Mi lista de blogs

domingo, 6 de abril de 2014

La Casa de la Loma tiene un Fantasma; Capítulo CCLV.- Don Matías "El amancebado" con la cabeza borracha de pasiones, es embaucado por un hueste satánico llamado "Pascuala" y trata de conducirlo a un precipicio

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma y como informamos en el capítulo anterior, Amalia, la segunda hija de Don Matías "El amancebado" se resistía a ser una amante más de su propio padre por que le repugnaba el asqueroso  incesto y además,  le apestaba el olor del cuerpo de su padre; para evitar esta abominable situación, se entregó a un joven llamado "Panchito", este atrevimiento le ocasionó represalias del acosador (su padre) a trabajar duras tareas, que ella gustosa aceptó y al terminar la faena, ella decidió ir a visitar a "Panchito" y mantener relaciones para tener un hijo; en ese transcurso del tiempo cuando ella se cambiaba de ropa, apareció su padre para violarla , pero ella huyó a casa de "Panchito".


Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA" , esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDICOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Amalia, al evadir el acoso de su padre y refugiarse en al casa de "Panchito", logró evitar una violación segura que la habría convertido en la tercera amante de su propio padre; "Panchito" un joven aún no muy seguro para  asumir la responsabilidad de tener una mujer a cargo, tuvo que aceptar proteger a Amalia y ella durmió esa noche con él, que era justamente lo que había decidido para tener un hijo de él.
Por la otra parte, Don Matías "El amancebado" maldecía su falta de agilidad que le impidió atrapar a su "presa" (Amalia) que se le  escapó de las manos; definitivamente aceptó su derrota, jurando así mismo no volver a insistir más por que se estaba exponiendo ante el común de las gentes.
Pasaron cinco meses de este incidente, donde Lucrecia dio a luz una hija mujer, Melania estaba de cuatro meses de embarazo y Amalia después  de tanto insistir con "Panchito", recién le provocaron los primeros vómitos de embarazo.
En el transcurso de ese tiempo, Don Matías hizo  las pases con su hija Amalia y permitió  "Panchito" trabajar una chacra que estaba ociosa para sembrar y mantenerse con el fruto de la tierra; sacaron una cosecha, vendieron los productos y lo primero que hicieron fue comprar ropa a Amalia que tanto lo necesitaba; y ella continúo haciendo las tareas de su casa y que no podían hacer sus hermanas.
Con esa aparente normalidad, Don Matías "El amancebado" seguía engendrando hijos a sus amantes hijas; parece una desgraciada contradicción, pero esa era la verdad, la casa donde vivían estaba envuelta de una tenebrosa sombra, cuyo manto diabólico hacía levantar los pelos del cuerpo y el crispamiento de todos los músculos por el temor que irradiaba el solo hecho de estar cerca a esa casa; alguien comentó que esta vivienda es " una sucursal del infierno". 
Recordando lo narrado con anterioridad; Don Matías fue seducido por un hueste satánico, transmigrado en la persona de Pascuala, quien estaba decidido para llevarse al incestor a los quintos infiernos por orden de satanás y será en cuerpo y alma.
Don Matías, recordaba con pasión  a Pascuala y lamentaba haberla perdido muchos años atrás y ahora se presentaba a ser suya en la pampa; pues era la oportunidad que había esperado y hoy la tenía al alcance mirando la punta de su nariz y por ningún momento se puso a pensar que horas antes, también había sido seducido por otra mujer que se lo había estado llevando y fue salvado por los hermanos de Manchay.
 Y la recomendación de Florencio Manchay, que no se deje seducir por voces de mujeres desconocidas y no fue tomado en  cuenta; todos sus sentidos estaban llenos con el afloramiento de testosterona y como macho tenía que poseer a la hembra, en ese estado de embrutecimiento, no hay razones valederas y que hagan cambiar aún sabiendo que puede llegar al mismo precipicio y desbarrancarse; la pasión desenfrenada, plasmada en deseos para disfrutar el sexo, nadie lo detiene, nos recuerda la barbarie llevada a la brutalidad sin control muy extrema...
Pascuala, seguía en su empeño y con palabras seductoras cargadas de una ponzoña engañosa, continuaba, así:
--- Han pasado cuantos años sin verte Matías, el destino quiso que nuevamente te encuentre y esta vez para ser tuya para toda la vida; he sufrido por el tiempo pasado, buscándote y nadie me daba razón, si quiera un indicio de tu paradero.
Don Matías, muy perturbado  por sus pasiones, le contestó:
--- Pascuala, también yo te extrañaba y me había resignado a olvidarte por que tampoco nadie me indicaba donde buscarte y llegar donde estabas, me parece una mentira hecha realidad al encontrarte tan repente; ni siquiera me imaginaba como llegaste hasta aquí...
El hueste satánico "Pascuala" que estaba con la mente muy  ágil y con las pilas bien puestas, le contestó:
--- Matías, "cuando la mujer quiere nadie la detiene"  y puede cruzar caminos, ríos, lagos y mares hasta llegar al ser que ama; así lo hice y llegué a este lugar..
Don Matías, muy entusiasmando por lo expresado por la supuesta Pascuala, le contestó:
--- ¡¡¡ Caramba !!! tu si que sabes conquistar al hombre que deseas, tu entusiasmo es contagiante, ahora por favor acercate para abrazarte, mientras vamos llegando a la pampa, que nos servirá de cama para satisfacer nuestros deseos..
El hueste satánico no podía acercarse por que no era un ser hecho de materia y con apariencia pero sin vida, actuaba para simular que era una persona con el único propósito de engatusar a la víctima y como tenía que dar una prueba que era efectivamente, hizo lo que podía hacer en ese momento tocarle los hombros y dijo:
--- ¡¡¡ Caramba !!! te muestras muy amoroso y quieres abrazarme, pues yo te gané y toqué tus hombros, y no te apresures por que en la pampa tendrás todo el tiempo para abrazarme con todo mi cuerpo completamente desnudo, paciencia que separados caminamos mejor y llegaremos rápidamente a nuestra cama natural que nos está esperando.... ánimo hombre .... ya casi estamos llegando..
Don Matías estaba tan seducido, que nunca se puso a pensar que en ese lugar no había ninguna pampa, en la zona que él, caminaba cuesta arriba  hacia su casa o bajaba cuesta abajo era muy pendiente, por que su casa estaba sobre una loma; las pampas estaba en Cunante. Mas bien al otro lado de la loma había una peña que terminaba en un precipicio de unos 500 metros de  altura, que si alguien se despeñaba al caer moría despedazado por el impacto al caer sobre rocas puntiaguas. Ese era el plan de la supuesta Pascuala y este sería ejecutado a las 12 de la noche.
El tiempo avanza y Don Matías sigue caminando completamente solo, la sombra del espíritu  de Pascuala, solo vuela, pero él, por la oscuridad de la noche no puede verla.
El hueste satánico atizaba los ánimos pasionales lascivos de Don Matías, encendiendo los deseos desenfrenados de tener sexo, por lo que la víctima iba directo y derecho al precipicio y una vez más la supuesta Pascuala, le dijo:
--- Matías, me siento feliz que después de tantos años lograré el  verdadero amor, abrazándote, besándote y sabiendo que me harás tuya, estoy padeciendo de una fuerza acumulada que va a desfogar cuando tu subas sobre mi cuerpo penetrandome con esa fortaleza y vigor de un macho, que me hará delirar de pasión y ver el Cielo de tanta felicidad y me sentiré la hembra más venturosa del mundo y caeré rendida en tus brazos.
Don Matías, al escuchar esas frases tan insinuantes, que ningún humano pecador se podría resistir; toda esta situación indicaba que esta vez  este fornicador iba directo al mismo infierno; además,  esa era la decisión de Don Satán.
Sin embargo, esa misma noche llegaba a su morada un vecino de Don Matías, que vivía en la loma del frente a su casa, y que compró un gallo al sacerdote de la Parroquia vecina;  para reproductor de 40 gallinas que "estaban poniendo del viento"(Así  se denomina en Socchabamba cuando son huevos estériles) y cuando se aproximaba a las 12 de la noche el nuevo gallo agitaba sus alas para cantar y hacer saber a las gallinas que ya tenían un esposo durmiendo en su mismo gallinero.... continuaremos......
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!