Mi lista de blogs

domingo, 15 de junio de 2014

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CLIV.- El Supervisor de Ventas dice en el almuerzo que se desprende de Olzagon como sus asistente....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capitulo anterior, el Gerente General de la Fábrica de Productos Plásticos "El Dorado", invitó a almorzar al Supervisor de Ventas y Olzagon para celebrar la exitosa venta de este último a una cadena de supermercados y cuando se sentaron en la mesa del Restaurante "Las Delicias del sabor ", al Supervisor se le cayó la servilleta al colocarla sobre la rodilla y por no tener experiencia en comida de etiqueta y sus dos acompañantes sin proponérselo soltaron la risa a carcajadas, claro que disimularon que habían recordado un viejo chiste.
Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Lo que iba ser un almuerzo de adustez, se convirtió sin desearlo en algo jocoso y rompió el hielo flotante con la caída de la servilleta de la rodilla del Supervisor de Ventas; quien no era un ducho en costumbres de etiqueta, lo que originó unas carcajadas incontrolables de parte de Olzagon que animó al Gerente General a hacer lo mismo.
El Supervisor (Homero como se llamaba) estaba perturbado por la situación embarazosa de hacer el ridículo y lo único que le quedaba era salir; pero no lo podía hacer, por que significaría un desaire contra la Gerencia, y no teniendo otra alternativa, pidió disculpas, diciendo:
--- Les ruego me disculpen por mi inexperiencia o mejor dicho torpeza, en el uso de la servilleta que tanta  risa originó a Olzagon; tal vez a mis años es la primera vez que comparto una mesa de etiqueta y obviamente se comete errores
El Gerente General, también se sintió aludido por lo que expresó el Supervisor y dijo:
--- Disculpa Homero, que me haya reído, lo lamento mucho y solo fue un ataque de risa incontrolable, pero nunca me reí de tu percance; sino que recordé un viejo chiste que coincidió con la carcajada de Olzagon...
El Gerente hizo un pausa y agregó:
--- Sin embargo, este pequeño incidente tiene sentido, por que se rompió el hielo flotante en este ambiente y damos inicio a la diversión.
El Gerente,  nuevamente hizo una pausa y prosiguió:
--- Pues, algo tenía que suceder y por favor olvida esa cara de vergüenza por que no haz cometido ningún delito, todos cometemos errores y el tuyo es una pequeña  hormiga que está llegando a un panal lleno de miel con las abejas dormidas..jajajaja en realidad nunca he visto una abeja dormida..jajaja
A todos les cayó la gracia: :::"Abejas dormidas...en un panal ...."jajajajaj..jajaja.." .todo sucedió tan espontáneo que la "famosa servilleta" sirvió para amenizar la mesa.
Con la carta en mano cada uno dirigió sus ojos al platillo de su preferencia o tal vez pedir algo nuevo y conocer su sabor, por que ese restaurante estaba catalogado como el mejor en aquella ciudad y con precios muy elevados que no muchos se podían dar el lujo de acudir allí a saborear sus exquisitos platillos.
El Gerente pidió pechuga de gallina con champiñones; Olzagon pidió bistec de corte argentino y el Supervisor una parrilla de carne de ternera; antes que traigan los platillos; el Gerente pidió un Vino de Ica;  para beber como un aperitivo y otro vino borgoña para asentar el almuerzo.
Al servir el vino el mesero, les deseó ¡¡ un salud !!! a sus clientes; entonces el Gerente levantando la copa, brindó diciendo:
--- Mis estimados amigos vamos a brindar por los éxitos que estamos logrando en las ventas gracias a ustedes que venden nuestros productos y además, brindamos por la designación del Nuevo Supervisor de Ventas que ha recaído en tu persona Homero y finalmente brindamos por la fabulosa venta a la cadena de supermercados "Mercado Gigante" hecha por Olzagon.
Los tres personajes chocaron sus copas y bebieron sus tragos; como era previsible el Gerente y Olzagon solo libaron un trago, en cambio el Supervisor se lo bebió todo el contenido de una sola vez.
El Gerente sirvió de nuevo, diciéndoles:
--- Muy bien Señor Supervisor, aquí va la segunda, y agregó: Dijo Doña Facunda: "No hay primera sin segunda".
Y de nuevo chocaron las copas, brindando; naturalmente  el Gerente y Olzagon,  bebieron otro sorbo de su copa y el Supervisor lo terminó de una sola vez; el Gerente le sirvió de nuevo. e hicieron un paréntesis y conversaron alegremente.
Justamente el Supervisor con dos copas de vino en su estómago, desahogó sus sentimientos y su ánimo se sintió aliviado y comenzaba a librarse de personas y de la envidia que oprimía su ser; pues el trago lo liberó de tantas perturbaciones que lo esclavizaban y le impedía desarrollar su personalidad tal como lo sentía y como perdió el miedo que actuaba como una muralla, el licor la rompió y la hizo añicos...¡¡¡ Gran Favor para un individuo !!! que estaba sumido en sentimientos encontrados y mirando al Gerente y Olzagon, les dijo:
--- Señor Gerente, creo que usted ha hecho justicia con mi persona al ascenderme de puesto; por que casi toda  mi vida que he trabajado aquí, fui postergado por mi jefe inmediato; él, nunca me dio la oportunidad de desarrollar mi capacidad y tal vez dentro de 5 años más adelante me hubiese jubilado cargando sobre mis hombros sentimientos de odio pidiendo revancha; pero a Dios gracias mi opresor se fue...
Homero hizo una pausa y agregó:
--- Señor Gerente, creo que al invitarnos a compartir un almuerzo con usted ha sido una iniciativa de recompensa para quienes trabajamos durante los 360 días del año, el joven Olzagon que acaba de ingresar fue impuesto como mi asistente, sin quitarle méritos que los tiene en abundancia, creo que se cometió una injusticia en contra de otros vendedores que laboran entre 5 y 8 años y con mucha experiencia...
Homero, nuevamente hizo una pausa y finalizó:
--- Gracias Señor Gerente por invitarme este almuerzo ( ruego me disculpe insistir en ello), usted solo ha hecho justicia con un trabajador que labora en esta Fábrica por 25 años; le prometo lealtad y mucho trabajo; en cuanto al personal a mi cargo  será de absoluta responsabilidad como lo manejaré y mi primera acción será promover a un vendedor de 8 años de trabajo como mi asistente y Olzagon regresa a la base a trabajar muy duro y parejo para que se gane el puesto de asistente de ventas.
El Gerente General, sintió la pegada de su Supervisor y sin decir palabra alguna de las frustraciones acumuladas que no le permitía observar que Olzagon era un "asistente de oro"; pero tampoco podía desautorizarlo  y calla, momento que fue interrumpido por el mesero que llegaba con los humeantes platillos para almorzar..... continuaremos......
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!