Mi lista de blogs

domingo, 18 de enero de 2015

La Casa de la Loma tiene un Fantasma: Capítulo CCXCI.- Los huestes satánicos logran conducir a los 5 toretes cuesta arriba por la Quebrada Grande rumbo a Pacainio....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma, y como informamos en el capítulo anterior; Horacio Manchay y su prima Adelaida deciden ir a Pacainio para entrenar en lazar toretes ariscos desde la montura de su caballo y una vez laceados tumbarlos al suelo y doblegarlos con el peso del laceador; era parte de los juegos hípicos en la Festividad Religiosa que organiza la Cofradía en honor a su Santo Patrono San José de Ambasal; este entrenamiento era indispensable para facilitar la comunicación con la hacendada ecuatoriana Natalia "ojos verdes" con Horacio y tal vez lograr el inicio de una relación de romance entre ellos.

Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA" , esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDICOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Satanás y sus huestes satánicos eran los principales interesados, en que Horacio y Natalia se conviertan en una pareja, por que eliminaría de su mente, de Horacio su aspiración de convertirse en hacendado a costillas del señor Sánchez, actual inquilino de La Casa de la Loma de Socchabamba.
Horacio y Adelaida, se prepararon para viajar a Pacainio, el fiambre fue preparado por la señora Nilda y realmente era muy sabroso; además, les agregó un atado de dulce(chancaca de miel de caña), que saboreando un trozo y luego de beber agua le quitan el hambre a cualquier viajero.
Amaneció el día siguiente, Horacio se levantó aproximadamente a las 5:00 a.m. de la mañana, ya había ensillado su caballo pelo negro (el negro) y también ensilló el caballo de Adelaida; Doña Nilda la dueña de casa también se había levantado muy temprano, ya tenía el desayuno listo y cuando vio a los jóvenes los invitó a desayunar para aprovechar al máximo todo el día; ellos acudieron a la invitación y en la misma cocina desayunaron; los demás miembros de la familia aún dormían.
Como informamos en el capítulo anterior; en un gran potrero de la Hacienda "El Molino", habían 5 toretes ariscos y casi salvajes y justamente dos noches antes los huestes satánicos se transmigraron en toros viejos embravecidos y estaban acosando a los toretes; los peones de la hacienda acudieron al potrero para verificar el por qué los animales corren despavoridos de un extremo al otro del potrero y como la noche estaba muy oscura, los peones se alarmaron al observar correr a los toretes sin que nadie los persiga.
Entonces, uno de ellos que tenía como nombre Hilario, convocó a los tres peones para conversar como van a solucionar que los revoltosos toretes se apaciguen y les dijo:
--- Amigos, estos toretes están "compactados con el diablo" y el espíritu maligno  los ha escogido para llevárselos a otro lugar, con la intención de obsequiarlos a una persona que se ha "compactado con el diablo" (la expresión correcta es "Pacto con el Diablo").
Los otros tres peones al escuchar el nombre del "diablo" se les erizó el caballo de la cabeza, por que tuvieron terror.
Hilario, siguió comentando sus conjeturas y agregó:
--- Estos animales endemoniados, seguirán por toda la noche y no vamos a estar tranquilos; lo único que debemos hacer es lacearlos y amarrarlos en picotas ((un madero plantado en el suelo para amarrar la soga que contienen a un animal atrapado )no tenemos otra opción, el Caporal ya está durmiendo, así que vamos a trabajar.
Uno de los otros peones avistó que los toretes se venían encima contra ellos y gritó:
--- Cuidado Hilario los toretes se vienen en tu encima.
La advertencia llegó demasiado tarde, por que uno de los toretes embistió al desprevenido peón y lo levantó con sus astas, elevando  el cuerpo como si fuese un rebozo y lo tiró por los aires, cayendo en cima de unos chopes de retama que resistieron al pesado cuerpo salvándolo de un fuerte porrazo en el suelo limpio; el infeliz no atinó a moverse para evitar seguir siendo acosado y se quedó inmóvil, el torete al observar que su víctima no daba signos de vida, levantó la cola y siguió corriendo y mugiendo con los cuatro toretes.
Al desaparecer los agresivos toretes, Hilario haciendo un gran esfuerzo se bajó del "colchón natural de los chopes de plantas que le salvó la vida", y llamó a los otros compañeros peones, quienes no salían de su asombro viendo al compañero vivo y sonriente; entonces otro de los peones, dijo:
--- Amigos en este potrero no podremos lacear a los toretes, mejor vamos abrir la puerta para que salgan y los acorralamos en el potrero siguiente, allí justamente hay varias picotas que nos permitirá amarrarlos a los embravecidos toretes y bajarles su bravura apicotados hasta mañana..
Los otros peones aceptaron de mala gana la sugerencia, pero no tenían otra opción y el que ofreció abrir la puerta empezó hacerla con dificultad, por que los travesaños pesaban demasiado y pidió ayuda a los demás, quienes así lo hicieron abriendo la puerta, justamente era la opción que Satanás acarició, por que saliendo del potrero los huestes satánicos los espantarían cuesta arriba y no a campo traviesa como era el plan de los peones.
Entonces, Satanás ordenó a sus huestes, acosar de nuevo con más fuerza a los indefensos toretes y en efecto uno de los huestes se transmigró en un enorme toro embravecido y de frente persiguió a los toretes, animales que al verse atacados corrieron por todo el potrero y el otro hueste también se transmigró en un toro salvaje y guió con su ataque hasta la puerta abierta; los animales que huían despavoridos llegaron a la puerta y los peones que trataban de guiarlos al otro potrero tuvieron que huir o tirarse al piso por que los animales los iban a embestir, los peones tuvieron una acertada idea al tirarse al piso y por encima de sus cuerpos pasaron los asustados toretes que emprendieron la huida cuesta arriba; los peones todos ellos se preguntaban: ¿Por qué los animales enrumbaron cuesta arriba? por que lo usual era buscar la bajada para correr más rápido.
Hilario, en medio de la confusión de la huida de los toretes, que por poco lo embisten de nuevo, pudo oler un aroma a azufre y después que los toretes desaparecieron se reincorporó y dijo:
--- Amigos, los toretes son perseguidos por el diablo y les  digo esto, por que cuando pasaron por encima de nosotros, pude oler un aroma penetrante de azufre y según me contó mi abuela: El diablo cuando se aparece expele ese aroma que atosiga a la gente dominándola y al doblegarla se lleva la infierno. Otro dijo y ahora que le diremos al patrón que abrimos la puerta para que huyan los toretes.
Dejemos a los peones delibrando y tal vez desvariando su temores y sigamos a los toretes;  los animales espantados se fueron a la Quebrada Grande y emprendieron la huida cuesta arriba que los llevaría directo al potrero de la Viuda del Melchor en Pacainio...... continuaremos.....
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!