Mi lista de blogs

domingo, 9 de abril de 2017

ESO : ALMA capta unos impresionantes fuegos artificiales estelares

http://www.eso.org/public/spain/news/eso1711/

7 de Abril de 2017
A menudo, las explosiones estelares se relacionan con supernovas, la espectacular muerte de algunas estrellas. Pero nuevas observaciones llevadas a cabo con ALMA han proporcionado información sobre explosiones que tienen lugar en el otro extremo del ciclo de la vida estelar: el nacimiento de la estrella. Los astrónomos han captado impresionantes imágenes mientras exploraban los restos del nacimiento de un grupo de estrellas masivas, parecidos a fuegos artificiales, demostrando que la formación de estrellas también puede ser un proceso violento y explosivo.
 
A 1.350 años luz de distancia, en la constelación de Orión (el cazador), hay una densa y activa fábrica de formación de estrellas llamada Nube Molecular de Orión 1 (OMC 1, por sus siglas en inglés) que forma parte de la conocida nebulosa de Orión. Las estrellas nacen cuando una nube de gas, cientos de veces más masiva que nuestro Sol, comienza a colapsar bajo su propia gravedad. En las regiones más densas, las protoestrellas se encienden y comienzan a amontonarse sin control. Con el tiempo, algunas estrellas comienzan a caer hacia un centro común de gravedad, dominado generalmente por una protoestrella particularmente grande. Si antes de que puedan escapar de su vivero estelar, algunas estrellas se acercan mucho entre sí, pueden tener lugar violentas interacciones.
Hace unos 100.000 años, varias protoestrellas comenzaron a formarse en las profundidades de OMC-1. La gravedad comenzó a atraerlas entre sí a una velocidad cada vez mayor, hasta que, hace 500 años, dos de ellas acabaron chocaron. Los astrónomos no están seguros de si simplemente se rozaron o chocaron de frente pero, sea como fuere, la potente erupción que se desencadenó hizo que tanto las protoestrellas cercanas como cientos de colosales chorros de gas y polvo, en forma de serpentinas, salieran despedidos hacia el espacio interestelar a más de 150 kilómetros por segundo. Esta interacción cataclísmica liberó tanta energía como la que emitiría el Sol en 10 millones de años.
Quinientos años más tarde, un equipo de astrónomos liderado por John Bally (Universidad de Colorado, EE.UU.) ha utilizado el conjunto de antenas ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) para mirar dentro del corazón de esta nube. En su interior vieron los escombros arrojados hacia fuera desde el explosivo lugar de nacimiento de este grupo de estrellas masivas, una versión cósmica de fuegos artificiales con serpentinas gigantes que salían disparadas en todas direcciones.
Se suponía que este tipo de explosiones eran de una duración relativamente breve, de hecho los restos vistos por ALMA duran unos pocos siglos. Pero, aunque son pasajeras, puede que estas explosiones protoestelares sean relativamente comunes. Al destruir su nube parental, estos eventos también podrían ayudar a regular el ritmo de formación de estrellas en estas nubes moleculares gigantes.
Las primeras pistas sobre la explosiva naturaleza de los restos descubiertos en OMC-1 se obtuvieron con el Conjunto Submilimétrico (Submillimeter Array), en Hawái, en 2009. Bally y su equipo también observaron este objeto en el infrarrojo cercano con el telescopio Gemini Sur, en Chile, desvelando la estructura en forma de serpentinas que se extiende a casi un año luz de extremo a extremo.
Sin embargo, las nuevas imágenes del ALMA muestran la naturaleza explosiva en alta resolución, revelando importantes detalles sobre la distribución y el movimiento a altas velocidades del gas de monóxido de carbono (CO) dentro de esas estructuras en forma de serpentinas. Esto ayudará a los astrónomos a entender la fuerza subyacente de la explosión, y qué impacto podrían tener este tipo de eventos en la formación de estrellas por toda la galaxia.
 

