Mi lista de blogs

domingo, 3 de julio de 2016

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CCLII.- Don Santiago y su hija Pamela viven una tensa situación familiar, antes de llegar a la Fábrica; y no sabiendo si Olzagon será despedido de la Fábrica como trabajador....por cruzar la barrera de las clases sociales....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel, entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; Pamela después de disfrutar de un espectacular encuentro sexual con Olzagon, regresó a su casa en el mismo taxi que dejó a Olzagon en la suya; eran las 03:00  horas  de la madrugada, su padre Don Santiago, tuvo insomnio que la había durado hasta que llegó su hija; al entrar a la casa ella llevaba puesto el vestido desgarrado en la parte delantera, que fue descubierto por su padre, éste descuido motivó fuertes expresiones de reprimenda, quien al principio negó todo, pero finalmente ella admitió que se encamó con Olzagon; semejante acción originó el rechazo furibundo y con represalias de su padre Don Santiago contra Olzagon, pero al final de la discusión Pamela sintió por primera vez amor y esa aflicción era a favor de Olzagon. Lamentablemente Olzagon cruzó la barrera de clases sociales.... pero no fue su culpa, él fue inducido por Pamela.....


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

En la residencia de los Carboleni, se vivía un ambiente sombrío entre el padre(Don Santiago) y la hija(Pamela); él, se sentía defraudado por la confianza que había depositado en el joven Olzagon, quien era un provinciano que luchaba para salir adelante en la gran Capital, y parece que avanzó demasiado rápido al acostarse con la hija de su jefe....
En aquellos tiempos este despropósito de: Cruce de Clases Sociales Diferentes, por llamarlo así; era un clásico desencuentro fatal entre la hija rica y millonaria involucrada en amoríos con un trabajador pobre de la fábrica de su orgulloso padre. Según su parecer se había cruzado una barrera de clases sociales no admitido en aquella sociedad....
Después de discutir con hija Pamela, don Santiago, sintió cansancio por no haber podido dormir y optó por retirarse e ir a su dormitorio, pero antes en acción paternal besó la frente de su hija Pamela y le dijo:
--- Buenos Días Hija, ojalá descanses, que hoy tendrás que trabajar sola, tu ayudante se irá de la Fábrica.
Don Santiago, de inmediato desapareció rumbo a su dormitorio; en cambio Pamela se sentía dichosa, había aumentado energía venturosa en todo su cuerpo, disfrutó con demasía su orgasmo y lo más maravilloso comenzó a sentir amor hacia el joven provinciano, en aquellos instantes, él, ya no era el "provinciano odioso" sino el joven amoroso que la hizo feliz en la cama.
Nuestro corazón un órgano vital en alianza con el cerebro; dirigen los sentimientos al nacimiento del amor, que en este caso no diferencia si existe afinidad social; para el órgano vital no le interesa si ella es rica en dinero y él, es un pobre y sin dinero; desde este estado de contradicciones el venturoso amor apareció y quiere quedarse, pero no sabemos si solo es un reflejo de agradecimiento al dichoso orgasmo, o si efectivamente hay una atracción afectiva, y que de ser así cambiará todo el destino de esta "pareja  y dispareja a la vez".
Don Santiago, se acostó, pero no podía pegar las pestañas de sus ojos, se incrementó el insomnio y en ese estado de frustración por la confianza fallida, se hizo varias preguntas:
--- ¿Cómo será el futuro de la Fábrica, si él muere de un infarto cardiaco repentinamente y sin culminar todos sus proyectos?
--- ¿Cómo será el destino de su Fábrica, si después de muerto, queda en manos de su hija Pamela, y que ella aun continúa inmadura como para obrar por si sola?
--- ¿Qué significaría su respetable posesión social en su entorno, si su hija decide casarse con el joven provinciano sin roce social y pobre?
