Mi lista de blogs

sábado, 15 de marzo de 2014

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CXLIII.- Ofelia le han detectado cáncer al cuello uterino, con tan solo 22 años de edad

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; Don Antonio, padre de Ofelia, la convenció para que asista al despistaje de algún cáncer que iba a ser practicado a todos los trabajadores de la Fábrica de Productos Plásticos "El Dorado"; lo embarazoso para ella era que en la noche anterior había perdido su virginidad y aún tenía muy fresca la herida muy sensible del himen roto; tal vez  este examen médico sea oportuno por que ella sentía síntomas preocupantes por abundantes descensos vaginales acompañados de sustancias blanquecinas y gotas de sangre negruzcas.
Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Ofelia, al levantarse a las cinco y media de  la mañana, amaneció con sus dolores vaginales, su trusa estaba manchada con sangre y lo más preocupante al hacerse el lavado vaginal expulsó trozos de sangre cuajada y unas sustancias blanquecinas; se desinfectó y logró controlar el dolor; luego se cambió de ropa y estando lista fue al comedor a tomar el desayuno, ya estaba allí su padre esperándola, se dieron los saludos y rápidamente ingirieron sus alimentos; luego Don Antonio encendió el motor de su automóvil.
En seguida estando los pasajeros a bordo dentro del automóvil partieron rumbo a la Fábrica; Ofelia sentía vergüenza y temor al mismo tiempo por los descensos vaginales, que no podía comentarlos con su padre; aún así, ella empezó el diálogo y dijo:
--- Querido Padre,  creo que ha sido muy oportuno el chequeo oncológico que vamos a ser sometidos todos los trabajadores de la Fábrica, y como bien lo dijiste anoche;  es pura coincidencia, por que he amanecido con características no normales en mis genitales, todo se ha juntado al mismo tiempo que me tiene muy preocupada.
Don Antonio, sintió como una estocada directa a su corazón, pensando que por herencia genética familiar, sus parientes más cercanos han sufrido  el ataque de algún cáncer y siendo su única hija Ofelia, sea una víctima más, le afligía en sobremanera, pero tratando de ser fuerte ante el infortunio, le contestó:
--- Hija mía, aunque no lo creas, el destino te señala las cosas y te reserva hechos o actos que pueden cambiar por completo el rumbo de tu vida; la coincidencia en tu caso puede ser muy oportuna paaa señalar o diagnosticar tu estado salud, que tal vez se haya descuidado, por que simplemente no tenías ningún síntoma, que ahora ya lo tienes por esos descensos vaginales.
Don Antonio, hizo una pausa, temiendo lo peor y agregó:
--- Hija mía, tu eres muy joven y tienes la fortaleza necesaria para enfrentar y con éxito cualquier anomalía orgánica de tu cuerpo; aún contando con el mismo  cáncer que no es tu caso, que de presentarse alguna forma de este mal, lo superarás con creces, por que eres te repito una joven muy buena que haces mucha falta a la sociedad...
Nuevamente Don Antonio se tomó una pausa y conteniendo su emoción pesimista, finalizó:
--- Hija mía, tu eres el único tesoro que me acompaña en mi existencia, tanto te amo que me moriría si  algo te suceda; confío en Dios que todo saldrá bien hoy día;  y en la noche celebraremos tu buena salud.
Ante emotivas que escuchó de su padre, Ofelia no pudo contener las lágrimas y empezó a sollozar y se aferró al cuerpo de su padre y le dijo:
--- Querido Padre, ¡¡¡ Que cosas suceden tan inesperadamente !!! hace dos noches antes, nada nos preocupaba a nosotros, todo empezó con mi salida con Olzagon y ahora con el chequeo médico, y nosotros nos estamos adelantando a pronósticos errados sin conocer  lo que dirán los especialistas; por ejemplo en tu caso será la próstata; como muy lo dijiste  en la noche lo celebraremos con un trago nuestra buena salud.
Lamentablemente, el destino como lo dijo Don Antonio, les tenía reservado pésimas noticias que las desarrollaremos más adelante con la dinámica de los acontecimientos venideros que van a ser muy dolorosos para la familia.
Siendo las 8:30 de la mañana, llegaron a la Fábrica, Don Antonio y su hija Ofelia, al abrir el portón para permitir el ingreso del automóvil, se pudo observar las largas filas de hombres y mujeres separadas, esperando  su turno para el chequeo médico.
Ofelia,  se bajó del automóvil y fue en búsqueda de sus compañeras del Departamento de Personal., felizmente como era muy querida le habían reservado su turno y no tenía que ser la última de la fila; ella como es natural observó la hilera de hombres buscando a Olzagon y pudo localizarlo  entre los primeros de la fila, ambos se saludaron levantando sus manos.
Olzagon, también estaba preocupado por lo que había sucedido en la noche anterior y lo difícil que será para Ofelia al someterse a un manipuleo uterino cuando acaba de perder su virginidad.
El tiempo sigue su curso, y los médicos están muy atareados haciendo los chequeos  a los trabajadores de la Fábrica; en la fila no estaban los Gerentes, por la sencilla razón de ser los jefes y consideración a su cargo, serán los primeros en hacerse el chequeo. Entre ellos estaban Don Antonio, privilegio por ser Supervisor de Ventas.
Aproximadamente siendo las 11:30 de la mañana, le tocó el turno a Ofelia; ella estaba muy nerviosa, por que mientras estuvo aguardando su turno  sintió humedad en sus genitales, eso significó que continuaban los descensos, al llegar a la mesa de operaciones, le ordenaron retirar la trusa y acostarse boca arriba, abriendo las piernas; ella se tranquilizó, por que el personal médico estaba integrado por mujeres.
La que ordenaba y chequeaba, le dijo:
--- Señorita por favor suelte su cuerpo, por que con las piernas rígidas no podemos hacer el chequeo.
La oncóloga con la ayuda de una pequeña linterna y abriendo la vulva de Ofelia, comenzó a revisar el útero e inició la exploración pélvica  y rápidamente se dio cuenta que la paciente tenía el himen roto y lo poco que quedaba en las paredes del útero, se tendrá que retirar para no confundir con algún síntoma que haya en el cuello uterino.
Pero no fue necesario en ese momento el útero, segregó una sustancia viscosa y blanquecina que era producto de un cáncer agresivo en al cavidad uterina.
 
