Mi lista de blogs

domingo, 8 de junio de 2014

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CLIII.- Al sentarse en la mesa el Supervisor pierde la servilleta y cae al piso ante la presencia del Gerente General y Olzagon y estos sueltan una carcajada

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior, se cristalizó la venta millonaria de mercaderías al Supermercado "Mercado Gigante", efectuada por Olzagon; el Gerente General  de la Fábrica vendedora estaba tan efusivo y feliz que invitó a almorzar  a Olzagon y al Supervisor de Ventas, quien en un principio rehusó salir; pero ante la orden  del Gerente no tuvo otra opción que aceptar para acompañar y compartir junto al vendedor Olzagon que no era un persona agradable a sus ojos, era una animadversión sin motivo alguno aparente.

Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Como estaba previsto, siendo las 13:00 horas  de aquel día se alistaba al automóvil del Gerente por que iba  a salir con invitados, el chofer desconocía quienes serán, pero rápidamente tuvo la respuesta, por que  aparecieron el Gerente, el vendedor más antiguo y el joven empleado que recién estaba laborando; el conductor se dijo así mismo:
"caramba el jefe va a congraciarse con la gente de ventas"
Al llegar hasta el automóvil los tres personajes; el chofer se puso a las ordenes, preguntando:
--- ¿ Para dónde los llevaré Señor Gerente?
El Gerente quien conocía lugares para comer bien sin ser molestado, ya que tenía programada una tertulia y conocer de primera mano el ¿Por qué? de la animadversión del Supervisor contra Olzagon, y ordenó:
--- Por favor llévanos al Restaurante "Las Delicias del sabor"; nos dejas allí y regresas a recogernos en tres horas.
El chofer teniendo el itinerario, a donde se conduciría, encendió el automóvil y partió con sus tres ocupantes en el asiento posterior; aún así seguía con sus pensamientos y se dijo:
"Caramba el jefe se a rajar con el bolsillo, por que en ese lugar cobran hasta el piso"
Mientras tanto el Gerente General empezó la conversación con sus empleados y les dijo:
--- La Fábrica siempre reconocerá los méritos aportados por sus trabajadores, con mayor razón al equipo de vendedores, quienes son los trabajadores más importantes, por que venden lo que producimos y tal vez sin temor a equivocarme sin ventas no hay producción....
El Gerente, hizo una pausa y prosiguió:
--- Debe reconocer que últimamente la Fábrica nunca había tenido una venta millonaria a un sólo cliente y además habían caído en forma alarmante las ventas y el héroe de esta proeza ha sido Olzagon, por lo que te haz hecho acreedor a nuestro aprecio y se te reconocerá una bonificación especial por ventas extraordinarias.
Y mirando al flamante supervisor de ventas, le dijo:
--- Tu como su jefe inmediato debes sentirte feliz; que tu gente bajo tu mando, está cumpliendo tus ordenes; aunque bueno es recordar, la enseñanza para este joven vendedor la recibió de Antonio y lamento que se haya ido, fue un trabajador leal, honesto e imparcial con sus vendedores.
El Gerente hizo de nuevo un descanso y continuó:
--- A ti amigo como Supervisor te estamos dando un agradecimiento al promoverte en honor a tantos años aportados de tu vida a las ventas de esta Fábrica; creo que llegó tu oportunidad para que culmines tu vida laboral ocupando una jefatura que te permita desarrollar acciones que no podías hacerlas desde la base...
Nuevamente el Gerente hizo una pausa y esta vez tratará de pulsar la reacción del Supervisor, anunciando la bonificación que recibirá Olzagon y agregó:
--- ¿Dime Homero ( ese era el nombre del supervisor), tu no crees que debemos otorgar a Olzagon, además de sus comisiones una bonificación del 1 1/2% de comisión extraordinaria?
Al Supervisor se le encendieron los pabellones de las orejas por la tremenda envidia que le produjo el reconocimiento que su jefe hacía a favor del vendedor Olzagon y no a él, aun reconocía que el jefe tenía razón por que era una venta extraordinaria y como su superior inmediato y haciendo un esfuerzo de cautela y ecuanimidad, le contestó:
--- Por su puesto señor Gerente, el vendedor Olzagon, aquí presente, merece ese bonificación; solo que sentará un precedente; por que los demás vendedores querrán lo mismo de lo que estamos haciendo con Olzagon; aún siendo esta venta ventajosamente excelente para la empresa, cuyo monto supera a la suma total de todos los vendedores en 30 días de trabajo...
El Supervisor hizo una pausa y agregó:
--- Señor Gerente, tiene razón en llamarme la atención que las ventas han bajado, pero solo obedece a un cambio estacional, el próximo verano nos recuperaremos y haremos ventas más grandes a la efectuada por Olzagon.... 
El Supervisor finalizó:
--- Gracias Señor Gerente por ratificarme como su Supervisor, en efecto tengo algunos planes que en su oportunidad le informaré que necesariamente impondremos en la Supervisión en bien de superar las ventas.
El Gerente, sintió en carne propia que el Supervisor había hecho un esfuerzo de prudencia para no desmerecer el trabajo de Olzagon; pero se destapó con su pronóstico que venderá mucha mercadería por encima de lo que hizo Olzagon.
Repentinamente, el automóvil se paró y el chofer, dijo:
--- Ya llegamos al Restaurante "Las Delicias del Sabor", por favor bajen y les deseo buen provecho en su almuerzo, yo regreso a la Fábrica siendo las 13:40 horas y en tres horas que serán las 14:40 horas los recogeré de este mismo lugar.
El Gerente quería consolidar la unidad en el Departamento de Ventas y se iba a tomar casi toda la tarde para lograrlo; él necesitaba al nuevo Supervisor y al mismo tiempo al joven vendedor que había demostrado eficiencia y mucha "muñeca"(astucia) y habilidad para vender; ellos entraron al establecimiento no estaba lleno, solo algunas mesas con comensales, el ambiente estaba acompañado de música instrumental que invitaba en forma muy agradable a sentarse a comer.
El Gerente y sus acompañantes escogieron una mesa  con luz natural cercana a una ventana y justo con cuatro sillas, como eran tres ellos, la cuarta será para colocar los maletines de los vendedores; de inmediato se acercó un mesero vestido  muy elegante en traje frac, pero la chaqueta era corta que llegaba a la cintura del asistente, quien cortésmente, dijo:
--- Señor Gerente es un honor tenerlo de nuevo en este Restaurante, sea usted y sus acompañantes bienvenidos; estoy a sus ordenes, aquí tiene la carta de los platillos y en las últimas páginas está la lista de los cócteles y tragos como aperitivos y sugerencias para asentar la comida.
El Gerente, agradeció la atención y siendo muy ducho en estos menesteres, recibió la servilleta y la colocó sobre la rodilla y no sobre el muslo, lo que fue imitado por el Supervisor y se le cayó al piso la "bendita servilleta" produciéndole un tremendo rubor en la cara y vergüenza por no estar acostumbrado a la "etiqueta", en cambio Olzagon no cometió el error de imitar y colocó su servilleta sobre el muslo y viendo los apuros del Supervisor no pudo contener la risa que fue imitada por el Gerente, quien hábilmente le mencionó  a Olzagon que estaba recordando el chiste del gato sobre la mesa, a lo que Olzagon hizo las apariencias de entender el motivo de las risas y continuaron carcajeándose a costillas del Supervisor, que seguramente en ese momento quería que se lo trague la tierra.... continuaremos.........
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui