Mi lista de blogs

domingo, 27 de noviembre de 2016

La Casa de la Loma tiene un Fantasma : Capítulo CCCLXXXII.- Cipriano y Josefina disfrutan de un intenso encuentro amoroso.........

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma, y como informamos en el capítulo anterior; Cipriano más conocido como : "El asesino que no mira atrás", tuvo una nueva bronca contra Dionicio "El Faltaso", quien como todos creían se había dio a su casa, pero no fue así, se escondió para intentar vengar su humillante derrota que le infligió Cipriano; el miserable y cobarde individuo siguió todos los movimientos de Cipriano y al ver que iba a casa de Josefina, se le adelantó y la tomó como su rehén, sosteniéndola por el cuello amenazó matarla, pero hubo una transacción(hubo un acto de concesiones mutuas), y fue Cipriano quien dio su cuello y con un ágil movimiento levantó por los aires a Dionicio, quien cayó sufriendo un tremendo porrazo y perdió el conocimiento....
  
Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA", esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDECOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Cipriano, quien era un gran luchador y por su puesto un asesino que no tenía compasión contra sus enemigos; le tocó enfrentar en tierras lejanas (Chilcapampa) a un pendenciero conocido como Dionicio "El faltoso", lo derrotó dos veces, sin usar su chaveta; ahora lo tiene tumbado sobre el piso en casa de Josefina; la única salvación es tirarle un jarro de agua sobre la cabeza para que se reanime, o de lo contrario puede morir por falta de aire a los pulmones.
Entonces, Cipriano abrazó a la Señora Josefina para consolarla de tan terrible pesadilla que fue víctima,  y por estar expuesta a se degollada; ella aceptó el consuelo del joven peleador que le salvó la vida; pero al recibir el abrazo ella sintió en todo su cuerpo una corriente benévola que la hizo vibrar de emoción, algo que ella nunca había sentido antes, y lo que es mejor le gustó el efusivo abrazo de su joven salvador.
Pero, seguía tumbado sobre el piso el cuerpo de un miserable cobarde(Dionicio "El faltoso) que tuvo la osadía de usar el cuerpo de ella como una presa y pretender tomar venganza; y en una rápida reacción de Cipriano, dijo:
--- Señora Josefina, por favor traiga una lapa(vasija hecha de calabaza muy usada en Socchabamba) llena de agua para  echarle a la cabeza de este individuo, sino seremos sepultureros de un miserable cobarde.
Ante el pedido de Cipriano, la señora Josefina, fue rápidamente a la cocina con su linterna y cogió una lapa la llenó de agua de una tinaja y salió a la sala, la entregó a Cipriano, quien tomando vuelo con las manos en alto le tiró el agua con toda su fuerza sobre la cabeza del tumbado.
Todo sucedió como un elíxer, por que el agua fría actuó como un remedio milagroso, "resucitando" al tumbado, quien reaccionó sentándose pero totalmente desorientado, no sabía donde se encontraba y :
¿Por qué estaba en ese estado?
En una actitud digna de verdaderos hombres, Cipriano le dio la mano para que se levante y como la noche estaba oscura, solo la lámpara amparaba para ver, parece que Dionicio con sus sentidos totalmente  en desorden por el porrazo que le removió todo el cerebro, no llegaba a razonar, solo actuaba por instinto de supervivencia; por que estando de pie agradeció a Cipriano por haberlo levantado y salió de la casa y se perdió en la oscuridad.
Estando los dos solos, y libres del estorbo pendenciero,  recién Josefina, recordó que fue ella quien invitó a  Cipriano a su casa, por lo que tomó la iniciativa y dijo:
--- Cipriano, eres mi héroe, me salvaste la vida y te premiaré....
Y sin decir mas palabras, cerró la puerta de la calle, luego ella lo abrazó y sus labios fueron a la boca de Cipriano, quien siendo un mujeriego rápidamente reaccionó correspondiendo el amoroso abrazo y formaron un solo cuerpo estrechando sus cuerpos en abrazos, caricias  y besos, y como le dijo en la fiesta, y esta vez en su casa:
--- Madrina Josefina, me gustas y quiero que sea mía....
Josefina, estimulada por la declaración amorosa, no esperó más y bajó sus manos a la bragueta del macho y le palmeó el pene erecto que aún estaba debajo del pantalón.
Cipriano, no perdió tiempo, levantó el vestido de Josefina y estaba "curucha" (no tenía combinaciones, sostén ni trusa), le cogió las nalgas que ardían buscando el placer y la apegó con fuerza a su cuerpo y de nuevo le dijo:
--- Vamos a la cama y te haré feliz en mi compañía ....
Josefina, obedeciendo soltó el cuerpo de Cipriano y sirviendo de guía lo llevó a su cuarto, a oscuras nuevamente empezaron las caricias y besos, ella lo deseaba, es más quería ser poseída, ya se olvidó que era casada, además, ella le puso la mirada creyendo que era un joven adinerado, impresionada por la gran cantidad de dinero que obsequió en la Landa.
Cipriano, terminó de levantar el vestido de su ocasional hembra y ella cedió, quedando completamente curucha(desnuda), acarició todo su cuerpo y comprobó que ardía como un volcán buscando el placer; él,  se quitó su ropa y ambos quedaron como Adán y Eva, comenzó a besarla y sus labios se fueron a sus erectos pezones, comprobó que ardían estas glándulas eróticas, las amamantó tal como el becerro hace con las tetas de la vaca.
Josefina, sintió en todo cuerpo una corriente que la hacía derretir en todo su cuerpo y quería la penetración, por que su vagina segregaba los lubricantes eróticos, estaba totalmente húmeda, ambos aun estaban parados, por lo que Cipriano hizo echar el cuerpo de su hembra sobre la cama y él, se colocó encima, le abrió las piernas y ella cedía sin ninguna resistencia, con el miembro viril le roció la vulva, al sentirlo ella cedió mas y abrió más sus piernas para facilitar la penetración.
Pero, el macho no tenía ningún apuro, siguió rozando la vulva hasta el clítoris y cada vez que lo hacía el cuerpo de Josefina daba un remezón y ella empezó a gemir, casi gritando, nunca había hecho tales manifestaciones eróticas pero no podía controlar y siguió gimiendo así:
--- aya yayayay que rico es esto ayayayayaya que delicia gracias para los  dioses del amor , ayayayayayay... ayyyy... ayayayaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyyyy..
Josefina, ya no podía controlar a su cuerpo y pidió al macho que sea penetrada, pero Cipriano aún siendo joven, ya había acumulado mucha experiencia en el manejo de mozas(amantes), por eso lo iba haciendo poco a poco hasta que la hembra se acerque a su máximo éxtasis;  y sabiendo que ella era mas madura en comparación con su edad, siguió acariciándola  y solamente le introducía la cabeza del glande, ella sentía un calor de placer en todo su cuerpo..... y seguía gimiendo sin control...
Entonces,  ella tomó la iniciativa y cogió por la cintura a su macho apegándolo a su cuerpo y de produjo la penetración total y comenzó el ritmo del meneo con los gritos que ella gemía, Josefina gritaba; y  como si fuese la primera vez sentía que todo su cuerpo se adormecía con una sensación de intenso placer, ambos cuerpos unidos se movían con la penetración total que el útero gozaba recibiendo la pieza viril del macho, en toda su dimensión.... él la penetraba más y más y ella recibía placer ...
Cipriano, controlando su cuerpo la penetraba con toda intensidad, sentía que esa vagina ardía buscando el placer, hasta por la vulva salían los lubricantes eróticos y producía la sonaja característica del pene dentro de la vagina, todo era movimientos eróticos, Josefina seguía gritando pidiendo más penetración y el macho la complacía, hasta que ella sintió que pajaritos le cantaban al oído y todo su cuerpo se adormeció y reaccionó dando un tremendo estirón y soltó su primer orgasmo, era la primera vez que lo sentía, todo su cuerpo se derretía  nunca en su vida había sentido tanto placer.
Cipriano, al comprobar que su hembra ya soltó su orgasmo, siguió acariciándola, mamándole los pezones y penetrándola mas y mas, era el momento y con un fuerte empujón  hasta las entrañas de su hembra eyaculó, los dos cuerpos se unieron en uno solo con movimientos que la camita parecía que se iba a desarmar, y paulatinamente iba decreciendo los movimientos hasta que sin romper el coito cesaron por completo...
Entonces, Josefina tapada con una cobija para no seguir curucha(desnuda)  y pensando en la pichula(pene) de Cipriano que le hizo feliz y planeó no desprenderse de él y  comenzó a llorar con tanta fuerza tal como lo hizo gimiendo de placer; y tal vez hipócritamente,  le pesaba haber roto su fidelidad a su esposo que se encontraba en tierras lejanas, trabajando para ofrecerle una vida mejor a ella..........
Continuaremos...............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui