Mi lista de blogs

domingo, 8 de febrero de 2015

La Historia del Amor Cruel : Capítulo CLXXXV.- Olzagon sigue limpiando su nueva oficina; en cambio Pamela y su novio en Paris, viven apasionada noche con sexo salvaje.....

Hola amigos. A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; Olzagon fue nombrado como Asistente Administrativo de la Gerencia; también hicimos una visita a Vuelo de un Quinde a París, donde toma vacaciones Pamela junto a su novio; pero no se llevan bien, tanto es así, que el novio/marido la invitó a cenar a un lujoso restaurante y al calor de la cena; él, le pidió casarse con ella y ella lo rechazó con contundencia y él, afligido y despreciado optó por retirarse del establecimiento y salió hacia su hotel y empezar por hacer sus maletas para regresar a casa; pero ella al retornar al hospedaje y verlo que se preparaba para salir; se desnudó y se recostó de costado, mostrando tan escultural cuerpo que dejó ensimismado  al arisco novio......


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Pamela, la "hija caprichosa" de don Santiago Carboleni, era deseadamente hermosa, como para pasar desapercibida, envuelta en un encanto de diosa mitológica y a la vez expandía un candor a quienes estábamos a su lado parece que los dioses de la Belleza se esmeraron en su creación: "Ella era ella y nadie más como ella" ; sin embargo, como nada es perfecto en La Tierra, ella tenía un genio irascible y endemoniado, caprichosa, pedante, y pendenciera y además, con mucho dinero en el bolsillo que le daba a raudales, su Padre,, con el que satisfacía todo lo que quería sin rendir  cuentas a nadie.
Pamela, pertenecía a la clase media alta  en la Gran Capital, pero ni aún así, destacaba como un ser inteligente, si algo se dejaba notar, solo era para ser "Una hija de Papá", llena de vanidad y orgullo enfermizo que lindaban con la irracionalidad; su comportamiento  era imprevisible y como tenía un cuerpo seductor; rápidamente envolvía a quien le interesaba; como al mismo tiempo odiaba a quien ella detestaba.
Olzagon, tal vez sin desearlo encontró los secretos de la vida personal de Pamela, que por descuido o adrede dejó las pruebas o huellas en los cajones de su escritorio; el flamante Asistente de la Gerencia, estaba acumulando información del otro "yo" de Pamela, quien como todo ser humano tenía sus propias aberraciones, cuya desviación la conducía a la pornografía, manifestada en la colección de revistas relacionadas con alto voltaje a la pasión del sexo sin control y practicarlo por todos los huecos o cavidades del cuerpo.
Dejemos a Olzagon, que  siga hurgando los cajones del escritorio que perteneció a Pamela y  sigamos en París e ingresemos de nuevo al hotel donde se hospeda Pamela y su novio y éste infeliz estaba arrepentido y muy deprimido  por haber propuesto matrimonio a Pamela y la respuesta vergonzante y humillante de rechazo por ella;  durante la cena que él, le invitó para proponerle asentar en forma definitiva la unión informal que ellos mantenían.
Creemos, que debe ser un tormento aterrador ser rechazado por quien comparte la misma cama y practican sexo.
Pamela, la "niña caprichosa", nunca se inmutó, ni tuvo una pizca de arrepentimiento  por su pendenciero rechazo al pretendido noviazgo de su acompañante; más bien, recordó que la naturaleza le había brindado un exuberante cuerpo y acostumbrada a complacer sus caprichos, se desnudó y ofreció en "bandeja de plata" su cuerpo al ofendido novio, quien ya había alistado sus maletas para retornar a casa; el infeliz nuevamente fue envuelto en la "bruma diabólica del placer " y abandonó su maleta  y se lanzó como un verdadero macho para satisfacer a una hembra en celo.
Para Pamela, era tan solo saborear su vanidad caprichosa de doblegar al macho a su medida, tal como ella lo deseaba, y como había bebido algunos tragos, estas bebidas le sirvieron como afrodisiacos, despertándole deseos desenfrenados.
Entonces, ella se colocó en posesión ventral, se abrió de piernas y ofreció su vagina que hervía llena de lubricantes, pidiendo la penetración; que el "novio" intuyó que bien valía la pena hacer sexo con una salvaje caprichosa; tal vez pensando que era la última vez según lo pensaba él, pero para ella solo era el reinicio de hacer el amor, libre sin restricciones( en los 1970s practicar el amor libre, era un sinónimo de "protesta" contra la sociedad esclavista).
