Mi lista de blogs

domingo, 1 de febrero de 2015

HUAWEI : Un Gigante Chino de la Telecomunicaciones del Mundo Entero.

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., como es de conocimiento público la República Popular China, se convirtió en la Primera Economía del Mundo, desplazando a Los Estados Unidos de América a un segundo lugar, y para lograr ese objetivo ha constituido empresas gigantes con ramificaciones en todo el mundo, tal como nos informa la Agencia de Noticias BBC Noticias, existe un Gigante de las Telecomunicaciones Chinas que se llama : Huawei Technologies Co. Ltd., que es una empresa privada fundada por Ren Zhengfei, cuya página web es : http://www.huawei.com/es/ 华为技术有限公司,

    华为技术有限公司,
Ren Zhengfei
Zhengfei no es dado a aparecer en los medios de comunicación.- El director ejecutivo más misterioso del mundo

En estos tiempos de saturación informativa, es extraño que haya un director ejecutivo que no le hable a la prensa o haga apariciones públicas frecuentes.
Pero el jefe y fundador de la compañía de telecomunicaciones más grande del mundo rara vez se deja ver.
Los periodistas chinos dicen que es más fácil saber cosas del primer ministro de ese país que del jefe de Huawei, Ren Zhengfei. Pero para entender al gigante chino de telecomunicaciones puede ser necesario conocer a su misterioso fundador.
Tuve una oportunidad única en el foro de Davos de hacerle la primera entrevista cara cara, y descubrí un nueva faceta de la compañía china.

Una nueva generación

Ren Zhengfei no es un hombre joven. Tiene 71 años y fundó Huawei en 1987, cuando rondaba los 40.
Pero en apenas 28 años, Huawei ha crecido hasta convertirse no sólo en una de las empresas más grandes del mundo, sino también en la primera marca global china, de acuerdo con Interbrand, una consultora global especializada en el tema.
Las oficinas de Huawei
En apenas 28 años, Huawei se convirtió en una de las empresas más grandes del mundo.

En ese sentido, como una de las primeras -y pocas- multinacionales chinas, Huawei forma parte de una nueva generación de compañías que están apuntando a escala global. Éstas están teniendo ya una influencia decisiva, y entenderlas es fundamental.
Visité Huawei el año pasado y descubrí que su sede de Shenzhen evocaba Silicon Valley. De ahí sacó Ren la idea.

Pragmático

Recuerdo ir a bordo de su carrito de golf y pasar al lado de un lago, a lo largo del cual se extendía una serie de edificios que asemejaban un pabellón y que llevaban hacia la oficina de Ren. Parecía una figura elusiva, aún cuando se nos había dado un acceso sin precedentes para filmar en Huawei.
En mi último viaje me reuní con Ren en estos predios. Nos sentamos afuera, al lado de de un estanque, y hablamos de lo humano y de lo divino (con los micrófonos apagados). Pero en el Foro Económico Mundial de Davos lo hicimos ya oficialmente, en la que fue su primera entrevista televisada.
Igual que lo hace en privado, Ren responde a todas las preguntas de manera amplia. Usando metáforas como ríos que rodean motañas, el empresario explica su estilo pragmático para hacer negocios.
Con una estrategia que consistía en evitar las dificultades mientras buscaba oportunidades -en un principio, en aquellos nichos que el Estado dominante chino dejó abiertos-, se convirtió en dueño de empresas que muy importantes durante los 80 y los 90, cuando China comenzaba a abrirse a las fuerzas del mercado. Así fue como Huawei logró florecer.
Pero también responde directamente cuando se le pregunta sobre supuesto espionaje en Huawei: el gobierno chino nunca le ha solicitado a Huawei que espíe, asegura.
Cuando le pedí que dejara claro que había dejado el ejército y que su compañía no tenía ya vínculos con el gobierno chino o el estamento militar, Ren dijo que apoyaba al Partido Comunista Chino y era leal a su país, pero que no permitiría que esto afectara los intereses o la seguridad de otras naciones.

Relajado

Su historia personal será materia para otra nota, junto con algunas escenas "detrás de las cámaras" que ocurrieron en esa ocasión.
La sede de Huawei, en China
Las oficinas centrales de Huawei recuerdan a Silicon Valley.

Sin embargo, les diré que en la entrevista compartió parte de los antecedentes familiares que lo motivaron a fundar Huawei y habló de cómo había logrado infundir una cultura que ha generado innovación.
Esto es bastante inusual para quien es, quizás, uno de los directores de empresa más misteriosos del mundo. Pero también refleja una confianza que los empresarios chinos de hoy comparten.
En un claro contraste con el estereotipo del director ejecutivo acartonado que se adhiere a los guiones prestablecidos, Ren se muestra relajado. Como su campus, recuerda a los empresarios de Silicon Valley en este particular.
Es posible que tal confianza parezca algo nuevo ahora, pero es probable que se convierta en la nueva cara de los negocios chinos que están adquiriendo identidad propia.
También es probable que las preguntas sobre los vínculos con el Estado chino y la necesidad de una mayor transparencia sigan dando vueltas, a menos que haya más oportunidades de hablar como lo hice yo con Ren.
BBC Noticias
 
Huawei.svg
TipoPublica
IndustriaEquipos de telecomunicaciones y redes
Fundación1987
SedeBandera de la República Popular China Shenzhen, Guangdong, China
Personas claveRen Zhengfei
ProductosMódems, Smartphones, Tablets, Sistemas DWDM
Ingresos27 600 millones de dólares (2010)
Empleados140 000 (2012)
Sitio webwww.huawei.com
Huawei Technologies Co. Ltd. Fundada en 1987 por Ren Zhengfei, es una empresa privada de alta tecnología que se especializa en investigación y desarrollo (I+D), producción y marketing de equipamiento de comunicaciones y provee soluciones de redes personalizadas para operadores de la industria de telecomunicaciones. Huawei provee a 35 de los mayores operadores de telecomunicaciones del mundo e invierte anualmente un 10% de sus ganancias en investigación y desarrollo.[1] Además de sus centros de investigación y desarrollo en Shenzhen, Shanghái, Pekín, Nankín, Xi’an, Chengdu, y Wuhan en China, Huawei cuenta también con centros de I+D en Suecia, Estados Unidos, Ecuador, Irlanda, Colombia, México, India y Rusia.
WIKIPEDIA.

El misterioso gigante tecnológico de China

Última actualización: Martes, 26 de julio de 2011
Exposición tecnológica en la sede de Huawei, Shenzhen;China
Huawei invirtió en desarrollar sus propias tecnologías en Shenzhen, en el sur de China.
Es una de las principales compañías tecnológicas del mundo. Y, aunque parezca increíble, a veces se tiende a ignorar su existencia.
Sus sistemas de telecomunicaciones conectan a un tercio de los teléfonos móviles del mundo. Y, globalmente, emplea a 110.000 personas, más que Cisco o Microsoft.
Se trata de Hawei, una compañía nacida en Shenzhen, en el sur de China. Y representa el poder del Asia de nuestros días.
"Es una compañía muy joven, tiene menos de 20 años", explica Ross Gan, director global de comunicaciones corporativas de Huawei Technologies.
"Nuestra fuerza de trabajo es también muy joven - 29 años de promedio- de modo que que hay un ambiente muy dinámico dentro de la empresa".
Esta es la impresión que uno recibe cuando visita el campus de la sede de la firma en el distrito de Shenzhen Longgang, donde trabajan 40.000 empleados.
Aquí, alberga unidades de desarrollo e investigación clave, instalaciones de pruebas a nivel global y un centro de capacitación de ejecutivos.
Sin embargo, la muestra de entusiasmo no se debe enteramente al factor juventud.
Huawei les pertenece totalmente a los empleados. Un 60% de sus empleados tiene acciones no comerciables, las que son adjudicadas de acuerdo a la posición y el rendimiento.

Raíces rurales

En sus primeros días, Huawei tuvo que luchar por conquistar su nicho en el mercado de las telecomunicaciones móviles de China.
En ese tiempo, las principales órdenes para los lucrativos sistemas de redes urbanas iban ya fuera a compañías estatales o firmas extranjeras.
Así, Huawei enfocó su tarea en el mercado rural.
"Huawei se afianzó en los mercados rurales, donde las condiciones eran tales, que teníamos que diseñar equipo muy especializado y a la medida de las necesidades del cliente", dice Ross Gan.
Esto incluyó el desarrollo de una infraestructura que pudiera soportar suministros de energía variables, rayos y la acometida de las ratas.
A medida que la empresa crecía y se expandía a los mercados extranjeros, se ganó la fama de solucionador de problemas, al ofrecer respuestas a las necesidades y problemas de sus socios.
Sede de la compañía Huawei
Huawei contrata a la crema de la ingeniería china

Huawei es ahora el segundo proveedor de equipo de telecomunicación móvil a nivel mundial, después de Ericsson y sirve a 31 de los 50 mayores operadores de telecomunicaciones. También hace alarde de satisfacer un 55% del mercado mundial de las memorias de 3G.

La crema de la ingeniería

Los ingresos en 2010 alcanzaron a los US$28.000 millones y la compañía pronostica una agresiva expansión a US$100.000 millones en los próximos diez años.
El motor principal son sus trabajadores, de los cuales el 46% está dedicado a a la investigación y al desarrollo. La compañía ha postulado a más de 49.000 patentes.
Huawei atrae a la crema de los ingenieros de China, posgraduados como Zhong Jianwei, gerente de proyectos de la unidad de cumplimiento de normas técnicas.
Él descubrió que trabajar aquí es diferente de hacerlo en la mayoría de las grandes compañías chinas con sus típicas cadenas jerárquicas, estatistas y rígidas.
"Cada día me comunico con personal de Huawei en todo el mundo. Aquí es muy internacional, muy global", acota Zhong Jianwei.
"Nunca había experimentado algo así".
Para lograr sus nuevos objetivos, Huawei requiere nuevas experiencias.
No piensa dejar de lado su negocio fundamental, la provisión de sistemas para operadores de teléfonos móviles en 140 países, pero está desarrollando dos nuevos pilares estratégicos.
"Gran parte de esto es impulsado por las mayores fuerzas de convergencia", afirma Ross Gan.
"Hay otros segmentos de clientes allá afuera, tales como el mercado de la empresa y, cada vez más, el mercado de los aparatos.
"Nuestra fuerza de trabajo también muy joven-con un promedio de edad de 29 años- de modo que hay un ambiente muy dinámico dentro de la compañía"
Ross Gan, dicretos global de comunicaiones corporativa de Huawei Technologies.

Tiene que ver con el desarrollo de tecnología para que las empresas, incluso las ciudades, sean más eficientes y más seguras.
En la sede de Shenzhen, está claro que se hacen ingentes esfuerzos por entrar en la videoconferencia, desde el sistema estándar de escritorio o de uso móvil, a la clase de sistemas utilizados por las grandes corporaciones y los gobiernos.
El equipo de diseño trabaja ahora en reducir las distractivas costuras entre las multipantallas.
"Dentro de uno o dos años, y paso a paso, iremos reduciendo la brecha hasta hacerla desaparecer, incluso incursionaremos en tercera dimensión", comenta entusiasmado Luo Shan, ingeniero de desarrollo de software.
"Ahora estamos trabajando en la tecnología. Queremos aportar una experiencia confiable de alto nivel".
El mercado de la empresa ha trasladado la compañía al sector de la tecnología de la información. Sus planes son transformarse en un protagonista del aporte de soluciones para la convergencia tecnológica.
Huawei tiene los ojos puestos en la nube, con ideas para crear desde el hardware básico hasta el desarrollo de software y aplicaciones.

Aparatos y dispositivos

Huawei está intentando una agresiva arremetida en el mercado del consumo, video a la carta, teléfonos, tarjetas para la red de 4G, aunque los entregan en cajas mucho menores.
Este año, espera embarcar 60 millones de teléfonos celulares, desde los más elementales hasta los inteligentes.
Gran parte de las manufacturas es encargada a otras compañías, incluyendo a Foxconn, que tiene muy cerca un gran complejo de manufacturas en Shenzhen.
Trabajadores de Huawei
Los trabajadores de Huawei son los propietarios y los únicos accionistas de la compañía.

