado por el español Manuel Franquelo, que capta imágenes en 3D, un escáner de luz blanca, que mezcla tecnología óptica, topometría en tres dimensiones e imágenes digitales, y una cámara fotográfica, que tomó 16.000 imágenes de alta resolución. El resultado es una copia que puede tocarse y sentir su rugosidad y relieves y que, como ha señalado el ministro de Turismo egipcio, Hisham Zaazu, «si pones las dos tumbas juntas no encuentras mucha diferencia».

La réplica, varada en Madrid

El proyecto ha sido financiado por la Sociedad de Amigos de las Tumbas Reales de Egipto, una organización suiza, y la universidad de Basilea, además de por la fundación creada por la propia empresa. Estaba previsto que la réplica viajara a Egipto en febrero de 2011, pero este homenaje a la historia antigua del país de los faraones tuvo que esperar porque Egipto estaba escribiendo un nuevo capítulo de su historia moderna.
Con Hosni Mubarak fuera de plano y también aquel otro faraón de la egiptología, el antiguo secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Zahi Hawass -que dio en 2009 los permisos necesarios para el inicio del proyecto-, el nuevo Egipto busca recuperar el flujo de turistas que se han mantenido alejados del país por los coletazos de inestabilidad que han sucedido a la revolución. Y nada mejor que sus tesoros culturales para promover Egipto, como ha recordado esta mañana la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, que ha presentado la reproducción de la tumba.

Noventa años de su descubrimiento

El primer peldaño de la tumba de Tutankamón se descubrió el 4 de noviembre de 1922, convirtió a Howard Carter en el egiptólogo más famoso de la historia y desató en el mundo Occidental una auténtica fiebre por la historia del Antiguo Egipto y su mitología que aún dura en nuestros días. No fue hasta el 16 de febrero de 1923 que Carter consiguió abrir la puerta sellada de la cámara mortuoria del joven faraón, que había permanecido cerrada durante más de 3.000 años. Los fastuosos tesoros que se encontraron en la primera tumba que llegaba sin haber sido saqueada a la edad moderna y la leyenda de la “maldición” que supuestamente cayó sobre os primeros intrusos de la tumba, cimentaron la magia intoxicante de la egiptología.
Con este mismo espíritu se ha realizado esta copia perfecta, en la que se mezclan, a partes iguales, tecnología y carga emocional, o, como explica Lowe, «la de sentirte en un lugar verdaderamente mágico».
 Información de ABC
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!

nsf.gov - National Science Foundation - New tracers can identify frac fluids in the environment.

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., hemos recibido la información de la Fundación Nacional de Ciencia de Los Estados Unidos, que nos dice:...".Los científicos han desarrollado nuevos trazadores geoquímicos que pueden identificar los fluidos de flujo de retorno de fracturación hidráulica que se han derramado o liberado en el medio ambiente.....
Los trazadores han sido probados en el campo en un lugar del derrame en West Virginia y aguas abajo de una planta de tratamiento de aguas residuales salmuera petróleo y gas en Pennsylvania....
"Al caracterizar las huellas isotópicas y geoquímicas de boro enriquecido y de litio en agua el flujo de retorno de la fracturación hidráulica, ahora podemos realizar un seguimiento de la presencia de fluidos 'frack" en el medio ambiente y distinguirlas de las aguas residuales procedentes de otras fuentes, incluidos los pozos de petróleo y gas convencionales , " dijo el geoquímico de la Universidad de Duke Avner Vengosh, quien co-dirigió la investigación......................


Scientists develop new geochemical tracers, tested at sites in West Virginia and Pennsylvania

Acid mine drainage flowing through a stream in western Pennsylvania forest.
Acid mine drainage flows through a stream in western Pennsylvania.
Credit and Larger Version
October 20, 2014
Scientists have developed new geochemical tracers that can identify hydraulic fracturing flowback fluids that have been spilled or released into the environment.
The tracers have been field-tested at a spill site in West Virginia and downstream from an oil and gas brine wastewater treatment plant in Pennsylvania.
"By characterizing the isotopic and geochemical fingerprints of enriched boron and lithium in flowback water from hydraulic fracturing, we can now track the presence of 'frack' fluids in the environment and distinguish them from wastewater coming from other sources, including conventional oil and gas wells," said Duke University geochemist Avner Vengosh, who co-led the research.
"This gives us new forensic tools to detect if frack fluids are escaping into our water supply and what risks, if any, they might pose."
Using the tracers, scientists can determine where frack fluid contamination has--or hasn't--been released to the environment and, ultimately, help identify ways to improve how shale gas wastewater is treated and disposed of.
The researchers published their findings today in the journal Environmental Science & Technology. Their study, which was funded by the National Science Foundation (NSF), is the first to report on the development of the boron and lithium tracers.
"With increasing exploitation of unconventional oil and gas reservoirs through the use of hydraulic fracturing, it's important that we are able to assess the extent of hydraulic fracturing fluids entering the environment," said Alex Isern, section head in NSF's Division of Earth Sciences, which funded the research.
"This work is critical as it demonstrates that geochemical fingerprinting provides a powerful tool to differentiate potential sources of contamination and therefore guide efforts to mitigate environmental impacts."
Adds Nathaniel Warner of Dartmouth College, lead author of the paper, "This new technology can be combined with other methods to identify specific instances of accidental releases to surface waters in areas of unconventional drilling.
"It could benefit industry as well as federal and state agencies charged with monitoring water quality and protecting the environment."
Hydraulic fracturing fluids--or frack fluids--typically contain mixes of water, proprietary chemicals and sand. Mixtures can vary from site to site.
Drillers inject large volumes of the fluids down gas wells at high pressure to crack open shale formations deep underground and allow natural gas trapped within the shale to flow out and be extracted.
After the shale has been fractured, the frac fluids flow back up the well to the surface along with the gas and highly saline brines from the shale formation.
Some people fear that toxic frack fluid chemicals in this flowback could contaminate nearby water supplies if they're accidentally spilled or insufficiently treated before being disposed of.
"The flowback fluid that returns to the surface becomes a waste that needs to be managed," Vengosh explained.
"Deep-well injection is the preferable disposal method, but injecting large volumes of wastewater into deep wells can cause earthquakes in sensitive areas and is not geologically available in some states.
"In Pennsylvania, much of the flowback is now recycled and reused, but a significant amount of it is still discharged into local streams or rivers."
It's possible to identify the presence of frack fluid in spilled or discharged flowback by tracing synthetic organic compounds that are added to the fluid before it's injected down a well, Vengosh said, but the proprietary nature of these chemicals, combined with their instability in the environment, limits the usefulness of such tracers.
By contrast, the new boron and lithium tracers remain stable in the environment.
"The difference is that we are using tracers based on elements that occur naturally in shale formations," Vengosh said.
When drillers inject frack fluids into a shale formation, they not only release hydrocarbon, but also boron and lithium that are attached to clay minerals in the formation.
As the fluids react and mix at depth, they become enriched in boron and lithium.
As they're brought back to the surface, they have distinctive fingerprints that are different from other types of wastewater, including wastewater from a conventional gas or oil well, and from naturally occurring background water.
"This type of forensic research allows us to clearly identify possible sources of wastewater contamination," Vengosh said.
Thomas Darrah of The Ohio State University, Robert Jackson of Duke and Stanford Universities and Romain Millot and Wolfram Kloppmann of the French Geological Survey also co-authored the paper, which was partly funded by the Park Foundation.
-NSF-
Media Contacts Cheryl Dybas, NSF, (703) 292-7734, cdybas@nsf.gov
Tim Lucas, Duke University, (919) 613-8084, tdlucas@duke.edu
The National Science Foundation (NSF) is an independent federal agency that supports fundamental research and education across all fields of science and engineering. In fiscal year (FY) 2014, its budget is $7.2 billion. NSF funds reach all 50 states through grants to nearly 2,000 colleges, universities and other institutions. Each year, NSF receives about 50,000 competitive requests for funding, and makes about 11,500 new funding awards. NSF also awards about $593 million in professional and service contracts yearly.
Useful NSF Web Sites:
NSF Home Page:
 http://www.nsf.gov
NSF News:
 http://www.nsf.gov/news/
For the News Media:
 http://www.nsf.gov/news/newsroom.jsp
Science and Engineering Statistics:
image showing an unconventional shale gas drilling site in West Virginia.
An image showing an unconventional shale gas drilling site in West Virginia.
Credit and Larger Version
Photo of unconventional shale gas well site northeastern Pennsylvania.
An unconventional shale gas well in northeastern Pennsylvania.
Credit and Larger Version
An unconventional shale gas well in West Virginia.
An unconventional shale gas well in West Virginia.
Credit and Larger Version
Wastewater tanks at a spill site in West Virginia.
Wastewater tanks at a spill site in West Virginia.
Credit and Larger Version
A disposal site in western Pennsylvania. showing a stream, a forest and two people
A disposal site in western Pennsylvania.
Credit and Larger Versión
The National Science Foundation (NSF)
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!

lunes, 20 de octubre de 2014

NASA : Extreme Ultraviolet Image of a Significant Solar Flare

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., hemos recibido de la Agencia Espacial NASA una espectacular vista captada por :  NASA's Solar Dynamics Observatory y nos dice:  "El sol emite una llamarada solar significativa el 19 de octubre de 2014, alcanzando un máximo a las 1:01 am EDT. Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, que siempre está observando el sol, captó esta imagen del evento en la longitud de onda ultravioleta extrema de 131 Angstroms - una longitud de onda que se puede ver el intenso calor de un brote y que es típicamente coloreada en verde azulado.......

Extreme Ultraviolet Image of a Significant Solar Flare
The sun emitted a significant solar flare on Oct. 19, 2014, peaking at 1:01 a.m. EDT. NASA's Solar Dynamics Observatory, which is always observing the sun, captured this image of the event in extreme ultraviolet wavelength of 131 Angstroms – a wavelength that can see the intense heat of a flare and that is typically colorized in teal.
This flare is classified as an X1.1-class flare. X-class denotes the most intense flares, while the number provides more information about its strength. An X2 flare is twice as intense as an X1, and an X3 is three times as intense.
Solar flares are powerful bursts of radiation. Harmful radiation from a flare cannot pass through Earth's atmosphere to physically affect humans on the ground, however -- when intense enough -- they can disturb the atmosphere in the layer where GPS and communications signals travel.
Image Credit: NASA/Solar Dynamics Observatory
NASA
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!