No es nuestro interés ni remotamente deseado escribir de la pornografía; pero si lo haremos continuamente en relatar la "Entrega Total" con apasionamiento de los deseos con amor, para el amor y por el amor que es lo más venturoso que la generosa naturaleza haya dotado al macho y a la hembra para disfrutarlo y vivirlo con dulce pasión y ternura.
Pamela, practicaba el sexo con  pasión, acompañado del desenfreno, así era ella, y sus caprichos estaban por encima de su propia voluntad y como ya lo conquistó de nuevo a su acompañante que ella lo llamaba sin tapujos: "marido", pero sin compromisos ni ataduras, para desprenderse fácilmente y reemplazarlo sin mayores aspavientos  ni remordimientos de  culpa.
Esta pareja de amantes pertenecía a la Sociedad de la Gran capital, realmente que poco enseñaban. si se consideraban un grupo privilegiado con atributos de mando, pues así son los componentes de esas clases sociales, creemos que los que están fuera de ese estamento somos felices viviendo a nuestro modo, sin pretensiones y menos atribuciones que no nos corresponden y con mucha sinceridad sin hipocresías.
Entonces, Pamela, y su novio se habían juntado, tal vez por necesidad de vivir el uno para el otro; como integrantes de su misma aventura pasional sin afecto, la lujuria era su razón para ellos;  solo había el deseo de sexo y como dice un refrán: " Era una unión del hambre con la necesidad", no había un simple cultivo de valores ni afloramiento de sentimientos de ternura.
La pareja sin decir palabra alguna,  se abrazaron, se besaron, el frustrado novio, olvidó que había sido rechazado, más podía la pasión de dos cuerpos que se entregaban al placer tan solo por los deseos de satisfacer sus caprichos, no había afecto, todo lo demás sobraba y se prolongó probablemente toda la noche y casi al amanecer se durmieron profundamente, pasadas las 9:00 horas del día, los empleados del servicio de limpieza tocaron la puerta con suavidad; para no despertar con brusquedad a los huéspedes.........
El novio se despertó primero, Pamela seguía profundamente dormida y en ese estado el novio la vio como una "bruja transformada" en una joven atractiva  y le produjo repulsión ver su cabeza en medio de su entrepierna y sus labios junto a sus genitales; era lo que todas las noches hacían, pero todo se vuelve rutina, llegando a ese estado, produce asco, debido a la promiscuidad que nunca se tenía en cuenta; un antes de, o después de.
Además no importaba mucho: Ellos pertenecían al grupo social de la mojigata alta Sociedad, que se permitían,  excesos  cuando menos lo sospecha y todo quedaba entre ellos.
El novio como ya había alistado sus maletas y además tenía comprado su boleto de viaje, justamente para ese mismo día, levantó la cabeza de su amante que estaba encima de sus genitales y suavemente la colocó sobre  la sábana, al estar libre se levantó de la cama y fue a atender al personal de  limpieza que esperaba detrás de la puerta, les suplicó hagan su servicio después de una hora y con el tiempo a su favor, fue al baño se dio un duchazo, salió y miró por última vez el rostro de Pamela, le ocasionó repugnancia y casi vomita, luego se cambió de ropa y abandonó el aposento rumbo al Aeropuerto.
En cambio, Pamela seguía disfrutando de las celestiales instalaciones del dios Morfeo; y se negaba abandonarlas, sin saber que estaba permitiendo la fuga de su pareja de ocasión; pasaron 60 minutos después y de nuevo regresaron los miembros del personal de limpieza, y tocaron la puerta, esta vez  fue Pamela, quien se despertó y algo aturdida no atinó a saber donde se encontraba, se levantó  y antes de abrir la puerta fue al espejo y vio su imagen demacrada con manchas blanquecinas viscosas grisáceas secas que salían desde su labio inferior y con un aroma insalubre parecido a la lejía o tal vez cloro, ya podemos deducir que esos restos esparcidos por toda la cara de Pamela era el semen de su acompañante que ya la había abandonado.... simplemente fugó......
Continuaremos......
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!