Huawei principalmente surte, al por mayor, a empresas similares a los operadores de teléfonos móviles, aunque esta estrategia está cambiando.
Tras dos décadas de estar en el crucial, pero fastidioso, sector de la revolución de los operadores de teléfonos móviles -siendo en gran medida desconocido en todo el mundo- Huawei está empeñado en construirse como marca.
La compañía está sacando tabletas, teléfonos inteligentes y tratando de establecer nuevos canales de comercialización.
Siguiendo el ejemplo de Apple, la compañía planea desarrollar una red de tiendas minoristas en China y en el extranjero.

Preocupaciones por la seguridad

La compañía tiene un problema de imagen, sin embargo, entre los legisladores estadounidenses, quienes la acusan de mantener vínculos con los militares chinos.
Citando preocupaciones por la seguridad nacional, vetaron dos compras de firmas tecnológicas estadounidenses que quería efectuar Huawei.
Huawei hace tiempo que rechazó estas preocupaciones y enfatiza que es una compañía que pertenece a sus empleados y que acoge con beneplácito una discusión seria con sus detractores con el objetivo de desmentir definitivamente las acusaciones.
"No hay relación entre Huawei y los militares", afirma Ross Gan.
"La realidad de Huawei es que se trata de una compañía privada, que pertenece íntegramente a sus trabajadores, que son sus accionistas. La compañía opera sobre una base comercial y nada más".
Por otra parte, la compañía tampoco se ha facilitado las cosas. Recién en abril de este año vino a develar el secreto de las identidades de los integrantes de su directorio.
BBC Noticias .
 

Punto de vista: las multinacionales chinas que dominarán el mercado global

Última actualización: Sábado, 17 de diciembre de 2011
 
Huawei
Huawei tiene 40.000 empeados en cien sedes.
¿Es China capaz de hacer algo más que manufacturas baratas? La respuesta es, cada vez más, sí.
En 2011, las exportaciones chinas fueron ya -más que productos como juguetes, zapatos y ropa-, tecnología de punta a través de una serie de nuevas multinacionales.
Ya sea Haier en bienes de consumo, Huawei en tecnología o Mindray en salud, las empresas chinas están haciéndose un nombre en mercados como Europa o Estados Unidos.
Aprovechándose de unos costos laborales menores y su creciente poderío tecnológico, estas empresas buscan ofrecer productos de alta gama a precios bajos.

Percepción contra realidad

Los problemas que vive la economía global se presentan como una oportunidad única para estas empresas chinas de cara a ganar cuota de mercado gracias a que los consumidores apuestan cada vez más a una buena relación calidad-precio.
Las multinacionales occidentales tienen un tiempo limitado para adaptar sus estrategias y recuperar su momento antes de que los nuevos competidores puedan consolidar su presencia en los mercados clave.
Las empresas chinas son percibidas por algunos como oportunistas, algo así como usurpadoras; esto muestra una mentalidad carente de una estrategia bien pensada a largo plazo. Los ejecutivos occidentales suelen citar la enorme escala de las inversiones chinas en África como ejemplo de este tipo de comportamiento.
Los mismos ejecutivos también defienden que el rápido crecimiento de las multinacionales chinas no será sostenible en el largo plazo por sus prácticas empresariales cortoplacistas.
La realidad es que hay otro lado de la historia y es que las compañías chinas han estado desarrollando innovaciones locales que sirven para su mercado local pero que también pueden ser adaptados más allá de sus fronteras para multiplicar su actual crecimiento.
¿Qué hace de estas empresas una novedad?

