Mi lista de blogs

domingo, 11 de septiembre de 2016

La Casa de la Loma tiene un Fantasma : Capítulo CCCLXXI.- En la hoyada profunda, empieza a penar a la "Hora de la Oración", pero Sixto Leyes la cruzó sin novedad.................

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma, y como informamos en el capítulo anterior; el abogado Alfredo López, recibió el veredicto del Juzgado, aceptando en todos los términos, los argumentos y condiciones para acceder al divorcio;  planteados por Antenor Flores Nieto a su ex esposa, al mismo tiempo éste mismo abogado desvió hasta Guayaquil a los hermanos de Isidoro, e igualmente contrató a un mensajero, para que viaje a la hacienda a notificar a Antenor  y Olinda, para que ambos asistan a Cariamanga a recibir la Resolución Judicial del Divorcio concedido a Antenor; y como le interesaba que Olinda, quien era su sobrina para que se case con Antenor y preparó toda la documentación para el matrimonio civil............

Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA" , esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDICOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

El mensajero, que antiguamente en Socchabamba se le llamaba: "Propio", que fue contratado por el abogado Alfredo López, quien le dio instrucciones para llevar el mensaje lo más rápido posible, como en aquellos tiempos, no había carreteras, el medio más veloz eran los caballos, y para montarlos se tenía que ser todo un jinete, por que de lo contrario, la acémila conocía por telepatía o intuía los nervios del jinete, e intempestivamente corcoveaba y tiraba al jinete por encima de su cabeza cayendo pesadamente al suelo.
Bien, el mensajero que se llamaba Sixto Leyes,( se decían "Leyes" por cargaba con los documentos judiciales oficiales)  si era un buen jinete, por que era justamente su trabajo llevar los recados (notificaciones judiciales) y tenía prisa, se había comprado un caballo de pelaje negro con patas blancas, al caballo se le conocía como: " Rayo Veloz", por que  casi no trotaba, el animal corría en todos los sitios planos para llegar más rápido al lugar de su destino, el recorrido desde Cariamanga hasta la haciendo de Antenor, se demoraba hasta 8 horas; claro está, habían caminos directos, pero eran muy peligrosos, por que solo entraba un jinete...por lo estrecho del sendero... Si otro jinete venía en sentido contrario, no se podían cruzar y si lo hacían, siempre hubo uno de ellos, se rodaba cuesta abajo.
Sixto Leyes, salió desde Cariamanga montado sobre "Rayo Veloz", aproximadamente a las 13:00 horas(1:00 de la tarde) y estaría llegando a las 22:00 horas a la hacienda(10:00 horas de la noche).
En otro lugar, los hermanos de Isidoro, al no encontrar a Isidoro ni Eulalio, y según les informó el abogado Alfredo López, que ellos fueron levados por el ejército y probablemente llevados a la costa en dirección a Guayaquil; pero Eustaquio no aceptó del todo los argumentos del abogado; si bien ellos ya están de regreso a casa, mas por el apuro de evitar que sus dos hermanos, corran la misma suerte, pero fuera de la ciudad, las cosas se piensan mejor y Eustaquio lamentaba no haber ido al puesto policial, y averiguar sobre el paradero de los futuros conscriptos. 
Todo, parece que ya es muy tarde para retroceder en el tiempo, y ellos solo continuaban su retorno a casa y con las manos vacías.
En la casa hacienda, las actividades volvieron a la normalidad, y por su puesto Cipriano quien continuó con el entrenamiento a los jinetes, que actuarán como guarda espaldas del patrón y la patrona.
Antenor y Olinda, siendo ya esposos en los hechos, solo les faltaba la formalidad del matrimonio, pero eso se hará mas adelante hasta la finalización del divorcio, pero ellos no sabían que estaban mas próximos de aquella ceremonia.
Ciertamente, el mensajero Sixto Leyes, quien ya había avanzado en su viaje, hacia la hacienda, apuraba a su caballo en los lugares llanos y por su puesto el caballo "Rayo Veloz", respondía corriendo o trotando ligero, tal como se lo permitía el relieve del terreno.
Entonces, llegamos a las 18:00 horas del día; mas conocida como la:
"Hora de la Oración"(6:00 de la tarde).-  en muchos lugares es una hora muy pesada cargada de fuerzas demoniacas, justo en aquellos instantes pasaban unos pasajeros  por la hoyada profunda, ellos venía desde el lado este e iban al oeste que era la dirección de sus lugares de origen, cuando se acercaba a lo más profundo, los caballos se pusieron nerviosos, incluso intentaban relinchar y a uno de ellos le resonaban las narices, era una clara muestra que algo funesto estaba por allí, los jinetes se aseguraron de la cabeza de las monturas, cogieron las riendas muy bien y aplicaron espuelazos a las panzas de las acémilas, pero aun así los animales se negaban a seguir adelante, mas bien volteaban sus cabezas en señal de retroceder atrás.
Al mismo tiempo, se oyeron gemidos lastimeros, eran muy continuos de hombres peleando y muriendo, todo era un confusión  de sonidos y gritos espantosos, que motivó que los caballos corcovearan volteando la cabeza hacia atrás y alguno de los jinetes cayó al suelo, y los gritos se iban en contra de los jinetes, quienes ayudaron al caído y tuvieron que retroceder totalmente asustados, hasta que salieron de la hoyada, ya estando afuera los jinetes controlaron sus acémilas, se apearon y se dieron cuenta que los cuerpos de los cuadrúpedos temblaban.
Entonces, uno de los jinetes comentó:
--- Creo que el diablo se ha posesionado en la hoyada profunda y no deja pasar a quien no es de su agrado, me llama la atención que todavía es temprano, oh Dios mío son las 6:00 de la tarde, es una hora maldita, es la "Hora de la Oración", seguramente también es posible que hay un "compactado con el diablo"(Pactado).
Como si se les hubiese destapado los oídos, los jinetes  escucharon que lejanamente los perros aullaban, con ladridos muy tristes y fúnebres.
Los jinetes, hicieron resistencia, ellos no se iban a dejar  dominar y menos someter a los designios del diablo, y decidieron intentar de nuevo cruzar la hoyada profunda, pero ahora la oscuridad era total y solo se notaban bultos oscuros; estando apeados jalaron por las riendas a los caballos, los mismos que estaban muy empalados y no querían seguir, repentinamente cantó un gallo de una casa vecina en una hora inusual, por que esos animales siempre cantan en la madrugada, y todo pareció aclararse, ya pasó la hora pesada, los caballos cedieron y trotaron con normalidad.
Los jinetes; cruzaron la hoyada profunda muy asustados, pero no escucharon nada, ningún ruido de gritos espantosos, solo el sonido del discurrir de la corriente de agua cuesta abajo hacia la hoyada profunda. Todos ellos se preguntaba: ¿ Y los ruidos que escuchamos antes a dónde  de fueron?.....
Es probable que en determinados días y en esa misma hora;("Hora de la Oración") las ánimas de los muertos estén rondando por esa hoyada profunda, debido a los violentos hechos de muerte  de los finados, que entregaron su alma en forma dramática y mortal, por un deceso salvaje al ser atravesados sus cuerpos por cuchillos, chavetas y machetes.
Esos pasajeros y jinetes a la vez, se encargarán de propalar y difundir con quienes ellos conversen, que en la hoyada profunda han aparecidos espíritus malignos que acosan a los humanos, que cruzan el lugar a la "Hora de la Oración".
Llegamos a las 21:30 horas de la noche, justo en ese momento llega el mensajero Sixto Leyes; quien montado en su caballo, pisa la orilla de la hoyada profunda, él escucha ruidos de sapos, el ulular de las lechuzas; siente cierto miedo y temor ingresar, pero no tiene alternativa, él tiene que hacerlo, por que al otro lado está la casa hacienda, lugar de su destino a tan solo 30 minutos, aplica las espuelas a la panza de su caballo "Rayo veloz", la acémila resuella sus narices y penetra a la hoyada profunda, todo está muy tranquilo, solo el clásico sonido del discurrir de la corriente de agua cuesta abajo, pero si percibió un aroma de carne podrida, pero rápidamente desapareció con el flujo de la brisa.
Sixto Leyes, cruzó la hoyada profunda y al otro lado se encontró con un grupo de jinetes, quienes se habían apeado de sus acémilas, y estos viendo al extraño en la oscuridad de  la noche, claro está no se notaban detalles, pero uno de ellos le preguntó:
--- Amigo; ¿Qué le pasó al cruzar  la hoyada profunda, hubo alguien que gimió?
Sixto Leyes, temiendo lo peor, como ser asaltado por desconocidos, él sacó fuerzas y contestó:
--- Claro que si amigos, me enfrenté al mismo diablo y junto con mi caballo lo vencimos, prueba de ello es que  estoy aquí y dispuesto a luchar con quien sea....
El que le había preguntado le replicó:
--- ¡¡¡ Hombre !!! no se preocupe amigo, no es necesario mostrar tanto coraje, nosotros somos siete, y si fuésemos malos, usted ya estaría con el güergüero (cuello/garganta) degollado, sino que nosotros, si fuimos asustados por espíritus en esa hoyada, por eso le pregunté a usted si le sucedió lo mismo...........
Continuaremos.................
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com  
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!