--- ¿Cómo reaccionarían sus amigos y contactos sociales al presentar a su heredera con un joven pobretón, provinciano y trabajador de su misma Fábrica?
--- ¿Cómo nacerían sus nietos con el cruce de un mestizo provinciano?
--- ¿Qué méritos tiene este mestizo provinciano como para poder haberse encamado con su hija?
Semejante cuestionario de interrogantes, atormentaban en esos  momentos a don Santiago; entonces, se levantó fue caminó hasta su bar, buscó un trago corto  fuerte, pero optó por algo suave como una menta, se sirvió medio vaso y lo bebió todo el contenido de una sola vez, al regresar a su dormitorio, observó la puerta del dormitorio de su hija se acercó y escuchó que roncaba plácidamente disfrutando de un sueño dichoso.
Don Santiago, sintió el efecto del trago que bebió, se acostó y sin sentir se quedó profundamente dormido, eran las 04:00 horas de la madrugada del nuevo día y nadie los interrumpió hasta las 06:00 horas del día, que sonaron los relojes despertadores  y el bullicio del personal de servicio.
Pamela, había dormido por espacio de 3 horas, le quedó corta la noche, pero era un nuevo amanecer, su corazón latía con más fuerza anunciándole que se prepare para empezar una dura batalla, no contra un contendor malvado, sin con la defensa del nacimiento del amor y precisamente hacia Olzagon.
En cambio, don Santiago, se levantó muy nervioso, él pensaba que todo había sido una pesadilla que la sufrió en los momentos del sueño, y para comprobar su "pesadilla" fue al bar y buscar la menta, y allí estaba la botella fuera del  su  lugar y un vaso con residuos del líquido que bebió en la madrugada.
Comprobó, que todo lo sucedido y escuchado por labios de su hija Pamela, era cierto; entonces trató de serenarse, fue al baño, se tomó un duchazo, luego regresó a su cama se cambió de ropa y fue al comedor para tomar desayuno, ya encontró a su hija sentada, la saludó besándole la frente, se sentó, hicieron la "Oración de Acción de Gracias" y empezaron a desayunar, don Santiago se sirvió una taza de café capuccino, lo endulzó con un terrón de azúcar y cogió un panecillo de dulce, dejando de lado las carnes, los jamones y queso que le placían comer en el desayuno; en cambio Pamela, si se sirvió una taza de porcelana gigante con leche, le echó unas gotitas de café negro pasado y lo endulzó con 4 terrones de azúcar.
Pamela, estaba dichosa y con mucha hambre, se preparó un sándwich con tres tajadas gruesas de jamón, lo tapó con la otra tapa del pan y se sirvió con tal gusto que saboreaba   cada mordida, y de reojo miraba a su padre, él estaba adusto y callado; luego de terminar su comida y beber mas de la mitad de la taza de leche, empezó el dialogo en voz baja casi susurrando y ella dijo:
--- Querido Padre, sé que estás muy herido, por lo que sucedió con Olzagon, pero no lo tomes como una tragedia, yo soy una mujer que ya está madurando, jamás confundo la marcha de la Fábrica con mis aventuras, recuerda soy una descendiente de tu familia italiana y tu sabes mejor que nadie lo que han sido mis tías; pero tampoco me acosté con un delincuente, lo hice con tu trabajador preferido, y siendo sincera él, me hizo feliz........
Don Santiago, se apegó al oído de su hija, e interrumpiéndola, le dijo:
--- Hija, todo esto lo vamos a aclarar en la Fábrica, aquí hay personal que no deben escuchar los problemas familiares de los patrones, termina tu desayuno, para ir temprano a la Fábrica.
Don Santiago, totalmente sereno, calmó las explicaciones de s su hija Pamela, él continuó bebiendo su única taza de café, probablemente había perdido el apetito, el hambre había desaparecido, claro está no era para menos, si mas tarde tienen asuntos pendientes y perentorios, que necesitan ser atendidos con decisiones drásticas, o tal vez no, no se puede predecir que sucederá con el temerario joven Olzagon, que se atrevió encamarse con la hija de su jefe.......
Continuaremos.................
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui