Mi lista de blogs

domingo, 2 de octubre de 2016

La Historia del Amor Cruel : Capítulo CCLXV.- Olzagon y Mónica han iniciado el más apasionado encuentro amoroso, ella es un volcán lleno de placer a punto de erupcionar....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel, y como informamos en el capítulo anterior; Olzagon y Mónica han iniciado un romántico y  apasionado encuentro amoroso, Olzagon levantó el cuerpo de Mónica desde la sala y la llevó al dormitorio, teniendo al frente una cama muy bien tendida, adornada con frazadas y colchas de color blanco perla y con bordados a crochet en la esquinas y en la cabecera una gran almohada con una funda también blanca y con un corazón bordado al centro. ........


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Mónica, invitó a su héroe Olzagon a la cama que muy pronto se convertirá en una "Cama Erótica", lo describimos así; por que Olzagon, sigue llevando en peso el cuerpo de su apasionada hembra, llega a la cama la posa suavemente, ella queda tendida sobre su cama, él le levanta la bata desabotonándola la parte que falta, y queda al descubierto un escultural cuerpo, esculpido por la diosa Afrodita, que la dotó de unos abultados senos, una estrecha cintura que hacia abajo da inicio a las mas hermosas y anatómicas piernas.
Olzagon, lleno de testosterona, él ya conocía el sensual cuerpo de Mónica, pero con ropa, que era toda una delicia erótica; cuando como mesera se acercaba a las mesas de los clientes que llegaban al Restaurante Campestre "El Buen Aire", se puede pensar que casi al 100% de los allí presentes les despertaba curiosidad y admiración apreciar tan bello ejemplar femenino, y por su puesto en aquel lugar solo iban gente pudiente y adinerada y con movilidad propia por lo alejado de la ciudad que  se
encontraba ese lugar.
Entonces, esa escultura humana, ahora estaba a punto de ofrecer tan erótico cuerpo a Olzagon, quien al apreciar: una obra maestra de la ingeniería celestial de manos de Afrodita, al esculpirla con esmerado arte, creando una tierna y dulce criatura, que en aquellos momentos están desbordando sus ansias con sed de deseos pasionales, justamente ofrecidos al héroe, que la salvó de las garras de un gigantón que pretendía poseerla a la fuerza.
Dando inicio al encuentro amoroso, el cuerpo de Mónica echado(tumbado) sobre su cama; su héroe unió con suavidad sus labios a los de ella, besándola con ternura y sin apuros, él tenía todo el día a su disposición y ella que deseaba ser poseída, jaló hacia abajo el pantalón y el calzoncillo de Olzagon, dejando al descubierto el miembro viril totalmente erecto, ella lo acariciaba tiernamente con su delicadas manos, luego cogió los testículos aprisionándolos ligeramente con mucha suavidad; por lo que se daba inicio al más romántico de los encuentros amorosos.
El macho(Olzagon), se alejó ligeramente del cuerpo de Mónica para desvestirse, rápidamente se sacó el pantalón y la camisa, quedando completamente desnudo, luego se acercó al cuerpo de Mónica, lo levantó ligeramente por la espalda y la desvistió retirándole la bata, ahora ambos están completamente desnudos( Curuchos se denomina en Socchabamba) y la erótica cama está a su disposición.
Olzagon, sube a la cama, besa apasionadamente los labios de Mónica, se coloca encima de ella, luego baja la boca hasta los senos y besa los erectos pezones, al acercar sus labios siente que arden de calor pasional, los remoja  con sus labios y su miembro viril trata de abrirse camino por la entrepierna de su amada; ella al sentir ese avance, abre en toda su extensión sus piernas ofreciéndola una acalorada vulva, que como entrada conducía a una vagina llena de líquidos eróticos que actuando como lubricantes abrirán el camino para la entrada del miembro viril de su macho.
Pero, no hay apuro, todo empieza con suavidad, siguen las caricias, los besos; la hembra empieza a gemir y con arranque erótico, con su mano derecha coge el pene de su macho y lo introduce por su vulva y roza el clítoris que le hizo estremecer todo su cuerpo: su punto G, era la punta del clítoris, que rápidamente fue captado por el macho, quien envuelto todo su cuerpo por la testosterona (una hormona sexual masculina), quien en un ritmo placentero la besaba y la vez le mamaba sus sensuales pezones, pero aun no la penetraba.
Siguen las tiernas y sensuales caricias, abrazos, todo el cuerpo de la hembra hervía en calor pasional, y estaba a punto de erupcionar, en seguida el macho apegó el cuerpo de la hembra al suyo formando un solo cuerpo penetrándola con toda intensidad, ella colaboró moviendo frenéticamente su piernas y comenzó a gemir y lo hacía con delirio y frenesí sin control.
La pareja, haciendo un coito perfecto, comienzan el ritmo del meneo, pero el macho controla sus impulsos, para ir satisfaciendo poco a poco los deseos pasionales de su hembra, él la penetra mas y mas y continúan con sus movimientos eróticos, y con la experiencia del macho, se dieron la vuelta sin interrumpir el coito, ahora ella está arriba, toma la iniciativa, que la aprovechó moviendo sus caderas hacia el pene permitiéndole penetración total, intensifica sus gemidos, todo su cuerpo es un volcán de placer que grita sintiendo el pene en sus entrañas, besa y muerde los labios de su macho, ella intensifica sus movimientos facilitando con sus lubricantes vaginales la penetración total que hasta le mismo útero goza.
Pero, el macho no desea terminar, hace un movimiento al costado y suelta el cuerpo de su hembra; la voltea y queda a la vista unas perfectas medias naranjas que son los anatómicos glúteos de un color rosáceo sensual, el macho no puede con su genio disfrutando de tan erótico cuerpo de su hembra y comienza a lamer en toda la dimensión de los glúteos de arriba hacia abajo de derecha a izquierda, suavemente abre la entrepierna y se descubre un ano totalmente virgen, aun no sido follado, pero no es su objetivo este hueco sensual.
La hembra, abre totalmente sus piernas y en esa posición le ofrece su vagina, que pide penetración, el macho con la iniciativa llena de testosterona la penetra con toda intensidad, levanta ligeramente las caderas y quedan en posición "perrito" y se mueven en la pose con pasión sin control...............
Continuaremos...............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!