Huawei, crecer con los clientes

Fabrica China
Las empresas chinas cuentan con un costo laboral muy bajo.
Un ejemplo es Huawei, que tiene su cuartel general en Shenzhen, cerca de Hong Kong.
La empresa es un proveedor líder de soluciones de telecomunicaciones. Cuenta con 40.000 empleados en unas 100 sedes en el mundo y unos ingresos anuales que superan los US$18.000 millones.
Los escépticos dicen que Huawei es simplemente un fabricante de productos de bajo costo. Sus precios suelen estar entre un 20 y 30% por debajo de sus equivalentes de multinacionales occidentales.
Huawei subraya que a lo que se dedica es a ofrecer la mejor calidad a un precio más bajo.
Su apuesta es adaptar sus productos a las necesidades de los clientes y colaborar con ellos en sus iniciativas de largo plazo.
A través de estas asociaciones duraderas, Huawei se ha posicionado de forma que crece con sus clientes. Por ejemplo, en tanto la tecnología 3G despegó en Turquía con Vodafone y Turkcell, lo mismo hizo Huawei, que tenía menos de 100 empleados en ese país en 2008, y ya tiene más de 500.

Mindray: diferente marcas para mercados diferentes

Una exitosa empresa china para los consumidores, tanto en los mercados emergentes como en los desarrollados, es Mindray.
La compañía ofrece servicios de salud para todo el mundo. Tiene oficinas en Londres, Ámsterdam, Fráncfort, Estambul, Ciudad de México, Sao Paulo y Toronto.
Se expande de forma agresiva por el mundo ayudada por más de 1.000 distribuidores y cerca de un millar de empleados en su sección de ventas.
Su éxito se basa en su capacidad para hacer diferentes cosas para clientes distintos.
En los mercados emergentes, donde los consumidores pueden gastar menos en cuidados médicos, el eslogan de Mindray es “Bienestar al alcance”, para expresar que sus productos son asequibles para quienes no tienen tanta capacidad adquisitiva.
Sin embargo, cerca de un tercio de sus ingresos llegan de mercados desarrollados, como Europa y EE.UU., donde se vende como una empresa global. Recientemente ha empezado a usar un nuevo logotipo gracias a su adquisición de una empresa estadounidense.
Su posicionamiento global la ha colocado al nivel de sus competidores occidentales, como Roche o Johnson & Johnson.

Haier, innovación local para el mundo entero

Con su sede central en la provincial de Shandong, Haier produce electródomésticos como refrigeradoras, lavadoras y aparatos de aire acondicionado. Cuenta con una plantilla de 50.000 empleados.
Haier
Haier destaca por sus ocho centros de investigación y desarrollo.
La capacidad de innovación de esta empresa, tanto en China como en el mundo es lo que la distingue de competidoras como Electrolux o Whirlpool.
Haier ha instalado ocho centros de investigación y desarrollo en el mundo para desarrollar productos que interesen a los mercados locales, como refrigeradores extra anchos para Pakistán, donde la altura media de la mujer es menor o lavadoras más pequeñas para Japón, donde las familias suelen ser poco numerosas.

Nuevos campeones para una nueva era

Las empresas chinas se han caracterizado por sus bajos precios, pero también por su baja calidad.
Sin embargo, como los ejemplos de Huawei, Haier y Mindray demuestran, está claro que una nueva ola de empresas chinas está emergiendo para competir en el escenario mundial.
Estas multinacionales chinas son capaces de innovar en los mercados locales para cubrir las necesidades tanto en las economías emergentes como en las más desarrolladas.
También son capaces de ser más flexibles ofreciendo productos que suponen soluciones adaptadas a las necesidades específicas de los consumidores, y establecer relaciones de largo plazo con sus clientes de cara a que su crecimiento sea sostenido en el futuro.
En la actualidad, son unas pocas las empresas chinas que están de verdad haciéndose un nombre en el extranjero.
Haier, Huawei y Mindray son la excepción, no la regla. Pero parece seguro que serán muchos más los actores globales que provengan de China en los próximos años.
BBC Noticias .

Los dos gigantes tecnológicos chinos acusados de espionaje   

Huawei
El informe insinúa que ambas compañías podrían "robar" información sensible y enviarla a China.

