Mi lista de blogs

domingo, 21 de diciembre de 2014

La Historia del Amor Cruel : Capítulo CLXXXI.- Delia después de haber disfrutado su encuentro amoroso con Olzagon; decide no verlo más, para evitar que sea agredido por su familia.....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon; y como informamos en el capítulo anterior Olzagon y Delia disfrutaron de un amoroso y venturoso encuentro amoroso en la Habitación N° 177 del Hotel "El nido del descanso"; sin embargo al finalizar tan dichoso evento, alguien tocó la puerta de la habitación, mencionando el nombre de Delia, instándola a salir de inmediato, por que de lo contrario será considerada una "mujer cualquiera"; ni Olzagon, ni Delia conocen quien está detrás(frente) de la puerta y con ánimos muy agresivos....


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Nelson y Gabriel, con el plan de destruir el encuentro amoroso de Olzagon y Delia, terminaron sus tragos y se encaminaron al Hotel, hicieron la pregunta al empleado de la recepción, en principio se negó a recibirlos, pero Gabriel metió la mano al bolsillo y sacó un fajo de dinero; el empleado se ablandó y les dio una copia de la llave de la habitación N°177, justamente donde disfrutan su encuentro amoroso Olzagon y Delia.
Gabriel junto con Nelson el frustrado pretendiente de Delia, llegaron a la puerta de la habitación, como Gabriel conoce a su prima Delia, aunque nunca se han frecuentado siendo familiares muy cercanos, decide malograrle su dichosa felicidad; quien insiste tocando con más fuerza la puerta que puede abrirla, si él quisiera, ya que tiene la copia de la llave y repite su conminación, así:
--- Prima Delia, cómo haz defraudado a la familia, acostándote con un serrano(término despectivo de los capitalinos contra los provincianos); aquí está conmigo Nelson, quien es un joven de familia distinguida a quien nunca le hiciste caso; te conmino  a salir y a tu acompañante le daremos su merecido castigo, por que te ha violado, no hay otra explicación que tu hayas aceptado acompañar al imberbe........
Recién, Delia entendió que en efecto el tal Nelson, la pretendía, pero ella nunca le hizo caso, por ser un pusilánime, según ella era un individuo carente de hombría; tal vez nunca estuvo equivocada, por que acababa de comprobarlo, que como un cobarde se vale de su primo Gabriel, quien es un entrometido que no era "Santo de devoción", aun  siendo de la familia, y resueltamente le contestó:
--- Primo Gabriel, nunca pensé que caíste tan bajo, al convertirte en defensor de un cobarde como tu amigo Nelson, a quien nunca tuve la mínima inclinación como persona; justamente por el espectáculo bochornoso que están haciendo en este momento; por favor váyanse, creo que están borrachos(ebrios), regresen por el camino que han venido, por que nunca abriré la puerta.
Pero Gabriel estaba envalentonado y dispuesto a dar batalla, sabiendo que era un entrometido, le contestó:
--- Prima Delia, nunca comentaré a la familia que te encamaste con un provinciano; por que no soy un cobarde, pero si quiero ayudarte y despegar tu mente por tus malos gustos en ser la amante de un enclenque, un bueno para nada y ni  siquiera es de nuestro barrio; si tu no quieres salir, que salga él, quiero que dé la cara, para magullarlo a golpes por su astucia en seducirte.
Olzagon, ya no podía soportar más, lo estaba ofendiendo en su amor propio;  y no podía tolerar que lo insulten gratuitamente y decidió dar la cara y cuando se disponía ha salir; Delia se aferró a su brazo y le dijo en voz baja, pero muy firme:
--- Olzagon no seas estúpido; es una trampa que te retan, por que están borrachos y si por desgracia les aplicas un mal golpe, irás a la cárcel por agresión, déjame a mi manejar este asunto.
Entonces Delia contestó por Olzagon, así:
--- Escúchame Primo Gabriel, mi acompañante es totalmente inocente en todo esto, yo vine aquí por mi propia voluntad, tus calificativos despectivos contra él, son injustos; tu ni el cobarde de su acompañante tienen autoridad alguna para juzgar mi vida.
Delia, hace una pausa y agregó:
--- Soy una mujer de edad y no dependo de nadie en mi vida diaria;  y soy libre de salir con con quien me guste y  es mi legítimo derecho; por favor regresen a sus casas a dormir y déjennos tranquilos....
Y finalmente Delia, les dijo:
--- Por favor váyanse a sus casas, yo estoy bien y completamente feliz en compañía de Olzagon.
En esos mis instantes, sorpresivamente llega una pareja de policías quienes fueron llamados desde la habitación N° 178, como el pasajero que descansaba en esa habitación  estaba mortificado por el escándalo, que no lo dejaban dormir tranquilo y en aquellos tiempos la policía era imparcial y actuaban de acuerdo a ley y como los encontraron "in fraganti " a los revoltosos gritando en la puerta N°177, ellos actuaron de frente y los enmarrocaron  después de gran resistencia y se los llevaron, al salir por la puerta de recepción insultaron al empleado, por haber permitido el ingreso de la policía.
El objetivo que se propusieron de malograr el encuentro amoroso de Olzagon y Delia, lo lograron con creces, por que  Delia se puso muy nerviosa al involucrarse en un escándalo, que si bien no llegó a mayores problemas; pero si se corría con el riesgo que toda su familia  se entere que ella durmió(encamarse) con un joven que recién lo conocía.
Al mismo tiempo no encontraba una explicación, de como lo supo Nelson, que ella iba a un hotel, y decidió salir del hospedaje, diciéndole a Olzagon:
--- Amigo mío, acompáñame a tomar un taxi, era mi deseo amanecer  contigo, pero ya ves, nos malograron la noche, me voy feliz de haber disfrutado de algo maravilloso junto a ti, realmente eres todo un macho y lograste satisfacer a una sedienta hembra, ahora sé que cosa es el amor; pero por seguridad para ti, nunca más nos veremos; tu sigue tu camino y yo haré lo mismo; ésta noche lo que hicimos lo guardaré como un recuerdo venturoso, tu eres todo mi macho.
Olzagon quiso hablar y Delia con delicadeza le tapó la boca con su mano derecha y agregó:
--- Olzagon, lo hiciste muy bien, me haz hecho gozar del placer que tanto hablaban mis amigas, es maravilloso y por esa misma razón, no deseo que salgas agredido por mi familia, no todos son buenos; hay algunos que chocan contra la ley y eso son criminales y te pueden matar; quiero que me recuerdes como la amiga que la conociste bailando y terminaste haciéndole dichosa en la cama.
Olzagon, siendo un provinciano, no había tenido roces fuertes con capitalinos, como para que peligre su vida, y si Delia le dijo que había esa amenaza; pues, tenía que escucharla y sin decir palabra alguna la abrazó y besó amorosamente a la amada que la estaba perdiendo, se puso su ropa, fueron a la recepción devolvieron la llave al empleado y salieron; justo pasaba un taxi y por esas coincidencias era el mismo chofer que le sirvió en otra oportunidad, al verlo no dijo nada se limitó a preguntar a donde los llevaría.
Delia, le indicó la dirección y enrumbaron a ese lugar; al llegar era un barrio desconocido y no precisamente residencial, era algo funesto y populoso; ella se despidió dándole el último abrazo, se bajó eran las 3:50 a.m. Olzagon no se bajó  y pidió a su amigo llevarlo a su casa, en trayecto se pusieron a conversar y el chofer le dijo:
--- Amigo, francamente lo envidio, usted no se que atractivo tiene para las mujeres y cada vez levanta mejores; yo soy chofer y en mi carro he tenido muchas oportunidades, pero usted me superó y dígame ¿qué hay de sexo con ellas?
Olzagon un poco nervioso y que a tiempo se libraba de alguien que podría haberle traído muchos problemas y se había concentrado tanto en Delia, que no entendió bien la pregunta del chofer y le dijo:
--- Si amigo chofer, nos interrumpieron nuestro encuentro amoroso, fueron dos individuos, que por poco tumban la puerta de la habitación donde estábamos nosotros, y por el escándalo se los llevó la policía, no si los soltaron y/o los detuvieron, pero eran muy agresivos.
El chofer volvió a preguntar:
--- Y dígame: ¿Qué va con ella?
Olzagon , muy lúcido le contestó:
--- Por acuerdo y sugerencia de ella, no nos veremos más; sin embargo,  en dos horas que estuvimos en el hotel, lo gozamos a las mil maravillas y ella por primera vez en su vida sintió su primer orgasmo.
El chofer que vio el porte y talla de la chica, le comentó:
--- Amigo mío, usted pisó tierra a fondo con el pie derecho; conozco mucha gente que quisiera tener esa leche(suerte) que usted disfruta en la Gran Capital....... continuaremos......
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!