Mi lista de blogs

domingo, 29 de junio de 2014

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CLVI .- Olzagon esquiva con agilidad agresión del Supervisor de Ventas y él, piensa que tal vez ha perdido su trabajo.

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon, y como informamos en el capítulo anterior; el Supervisor de Ventas de la Fábrica de Productos Plásticos "El Dorado, estaba almorzando junto con el Gerente General de la Fábrica y el joven vendedor Olzagon; el Supervisor al haber ingestado excesivo dosis de licor, encaró y discutió con el Gerente y lo desafió con renunciar a la Supervisión de Ventas y fue más allá al pretender según sus deseos entrevistarse con los accionistas de la Fábrica para que  despidan al Gerente; éste en descargo de tanto infundio, puso "paños tibios" a la discusión tendiendo a la cordialidad y sugiriendo al díscolo Supervisor no renunciar al trabajo y le ofreció conceder todas las facilidades para que se entreviste con algún accionista y más magnánimo al contestar que ese altercado no existió y todo seguiría normal entre ellos.

Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.
 
El Gerente General a pesar de haber sido agraviado de palabra por el insolente Supervisor de Ventas, en todo momento tendió puentes para lograr la armonía, pero el Supervisor envalentonado por la ingesta de licor, no entendía razones, estaba enceguecido por el odio y el rencor acumulado por 25 años de servicios prestados a la Fábrica, que siempre le remuneraron según su producción.
Como el almuerzo a medio empezar, se dio por concluido; el Gerente después de haber explicado en palabras armoniosas al errático Supervisor, pidió la cuenta al mesero, quien fue a la caja y llenó el comprobante de pago por lo "consumido" y regresó a la mesa de las tres personas entregando el documento de pago, entonces el Gerente metió la mano al bolsillo y pagó la cuenta.
Se levantó de la mesa , no sin antes agradecer la presencia  del Supervisor y Olzagon y aclarando que había mantenido una buena relación con sus trabajadores, pero que de todas maneras revisará los reportes de ventas que la Gerencia tenga a su alcance, por que de acuerdo a ley, no se puede archivar documentos con una antigüedad de hasta 25 años atrás.
El Gerente, luego se acercó a la caja del restaurante y solicité le cambien un billete de elevado valor en billetes de menor valor para pago de taxi y lo repartió entre Olzagon y el Supervisor, quien no recibió el billete aduciendo que tiene suficiente dinero para pagar su taxi.
El Gerente, guardó su dinero que no le recibió el empleado y se retiró a su casa en un taxi, por que no llamó a su chofer, el hombre estaba muy enojado, por que había pensando hacer un reunión entretenida e incluso hacer  planes y resultó un fracaso por la impertinencia del Supervisor que cobardemente se aprovechó de los tragos que bebió para vomitar insultos y reclamos sin fundamento.
Olzagon, estando frente a su jefe, se acercó estirando la mano para despedirse, pero el Supervisor se negó a aceptar la retirada y le dijo:
--- No tan rápido Olzagon, ahora que no tenemos interferencias, necesito conversar contigo varios asuntos pendientes.....
Olzagon, respetuosamente le contestó:
--- Señor no creo que sea buena idea conversar en este momento que los ánimos está caldeados; además usted se pasado en tragos lo que no estamos ecuánimes como para conversar en estas condiciones; por lo que posterguemos nuestra conversación para mañana y eso nos permitirá dialogar con mente limpia, y así delucidaremos lograr resultados satisfactorios para ambas partes; mas bien le sugiero que vaya a su casa a descansar.
El Supervisor, se enfureció con su  estado de ánimo agresivo que ya no podía controlar y dijo:
--- Así que no quieres conversar conmigo, pues te voy a enseñar a respetar a tus jefes.
El Supervisor luego se abalanzó contra el cuerpo de Olzagon para atacarlo con puñetes; pero el joven vendedor adivinó la intención del agresor, zafó el cuerpo esquivando por milímetros el puñetazo dirigido a su cara; lo que motivó que el pesado cuerpo del Supervisor de vaya  al vacío y fue a parar encima de una mesa que la dobló en dos por el impacto de su cuerpo.
Rápidamente intervinieron los meseros y algunos clientes curiosos  se levantaron de sus mesas y se arremolinaron alrededor del cuerpo caído del agresor.
Olzagon, observando que su jefe agresor solo se golpeó por el impulso de su propio cuerpo, se acercó y le extendió la mano para ayudarlo a levantarse, pero una vez más se negó aceptar la ayuda del joven vendedor; más bien comenzó a insultarlo y se levantó con su propios medios, fue el preciso momento que intervino el personal de seguridad del restaurante y cogieron el cuerpo del Supervisor y a empellones lo expulsaron del local.
Olzagon lleno de vergüenza y viendo que las cosas estaban empeorando y desde la manifiesta agresividad del Supervisor, optó por retirarse por otro lugar esquivando la presencia de tan indeseable individuo que demostró ser un petulante y agresivo contra él.
El joven vendedor se fue a su domicilio, al llegar encontró a Laurita con el almuerzo que le había guardado, eran aproximadamente las 16:00 horas del día y como tenía hambre, valía la pena servirse tan  delicioso almuerzo de bistec con papas fritas  montado con huevo frito y torrejas de plátano frito.
Laurita, un poco inquieta, por que no almorzó temprano, le preguntó:
--- Dime Amor: ¿ Te ha sucedido algo? nunca vienes a esta hora y felizmente te guardé el almuerzo pensando que llegarías un poco después, pero ya han pasado tres horas; por favor no me ocultes nada: ¿Qué pasó?
Olzagon sabiendo lo dulce y cariñosa que era su amante, le narró todo lo sucedido en el restaurante y con agravante que podría haber perdido su trabajo; si bien aún no lo despidieron, pero la agresión de su jefe, era lo último que se esperaba para abandonar el trabajo.
Laurita, entendió perfectamente la situación emotiva que estaba atravesando su joven amante y le dijo:
--- Amor de mi vida, aún nadie te ha echado del trabajo, por lo que te he escuchado tienes el apoyo del Gerente; y tal vez el Supervisor ya no regrese mañana; entonces tu continuarás trabajando  como de costumbre; pero si el señor Supervisor regresa mañana, en ese caso si se ponen difíciles las cosas, por que ya te faltó el respeto y lo seguirá haciendo y el Gerente lo atenderá a él, por ser sus asistente inmediato....
Laurita se tomó una pausa y finalizó:
--- Amor cuentas con todo mi apoyo y la comida nunca te faltará si te quedas sin trabajo.
Olzagon abrazó amorosamente a Laurita y la invitó a subir al segundo piso a un encuentro amoroso, pero ella le recordó que recién había almorzado y se postergaba dicho encuentro para las 22:00 horas del día (noche)...... continuaremos..........
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
 Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!