Mi lista de blogs

domingo, 13 de marzo de 2016

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CCXXXVI.- En el Restaurante que compartieron Olzagon y Delia, ellos salieron antes que la novia de Sergio Ibañez termine su relación amorosa con él.......

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior, Olzagon salió a almorzar con su flamante enamorada (reinicio)Delia;  entraron en un restaurante que ofrecía menús baratos(comida para trabajadores), ya ellos pidieron sus platillos que van a comer, cuando Olzagon levantó la mano saludando a alguien, Delia le preguntó, que a quien saludaba, él le contestó que saludaba al jefe de ella, Delia también volteó y saludó a su jefe que estaba acompañado de su novia; pero este individuo parece que no le gustó estar en el mismo restaurante, por que apenas contestó el saludo a Delia, pero si  no le perdía de vista. 


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.
 
Las cosas a veces se empecinan caprichosamente para malograr el reinicio de una relación amorosa, que era justamente lo que estaban haciendo Olzagon y Delia; o tal vez también se precipitan las acciones para originar sucesos aclaratorios.
Delia, siguió conversando con Olzagon, pero estaba muy incómoda, teniendo a sus espaldas al soberbio de su jefe, quien la pretendía, por su puesto no con amor, sino como una abominable obsesión enfermiza, por esa razón ella tenía que decirle a Olzagon lo que estaba sucediendo, igualmente o tal vez lo que iba a acontecer más adelante.
Delia, tomó aire hacia adentro, y lo fue expulsando poco  a poco al finalizar, mirando fijamente  a Olzagon, le dijo:
--- Amor de mi vida, esa persona a quien tu saludas con tanta atención, me pretende, justamente hoy antes de salir a almorzar me invitó al cine el próximo sábado; yo lo rechacé argumentando que entre compañeros de trabajo no era ético mantener  relaciones amorosas.
Delia, hizo una pausa y prosiguió:
--- La respuesta que le di, la sentí que no fue de su agrado del jefe, me dio la espalda con fuerza y al llegar a su escritorio, lo noté que pensaba algo malo contra mi persona;  creo lo que más le hirió fue que le dije que salga con su novia, pero él dijo que estaban mal, y el muy cínico está almorzando con ella, presiento que está incómodo, apenas hizo la venia para contestarme el saludo....
Y finalmente Delia, dijo:
--- Olzagon, a mi ese individuo no me gusta, lo respetaré por su cargo, pero si se pone insoportable, pediré mi cambio a otra oficina; yo ya decidí estar contigo y jamás te seré infiel, por más jefe que él, lo sea, te estoy comunicando todo esto para que lo sepas.
Para, Olzagon ésta noticia era un golpe bajo en contra del reinicio romántico; en aquel instante, él prefería que nunca hubiese regresado Delia, no olvidemos que los familiares de ella, tampoco lo quieren; ¡¡¡ Que cosas que se presentan a Olzagon en sus relaciones amorosas !!!!
Olzagon, toma una decisión y le contestó:
--- Delia, siempre el amor es esquivo y para que sea dichoso;  hay que enfrentar retos que nos  pone a prueba, para comprobar si en efecto deseamos disfrutarlo; pues éste sábado será nuestro, pase lo que pase, por que yo tengo el ingrediente decisivo: Tu me gusta y yo te gusto a ti; para que vamos a pedir más, si ya todo está completo.
Delia, miró fijamente a Olzagon y no le causó sorpresa su determinación, ya lo conocía y por eso decidió volver con él, ella esperaba una respuesta así, y la obtuvo y le contestó:
--- ¡¡¡ Bravo Olzagon!!! eres mi héroe y seré tuya el próximo sábado.
Tan entusiasmada estuvo Delia que gritó su  determinación justo cuando se agotó la música de fondo del restaurante, y todo lo que ella dijo: fue escuchado por los comensales de las mesas vecinas y como Sergio y su novia estaban así centímetros de su espalda, ambos lo escucharon todo y la novia opinó así:
--- Sergio, tu empleada se explayó con su pareja, y el sábado  serán muy felices,  ¿Por qué nosotros no hacemos lo mismo? jejeje...
Pero, Sergio echaba fuego fétido desde su corazón envidioso y él deseaba en aquel momento ser el acompañante de Delia y mirando a su novia le contestó:
--- ¡¡¡ Claro que si iremos al cine el sábado !!!
Lo dijo tan fuerte con voz soberbia que escuchó Delia, pero a ella le pareció muy bien, por que él dejaría de acosarla, al menos así lo pensó ella.
En los siguientes minutos, ambas parejas bajaron el tono de su voz y siguieron almorzando y conversando en voz baja, se carcajeaban por sus ocurrencias y algunos chistes que se contaban entre ellos; terminado el almuerzo, se levantó la pareja de Delia y Olzagon, ella aprovechó para ver de frente y sin tapujos al jefe; quien trataba de disimular desviando la mirada a la cara de su novia. Olzagon y Delia, salieron de restaurante y se fueron cada uno a su centro de trabajo.
Sin embargo en el restaurante la novia de Sergio Ibáñez, se dio cuenta que su pareja actuaba mirando a Delia, así lo había hecho repetidas veces mientras estaban sentados ya la espalda de ella (Delia) y con esa curiosidad propia de mujeres, le preguntó:
--- Sergio: ¿ Qué tienes pendiente con tu secretaria?
El sorprendido novio no supo que contestar, solo atinó a balbucear :
--- ¡¡¡ Nada !!!
 Y añadió:
--- ¿Por qué me haces esa pregunta?
Y ella le contestó:
--- Escúchame Sergio: no es la primera vez de tus desplantes conmigo, te he estado tolerando no se cuanto tiempo, pero todo tiene su límite, mi intuición me indica, que está enamorado de tu secretaria; pero eres un estúpido, por que ella no te quiere, ella hace solo minutos, gritó como para que la escuches que ella será suya de su pareja; no creo que haya sido casualidad, que no haya sonido de música, como para que grite a los cuatro vientos, te repito que el próximo sábado se entregará como una hembra, a su pareja con quien comparte su almuerzo.
Y sorpresivamente la novia se puso de pie y le gritó:
--- Adiós Sergio, no me busques nunca más, eres un estúpido, por que  no sabes tratar a una mujer enamorada de ti. O mejor dicho corre a tu oficina y busca a tu secretaria y pídele explicaciones por quiere ser suya de otro hombre que no seas tu, eres una rata asquerosa......
Y la despechada novia, salió no sin antes, arrojarle a la cabeza de Sergio una servilleta que tenía en sus manos.
El infeliz Sergio, quería en esos momentos, que La Tierra se lo trague,  por que casi todos los comensales vecinos murmuraban, mirándole el rostro.
Ante tanta vergüenza, el abandonado novio, sacó un billete de su bolsillo, lo puso con fuerza sobre la mesa y salió dando pies en polvareda, casi huyendo, pero este individuo que es terco como una mula, iba pesando como vengarse contra Delia..................
Continuaremos....................
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!