Para ilustración agregamos dos imágenes:
 
Anatomía del aparato reproductor femenino. Los órganos del aparato reproductor femenino incluyen el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina. El útero tiene una capa muscular externa que se llama miometrio y un revestimiento interno que se llama endometrio.
 
Estadio I
En el estadio I, el cáncer se encuentra solamente en el cuello uterino. El estadio I se divide en estadios IA y IB, según la cantidad de cáncer que se encuentre

Cáncer de cuello uterino en estadios IA1 y IA2. En los tejidos del cuello uterino se encuentra una muy pequeña cantidad de cáncer que solo se puede ver bajo un microscopio. En el estadio IA1, el cáncer no mide más de 3 mm de profundidad y no más de 7 mm de ancho. En el estadio IA2, el cáncer mide más de 3 mm de profundidad, pero no más de 5 mm, y no mide más de 7 mm de ancho.
Información: del Instituto Nacional del Cáncer de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos.

Para estos casos, hay que actuar con mucha cautela para no alarmar a la paciente; la Doctora responsable del chequeo de inmediato tomó muestras para enviarlas al Laboratorio(Prueba de Papanicolaou ) y certificar si era el mal y conocer así la intensidad y avance del cáncer que estaba sufriendo sin saberlo Ofelia, luego de terminar el chequeo y mirando con dulzura a la paciente, le dijo:
--- Hija, acabas de perder tu estado de doncella (virginidad) y esa acción ha activado una dolencia que ha estado afectando al cuello uterino y por favor dime desde cuando has observado lo siguiente:
- Dolor vaginal
- Descensos viscosos de color blanquecino
- Sudoración en cuerpo cuando amanecías
- Sangre en la orina
Ofelia, muy alarmada se sentó en la mesa y preguntó:
--- Doctora, por favor, díganme: ¿Me ha detectado cáncer? le ruego que no oculte mi mal si lo tengo, para de inmediato iniciar el tratamiento de curación, los síntomas que usted menciona recién aparecen desde la noche que perdí la virginidad, si bien desde hace mucho tiempo me bajaban sustancias, pero no eran significativas en algunos caso solo era una gota o dos a lo mucho que no humedecía la trusa.
El desfogue de los descensos me vienen después de haber estado con mi enamorado o sea tan solo hace 24 horas hasta este momento..... continuaremos.....
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!