Una comisión del Congreso de Estados Unidos ha resuelto que un par de empresas de telecomunicaciones chinas, Huawei y ZTE Corp., representan una amenaza para la seguridad nacional.
Ambas se cuentan entre los mayores fabricantes de equipamiento de redes de telecomunicaciones, routers y teléfonos móviles.
Su conclusión se conoce luego de una investigación de un año acerca de los procesos y controles de ambas compañías.
El panel de expertos recomienda que tanto a Huawei como ZTE se les prohíba fusionarse o adquirir otras empresas en EE.UU. Sus productos no deberían ser utilizados por oficinas o agencias gubernamentales, sentencia el informe este lunes.
El documento deja en claro que Huawei y ZTE no reportaron diligentemente su vinculación con el gobierno y el ejército chinos, como se les había exigido.
"China tiene los medios, las oportunidades y los motivos para valerse de las empresas de telecomunicaciones para fines maliciosos", agrega el informe del comité.
"En base a información de dominio público e información clasificada, no se puede confiar en que Huawei y ZTE estén libres de la injerencia de poderes extranjeros, y por lo tanto representan una amenaza para la seguridad de Estados Unidos y nuestros sistemas".
Tanto Huawei como ZTE han desmentido las afirmaciones.

Miedo al espionaje

ZTE Corp
Tanto ZTE como Huawei desmintieron la acusación de no haber colaborado con la investigación.

Huawei fue fundada por Ren Zhengfei, un veterano del Ejército de Liberación del Pueblo, en 1987. A medida que la compañía fue creciendo hasta convertirse en uno de los gigantes mundiales en este sector, también lo hicieron los miedos por sus lazos con el ejército.
En el pasado se ha cuestionado su papel en la recolección de información sensible de empresas y gobiernos extranjeros por parte de las autoridades chinas, una vinculación que la compañía se ha esforzado por desmentir una y otra vez.
El año pasado un panel de seguridad rechazó su adquisición de la compañía estadounidense 3Leaf Systems.
A principios de este año tanto Huawei como ZTE fueron acusadas de que en sus equipos habían sido instalados sistemas que enviaban información a China, pero funcionarios de alto rango de ambas empresas rechazaron esas afirmaciones frente a los tribunales el pasado septiembre.
La comisión del Congreso dice ahora que exempleados de Huawei han revelado que la empresa provee con tecnología a una entidad de élite que vendría a ser la unidad de "guerra cibernética" dentro del ejército chino.

¿Distracción política?

El informe más reciente de la comisión del Congreso llega en medio de una campaña electoral en la que China se ha vuelto a perfilar como uno de los temas importantes en la agenda.
Tanto el presidente Barack Obama como su contendiente republicano Mitt Romney han prometido incrementar la presión sobre Pekín, en temas que abarcan desde su política monetaria hasta los subsidios que pagan a ciertas empresas.
A principios de octubre Obama firmó un decreto que bloqueó la compra de cuatro proyectos de granjas de energía eólica por parte de la firma china Ralls Corp., por su cercanía a una base naval en Oregón.
Fue la primera inversión extranjera que EE.UU. bloqueaba en 22 años.
Para el vicepresidente de Huawei, William Plummer, las últimas acusaciones en contra de Huawei tienen una clara motivación política.
"La integridad y la independencia de la organización y las prácticas de este negocio son respetadas en más de 150 mercados", dijo a la agencia de noticias AFP.
"Alegar que Huawai es especialmente vulnerable a las picardías cibernéticas equivale a ignorar realidad técnicas y comerciales, poniendo en riesgo la innovación y las fuentes de trabajo en EE.UU. No hace nada para proteger la seguridad nacional y debería denunciarse como una peligrosa distracción política", agregó.
ZTE, por su parte, dice estar en "profundo desacuerdo" con las denuncias del comité. "ZTE no debería ser el foco de esta investigación, que excluye a otros vendedores occidentales mucho más grandes", dijeron.
Sus voceros agregaron que el nivel de cooperación de ZTE con las investigaciones superó todos estándares.
Las recomendaciones del comité del Congreso pueden afectar gravemente las perspectivas de crecimiento de ambas compañías en territorio estadounidense.
BBC Noticias .
 
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui