Mi lista de blogs

sábado, 7 de mayo de 2016

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CCXLIV.- Don Santiago, Pamela y Olzagon, hacen brindis con champaña francesa en el Restaurante Campestre "El buen aire"................

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel, entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; Olzagon fue invitado a almorzar por su jefe don Santiago y su hija Pamela, ellos fueron al Restaurante Campestre "El Buen Aire", justamente aquí también estuvieron días atrás, don Santiago y Olzagon, y allí el joven conoció a la mesera anfitriona Mónica Ronceros, quien se le insinuó a Olzagon, que quería establecer una relación y le dio su tarjeta y por su puesto Olzagon, quería esa relación, pero saliendo de aquí y en otro lugar, él se reconcilió con Delia.........


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Don Santiago, padre de Pamela, conocía las debilidades de su hija y no descartaba que ella acose y sojuzgue a Olzagon, convirtiéndole en su amante, semejante despropósito era inaceptable para él, por lo que al invitarlo a almorzar al Restaurante Campestre "El Buen Aire", su hija conocerá a su "rival" que pretendía a Olzagon....
Don Santiago, hizo un adelanto describiendo los dotes que exhibía Mónica Ronceros, e invitó a Olzagon, confirme lo que él expresaba; ante el asombro de Pamela, quien creía que era un provincianito tímido a Olzagon, pero se equivocó y lo comprobará en pocos minutos en el Restaurante, pero si dijo:
--- ¡¡¡ Caramba !!! mi Padre y Olzagon, se han enamorado de la mesera, me imagino que ella será una belleza deslumbrante, que tanto los ha cautivado jajajaja....
El tono burlón e irónico tal como lo expresó, si le llamó la atención a su padre, quien comenzaba a sospechar que sus pensamientos no le engañaban, y que su hija, ya había puesto el ojo en Olzagon, y de ser cierto irremediablemente cortaría el " mal de raíz", despidiendo del trabajo a Olzagon, que era lo que no quería, por que Olzagon era un empleado muy eficiente.
Los futuros comensales llegaron al Restaurante, don Santiago estacionó su automóvil a la altura de la puerta; bajaron y entregó su llave al empleado parqueardor, ellos ingresaron y como siempre el gran salón estaba lleno de clientes y por suerte para ellos, en el ángulo izquierdo que daba a un ventanal grande, había una mesa con cuatro sillas desocupadas.
Se dirigieron al lugar y se sentaron, pero ellos ya estaban siendo observados justamente por Mónica Ronceros, quien desde el fondo derecho donde se encontraba, se apresuró hasta la mesa, antes que se acerque otro empleado, ella como siempre lucía una belleza deslumbrante, cuyo rostro blanco con ojos verdes resaltaba y ese día ella, se había vestido con un traje de color azul(vestido), que terminaba arriba de las rodillas, dejando al descubierto un par de piernas blancas buen proporcionadas e insinuantes.
La prenda que ella vestía, tenía un descote en la espalda, que casi llegaba a la cintura notándose claramente el cordón del brassiere que sostenía a dos abultados senos y con una voz casi melodiosa y muy firme, les saludó así:
--- Buenas tardes amigos, que sorpresa y a usted señorita mis respetuosos saludos, sean bienvenidos y como siempre a sus ordenes, aquí tienen la carta, y mientras tanto iré al despensario para traer el servicio.
Pamela, no salía de su asombro observando a una ejemplar femenina, que la superaba en muchas cosas y pensó rápidamente así misma: "con razón mi padre y este jovencito(Olzagon) les ha gustado esta mujer, si lo tiene todo" y agradeciendo el saludo de la mesera, le dijo:
--- Señorita, por favor voy adelantar mi pedido, quisiera una champaña francesa, para invitar como aperitivo, mientras preparan nuestros platillos que vamos a pedir.
Don Santiago, fue sorprendido por el pedido de su hija Pamela, pero solo aceptó sin decir nada, en aquel instante Mónica se arrimó ligeramente a la altura de la silla, donde estaba sentado Olzagon  y dijo:
--- Con el mayor gusto señorita, tenemos varias marcas, si usted me dice la que desea, o nosotros le seguiremos una de ellas.
Pamela, que recién había estado en París, sugirió una marca y para su suerte, si la tenía el Restaurante, se ausentó la mesera mostrando su despampanante cuerpo, no sin antes mirar de reojo a Olzagon, detalle que fue observado por Pamela, quien sonrió y comentó:
--- Pues, los felicito a los dos, la mesera tiene sus cosas..........
Don Santiago, interrumpió a su hija y replicó:
--- Hija, felicitar a los dos es mucha gente, y quien merece tu felicitación es Olzagon, no se si te diste cuenta como ella fijó su mirada en él, sin descuidar la atención  a nosotros, jajajaja....
Olzagon, que en ese momento era el punto de la atención, solo sonreía sin decir nada y en contados segundos, regresó la mesera con una botella de champaña: MOËT & CHANDON, helada sin destapar inclinada sobre un portabotellas y tres vasos...
Los tres clientes se sorprendieron por la atención inmediata y la mesera les dijo:
--- Con el permiso de ustedes voy abrir la botella para servirse y hagan su brindis.
Ciertamente, Mónica era un mesera muy eficiente, cogió la botella la inclinó con el pico hacia la pared, luego la volteó hacia arriba, jaló el corcho y con suma facilidad salió, mostrando la clásica espuma, en seguida sirvió los vasos hasta la mistad y agregó:
--- Señorita, disfrute su champaña con sus acompañantes y mientras beban espero sus ordenes para preparar los platillos que se van a servir.
Pamela, que ya vio a la mesera como una "rival", ella tomó la iniciativa y ordenó todos los platillos que iban a comer, con la aquiescencia de los demás.
Estando solos, fue Pamela, quien levantó su copa y dijo:
--- Brindemos por el inicio de una nueva etapa para la Fábrica; y que los productos que hemos importado de Francia, tengan el éxito y muchos de ellos los podremos fabricar nosotros, ya que tengo los derechos de diseño del inventor en exclusividad y que las tres personas que estamos aquí tengamos la sapiencia necesaria para llevar adelante los destinos de la Fábrica.
Don Santiago, muy emocionado y sorprendido por las excelentes palabras que por primera vez escuchaba a su hija Pamela, lo entusiasmó y chocó su  copa con la de ella y lo mismo hizo con Olzagon y dijo:
--- Hija mía, ciertamente esperaba escuchar de tu boca ese mensaje lleno de entusiasmo por el porvenir de la Fábrica y me agradó mucho que hayas incluido a Olzagon, quien es un joven empleado eficiente y en constante aprendizaje ¡¡¡ Salud !!!  ¡¡¡ Salud !!! ...........
Continuaremos..............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!