Información adicional

 
ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con el respaldo de dieciséis países: Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con el país anfitrión, Chile. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope, el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía) trabaja en el infrarrojo y es el telescopio de rastreo más grande del mundo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT) es el telescopio más grande diseñado exclusivamente para rastrear el cielo en luz visible. ESO es el socio europeo de un revolucionario telescopio, ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Además, cerca de Paranal, en Cerro Armazones, ESO está construyendo el E-ELT (European Extremely Large Telescope), el telescopio óptico y de infrarrojo cercano de 39 metros que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.
Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El
nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces

Contactos

José Miguel Mas Hesse
Centro de Astrobiología (INTA-CSIC)
Madrid, España
Tlf.: (+34) 91 813 11 96
Correo electrónico: mm@cab.inta-csic.es
John Bally
University of Colorado, USA
Correo electrónico: john.bally@Colorado.EDU
Richard Hook
ESO Public Information Officer
Garching bei München, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6655
Móvil: +49 151 1537 3591
Correo electrónico: rhook@eso.org
Connect with ESO on social media

Imágenes

ALMA ve una explosión estelar en Orión
ALMA ve una explosión estelar en Orión
ALMA capta un evento explosivo en Orión
ALMA capta un evento explosivo en Orión
Una explosión en Orión vista por ALMA y el VLT
Una explosión en Orión vista por ALMA y el VLT

Videos

ESOcast 102 Light: Dramatic Stellar Fireworks (4K UHD)
ESOcast 102 Light: Dramatic Stellar Fireworks (4K UHD)
solo en inglés
Zooming in on an explosive event in Orion
Zooming in on an explosive event in Orion
solo en inglés
Comparison of the ALMA and VLT views of an explosive event in Orion
Comparison of the ALMA and VLT views of an explosive event in Orion
solo en inglés

Ver también


Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso1711.
ESO
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!

ESO : Estrellas que nacen en los vientos de agujeros negros supermasivos

http://www.eso.org/public/spain/news/eso1710/

El VLT de ESO detecta un nuevo tipo de formación estelar

27 de Marzo de 2017
Observaciones llevadas a cabo con el VLT (Very Large Telescope) de ESO, han revelado que hay formación estelar dentro de las poderosas emisiones de material lanzadas desde los agujeros negros supermasivos, presentes en los núcleos de las galaxias. Estas son las primeras observaciones confirmadas de estrellas formándose en este tipo de ambiente extremo. El descubrimiento tiene muchas consecuencias para la comprensión de las propiedades y la evolución de nuestra galaxia. Los resultados se publican en la revista Nature.
 
Un grupo europeo de astrónomos, dirigido por investigadores del Reino Unido, ha utilizado los instrumentos MUSE y X-shooter, instalados en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en el Observatorio Paranal (Chile), para estudiar una colisión que está teniendo lugar entre dos galaxias, conocidas colectivamente como IRAS F23128-5919. Estas galaxias se encuentran a unos 600 millones de años luz de la Tierra. El equipo observó los colosales chorros de material — outflows en inglés —, que se originan cerca del agujero negro supermasivo situado en el centro de la galaxia más al sur, y han encontrado la primera evidencia clara de que hay estrellas naciendo dentro de ellos [1].
Este tipo de chorros galácticos son generados por la enorme emisión de energía proveniente de los activos y turbulentos centros galácticos. Los agujeros negros supermasivos se esconden en los corazones de la mayoría de las galaxias, y cuando engullen materia, también calientan el gas circundante y lo expulsan de la galaxia anfitriona en forma de densos y potentes vientos [2].
"Durante un tiempo los astrónomos han pensado que las condiciones que se dan en el interior de estos chorros podrían ser adecuadas para la formación de estrellas, pero nadie había podido ver este fenómeno en acción porque es algo muy difícil de observar", comenta el líder del equipo Roberto Maiolino, de la Universidad de Cambridge. "Nuestros resultados son emocionantes porque muestran, inequívocamente, que se crean estrellas dentro de estos chorros".
El grupo propuso estudiar las estrellas directamente en el chorro, así como el gas a su alrededor. MUSE y X-shooter, los dos instrumentos espectroscópicos utilizados, los mejores de su campo, permitieron al grupo llevar a cabo un estudio muy detallado de las propiedades de la luz emitida para determinar su origen.
Se sabe que la radiación de las estrellas jóvenes hace que las nubes de gas cercanas brillen de una manera particular. La extrema sensibilidad de X-shooter permitió al equipo descartar otras posibles causas de esta iluminación, incluyendo choques de gas o el núcleo activo de la galaxia.
Entonces, el grupo hizo una inconfundible detección directa de una joven población estelar en el chorro de emisión [3]. Se cree que estas estrellas tienen menos de unas pocas decenas de millones de años, y el análisis preliminar sugiere que son más calientes y más brillantes que las estrellas formadas en entornos menos extremos, como el disco galáctico.
Además, los astrónomos también determinaron el movimiento y la velocidad de estas estrellas. La luz de la mayoría de las estrellas de la región indica que viajan a velocidades muy grandes, alejándose del centro de la galaxia — lo cual tendría sentido para objetos atrapados en una rápida corriente de material en movimiento.
La coautora Helen Russell (del Instituto de Astronomía, Cambridge, Reino Unido), amplía la información: "las estrellas que se forman en el viento que está cerca del centro de la galaxia podrían desacelerar e incluso volver hacia el interior, pero las estrellas que se forman en la zona más externa del flujo experimentan menos desaceleración y pueden incluso volar en grupo fuera de la galaxia".
El descubrimiento proporciona una nueva y emocionante información que podría mejorar nuestra comprensión de algunos enigmas de la astrofísica, incluyendo cómo adquieren sus formas ciertas galaxias [4]; cómo se enriquece el espacio intergaláctico con elementos pesados [5]; e incluso de dónde puede provenir la inexplicable radiación de fondo infrarroja [6].
Maiolino se muestra entusiasta con respecto al futuro: "Si realmente hay formación de estrellas en la mayoría de los chorros de emisión galácticos, como predicen algunas teorías, entonces esto proporcionaría un escenario totalmente nuevo para nuestra comprensión de la evolución de las galaxias".
 

Notas

 
[1] Las estrellas se forman en los chorros de emisión a un ritmo muy rápido; los astrónomos dicen que cada año se crean estrellas por un total de alrededor de 30 veces la masa del Sol. Esto representa más de un cuarto de la formación total de estrellas en todo el sistema de fusión galáctica.
[2] La expulsión de gas a través de los chorros galácticos genera un ambiente pobre en gas dentro de la galaxia, lo cual podría ser el motivo por el cual algunas galaxias dejan de formar nuevas estrellas a medida que envejecen. Aunque estas corrientes son más propensas a ser impulsadas por los masivos agujeros negros centrales, también es posible que los vientos sean impulsados por supernovas procedentes de un núcleo que esté atravesando un vigoroso estallido de formación estelar.
[3] Esto se logró a través de la detección de firmas características de poblaciones estelares jóvenes, con un patrón de velocidad consistente con el esperado en estrellas formadas a alta velocidad en el chorro de emisión.
[4] Las galaxias espirales tienen una estructura de disco obvia, con un dilatado bulbo de estrellas en el centro rodeado por una nube difusa de estrellas llamado halo. Las galaxias elípticas están formadas, sobre todo, por estos componentes esferoidales. Las estrellas del chorro de emisión expulsadas del disco principal podrían dar lugar a estas características de las galaxias.
[5] El proceso por el cual el espacio entre las galaxias — el medio intergaláctico— se  enriquece con elementos pesados todavía es una cuestión abierta, pero las estrellas del chorro de emisión podrían proporcionar una respuesta. Si son expulsadas fuera de la galaxia y luego explotan como supernovas, los elementos pesados que contienen se podrían liberar en este medio.
[6] La radiación infrarroja de fondo cósmico, similar al más conocido fondo cósmico de microondas, es un débil resplandor en la parte infrarroja del espectro que parece venir de todas direcciones en el espacio. Sin embargo, su origen en las bandas del infrarrojo cercano nunca ha sido comprobado de forma satisfactoria. Una población de estrellas del chorro de emisión lanzadas al espacio intergaláctico podría contribuir a esta luz.
 

Información adicional

 
Este trabajo de investigación se presenta en el artículo científico titulado “Star formation in a galactic outflow”, por Maiolino et al.,y aparece en la revista Nature del 27 de marzo de 2017.
El equipo está formado por R. Maiolino (Laboratorio Cavendish; Instituto Kavli de Cosmología, Universidad de Cambridge, Reino Unido); H.R. Russell (Instituto de Astronomía, Cambridge, Reino Unido); A.C. Fabian (Instituto de Astronomía, Cambridge, Reino Unido); S. Carniani (Laboratorio Cavendish; Instituto Kavli de Cosmología, Universidad de Cambridge, Reino Unido); R. Gallagher (Laboratorio Cavendish; Instituto Kavli de Cosmología, Universidad de Cambridge, Reino Unido); S. Cazzoli (Departamento de Astrofísica-Centro de Astrobiología, Madrid, España); S. Arribas (Departamento de Astrofísica-Centro de Astrobiología, Madrid, España); F. Belfiore (Laboratorio Cavendish; Instituto Kavli de Cosmología, Universidad de Cambridge, Reino Unido); E. Bellocchi (Departamento de Astrofísica-Centro de Astrobiología, Madrid, España); L. Colina  (Departamento de Astrofísica-Centro de Astrobiología, Madrid, España); G. Cresci (Observatorio Astrofísico de Arcetri, Florencia, Italia); W. Ishibashi (Universidad de Zúrich, Zúrich, Suiza); A. Marconi (Observatorio Astrofísico de Arcetri, Florencia, Italia); F. Mannucci (Observatorio Astrofísico de Arcetri, Florencia, Italia); E. (Observatorio Astrofísico de Arcetri, Florencia, Italia); a E. Sturm (Instituto Max-Planck de Física Extraterrestre, Garching, Alemania).
ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con el respaldo de dieciséis países: Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con el país anfitrión, Chile. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope, el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía) trabaja en el infrarrojo y es el telescopio de rastreo más grande del mundo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT) es el telescopio más grande diseñado exclusivamente para rastrear el cielo en luz visible. ESO es el socio europeo de un revolucionario telescopio, ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Además, cerca de Paranal, en Cerro Armazones, ESO está construyendo el E-ELT (European Extremely Large Telescope), el telescopio óptico y de infrarrojo cercano de 39 metros que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.
Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El
nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces

Contactos

José Miguel Mas Hesse
Centro de Astrobiología (INTA-CSIC)
Madrid, España
Tlf.: (+34) 91 813 11 96
Correo electrónico: mm@cab.inta-csic.es
Roberto Maiolino
Cavendish Laboratory, Kavli Institute for Cosmology
University of Cambridge, UK
Correo electrónico: r.maiolino@mrao.cam.ac.uk
Richard Hook
ESO Public Information Officer
Garching bei München, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6655
Móvil: +49 151 1537 3591
Correo electrónico: rhook@eso.org
Connect with ESO on social media

Imágenes

Ilustración de estrellas naciendo en los vientos de agujeros negros supermasivos
Ilustración de estrellas naciendo en los vientos de agujeros negros supermasivos

Videos

ESOcast 101 Light: Halladas estrellas en los chorros de emisión de agujeros negros
ESOcast 101 Light: Halladas estrellas en los chorros de emisión de agujeros negros
Ilustración de estrellas naciendo en los vientos de agujeros negros supermasivos
Ilustración de estrellas naciendo en los vientos de agujeros negros supermasivos

Ver también

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso1710.

ESO
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!

BBC Mundo Noticias : Religión .- Por qué América Latina es la única región del mundo donde no crecerá el islam

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-39439257 a vuelo
             
Fieles rezan en el Centro Cultural Islámico de Buenos Aires.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption
                                    Argentina es el país de América Latina con mayor número de musulmanes.

Es la religión que más rápidamente crece en el mundo y se espera que para finales de siglo supere al cristianismo como la confesión con más fieles del planeta.
En América Latina, sin embargo, el islam no parece tener el mismo auge que vive en otras partes.
De hecho, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Pew de Estados Unidos, América Latina será la única región del planeta en la que la tasa de crecimiento estimada para el conjunto de la población para el año 2050 supere ampliamente el incremento en el número de musulmanes.
Se espera que para ese año, la población de la región haya aumentado 27%, en comparación con 2010, pero el número de seguidores del islam se incrementará en apenas 13%.
Durante el mismo periodo, el número de musulmanes crecerá en 73% en el conjunto del planeta, mientras la población general lo hará en 35%, de acuerdo con cifras del estudio del Centro Pew "El futuro de las religiones en el mundo", que incluyó a 19 países de América Latina y el Caribe.

Media playback is unsupported on your device

Los países donde va a crecer más el islam, la segunda religión más extendida del mundo


 
 
 
 
 
 
 
 
VIDEO: Los países donde va a crecer más el islam, la segunda religión más extendida del mundo
De mantenerse esa tendencia, para 2050 en la región habrá un estimado de 940.000 musulmanes, una cifra inferior al número de fieles del islam que ya había en 2010 en países como España o Italia.
Pero, ¿cómo se explica este fenómeno?

1. Pocos fieles

"América Latina es una región única en relación con el tema de la población musulmana porque en la actualidad hay muy pocos fieles musulmanes que viven allí. Estimamos que para 2010 había unos 840.000 musulmanes en todos los países de la región, incluyendo al Caribe", le dijo a BBC Mundo Conrad Hackett, demógrafo y director asociado de Investigación del Centro Pew.

Aumento de población musulmana para 2050

  • Estados Unidos y Canadá 179%
  • África subsahariana 170%
  • Medio Oriente y Norte de África 74%
  • Europa 63%
  • Asia Pacífico 48%
  • América Latina 13%
"Esa es una mínima fracción de los 1.600 millones de musulmanes que hay en el mundo", agregó.
Explicó que mientras en países del continente como Estados Unidos y Canadá la inmigración está impulsando el crecimiento del islam, no hay evidencia de que eso esté ocurriendo en América Latina.
"En América del Norte, concretamente en Estados Unidos y Canadá, la población musulmana no es muy numerosa, pero vemos una tendencia migratoria en marcha con grandes cantidades de personas que están llegando procedentes de países con mayorías musulmanas. No todos los inmigrantes son musulmanes, pero sí la mayoría", dijo.
Explicó que parte de esta emigración responde a la búsqueda de mejores oportunidades económicas, pero también a otros factores como la existencia de programas como la lotería de visas de Estados Unidos o a los programas de acogida de refugiados.
"No tenemos evidencia de grandes migraciones que estén llegando a América Latina procedentes del Sureste Asiático o de otras regiones. Eso puede cambiar por motivos económicos o por cambios en las políticas migratorias, pero al momento de hacer las proyecciones no había ninguna evidencia de que eso fuera a ocurrir", indicó.
2. Conversiones
Otro factor que podría contribuir al incremento del número de musulmanes en América Latina son las conversiones.
La mezquita Ibrahim Ibin Abdul Aziz Al-Ibrahim en Caracas.Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption
                                    La mezquita Ibrahim Ibin Abdul Aziz Al-Ibrahim, en Caracas, es la segunda más grande de América Latina.

"Algo que podría hacer la diferencia es que hubiera mucha gente en la región que estuviera cambiando de religión. Digamos que crecieron como católicos pero se sienten atraídos al islam y se convierten. Pero no tenemos evidencia de que ese sea un fenómeno importante", dijo Hackett.
El experto indicó que esto está ocurriendo en la región pero desde el catolicismo hacia varias formas de protestantismo, es decir, cambios dentro del cristianismo.
"Por ejemplo, el pentecostalismo está creciendo a una tasa más rápida que el conjunto de la población", dijo.
3. Fertilidad
Otro de los grandes motores que está impulsando el crecimiento del número de musulmanes en el mundo es su alta tasa de fertilidad.
"En África, donde está muy fuerte el islam, cada mujer tiene 4, 5 o 6 hijos lo que acelera el ritmo de crecimiento de la población allí tanto en el caso de los musulmanes como de los cristianos. Pero, en América Latina, aunque la región tuvo altas tasas de fertilidad en el pasado, en muchos países ahora las mujeres están teniendo 1, 2 ó 3 hijos", apuntó Hackett.

Países de América Latina con más musulmanes

(cifras correspondientes a 2010)

  • Argentina 400.000
  • Venezuela 90.000
  • Brasil 40.000
  • Panamá 30.000
  • Colombia 10.000
  • Honduras 10.000
Getty Images
"Es una tasa relativamente modesta y no tenemos evidencia de que la población musulmana de la región tenga una tasa más alta", añadió.
Señaló que existe la posibilidad de que la tasa de fertilidad de los musulmanes en América Latina sea un poco más alta y que, en ese caso, sus estimaciones estarían siendo muy conservadoras.
"En Argentina, por ejemplo, que es el país de la región con mayor número de seguidores del islam, no tenemos datos específicos sobre la tasa de fertilidad de los musulmanes. Muchas veces cuando un grupo religioso es muy pequeño, el censo no tiene datos al respecto, por lo que es difícil saber específicamente cuáles son sus características", agregó.
Hackett advirtió que, en cualquier caso, América Latina tiene una población musulmana tan pequeña que incluso si hubiera una gran ola migratoria la región tendría un largo caminopara equiparse a lo que está pasando con los musulmanes fuera de la región, especialmente en Europa y en Asia.

Temas relacionados

Contenido relacionado

BBC Mundo Noticias
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!