Mi lista de blogs

domingo, 14 de septiembre de 2014

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CLXVII.- Olzagon tuvo un día muy agitado y que le fue favorable en su posición como vendedor

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel, entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; Olzagon tuvo un intercambio de expresiones muy fructíferas con el Jefe Almacenero de la Fábrica de Productos Plástico "El Dorado", quien se comprometió como un reto personal enviar la mercadería faltante comprada por el Supermercado "Mercado Gigante" y como Olzagon iba en uno de los camiones que transportaban la mercadería, conoció al chofer de nombre Aurelio, quien resultó hermano mayor de Cleolinda, la joven secretaria del Departamento de Personal a quien Olzagon, la pretendía como su enamorada.....



Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

La caravana de los tres camiones, repletos de mercadería enviada al Supermercado "Mercado Gigante", llegó a su destino; Olzagon que ya conocía al Supermercado, se bajó del camión y fue a la Caseta de Control, el vigilante que también lo conocía le indicó, que tiene que ir tras el edificio y allí encontrará una puerta a mitad del edificio con muchos otros camiones esperando turno para descargar.
El joven vendedor indicó a los choferes retroceder sus unidades y dar la vuelta; de inmediato se hicieron las maniobras y los tres camiones enfilaron hacia atrás; al llegar había una fila de aproximadamente 10 camioneros esperando su turno.
Entonces, Olzagon que no disponía de mucho tiempo, como para esperar el turno que podría ser de 2 o más horas, o tal vez más tiempo, conversó con Aurelio y lo dejó; para ir a buscar al Supervisor de Compras, caminó toda la manzana y pudo observar la larga fila de camionetas más pequeñas que también hacían fila para entregas menores,
Olzagon, pensó que no habían más viajes en el presente día;  si es que no lograba acceder a la entrega de mercadería.
Al llegar de nuevo a la Caseta de Control, pidió al vigilante darle cita con el Supervisor de Compras; como era muy conocido, le abrió la puerta y lo dejó pasar, deferencia que apreció Olzagon y se dijo asimismo:..."algún día daré una merecida recompensa a estos vigilantes que ayudan acortando el tiempo".
Olzagon, llegó hasta la Supervisión; allí estaba su amigo, quien al verlo lo hizo pasar de inmediato, se saludaron  con un abrazo, y Olzagon, le dijo:
--- Señor Supervisor, le he traído tres  camiones llenos de mercadería, sino que estamos varados por que  hay una larga fila de otros camiones esperando turno, que lo harán con mucha paciencia; sin embargo, tengo el tiempo muy limitado, por lo que ruego a usted interponer sus buenos oficios para acelerar la entrega..
El Supervisor que agradecía a Dios, que por fin llegaba la mercadería, le contestó:
--- Claro que si amigo Olzagon, me comunicaré con el almacenero, para que te prefieran, ya que la mercadería es para las sucursales.
En efecto el Supervisor, se comunicó con su colega de los Almacenes; mientras tanto Olzagon al regresar  y los camiones esperaban; incluso Aurelio ya hizo amistad con un chofer delante suyo; repentinamente el vigilante de esta zona, buscaba al Señor Olzagon, como no lo conocía, trató de buscarlo en el grupo de tres camiones y llegó pocos minutos después de lo que hizo Olzagon y se dirigió a cualquiera de los tres  choferes y ayudantes; el, que buscaba, dijo:
--- Señores, estoy buscando a un tal Olzagon, que viene con tres camiones con productos de plásticos, que se adelante en la descarga, por que la mercadería viajará (será remitida) en el próximo vuelo hacia provincias.
Olzagon que en ese momento estaba junto a Aurelio, le contestó:
--- Yo soy Olzagon y estamos listos para descargar la mercadería; incluso el embalaje fue de primera, entonces pasaremos  en este momento.
Los choferes encendieron sus motores y partieron al almacén, al llegar la gigantesco almacén, ya estaba el Supervisor de Compras, quien al ver in situ la mercadería, nuevamente se dieron un abrazo con Olzagon y de inmediato, el supervisor ofreció sus cargadores(patos) para descargar y almacenar los cajones que venían de diferentes tamaños.
Olzagon viendo la alegría del Supervisor de Compras, le dijo:
--- Amigo es momento de conversar con nuevos productos, que el Supermercado ofrecerá a sus clientes, como por ejemplo las bolsas plásticas con asa, que les permitirá llevar sus productos en forma segura, económica y sobretodo limpias e higiénicas.
El Supervisor, que ya vio parte de los productos plásticos, se entusiasmó tanto que olvidó el acuerdo con Olzagon y se quería echar para atrás de acuerdo a su posición anterior de comprar bolsas plásticas, por que sencillamente era un producto completamente nuevo y no se sabía, si habría aceptación de los clientes y contestó:
--- Amigo Olzagon, recién estamos saliendo de un tremendo susto con la provisión de los plásticos de su ex empresa; dime: ¿Qué garantías tengo con su Fábrica, si finalmente los clientes aceptan el producto?
Olzagon, quien era un gran vendedor, le contestó:
--- Mi estimado amigo, nosotros garantizamos nuestros productos y estamos completamente seguros, que sus clientes estarán felices acarreando sus compras y que sean transportados en envases plásticos; además le ofrecemos impulsadoras, quienes ayudarán a las cajeras en el embolsado de los productos vendidos.
El Supervisor, tocándose el mentón, en señal de estar pensando, replicó:
--- Amigo Olzagon, no piense mal, solo que tengo desconfianza: que si los clientes muy conservadores y acostumbrados a las bolsas de papel, renuncien de la noche a la mañana cambiando a bolsas plásticas con asa.
Olzagon, siempre tenía una respuesta y dijo:
--- La Fábrica ha firmado un contrato con la Televisión Nacional, para promocionar el uso de las bolsas plásticas con asa, y justamente mañana salen los primeros spots televisivos, que impactarán al consumidor.
El Supervisor de Compras, entendió que tenía una deuda con Olzagon, por que en todo momento, él, se preocupó por el despacho de la mercadería de su anterior empleador, entonces decidió hacer una compra, pero será formalmente el día siguiente y le dijo:
--- Amigo Olzagon, me haz convencido, acepto hacer un pedido de 10 toneladas de bolsas y si tenemos aceptación del público consumidor; el siguiente pedido será duplicado.
Olzagon, era un gran negociador, e intentó subir la compra y le dijo:
--- Señor Supervisor, usted está comprando bolsas para un solo mes, le sugiero un mínimo de 20 toneladas, que incluye a su favor impulsadoras en caja bajo nuestro costo; y lo más importante propaganda comercial por intermedio de la televisión y señalaremos que las usa el Supermercado "Mercado Gigante".
El Supervisor de compras, cogiéndose la punta de la nariz, terminó por ser convencido y contestó:
--- Muy bien Olzagon, tu ganas, te espero mañana por la tarde para hacerte el pedido, mientras tanto si tienes tiempo, trata de acelerar la entrega de la mercadería de la Fábrica de los plásticos "El Dorado".
Olzagon, con el pedido casi en sus manos, asumía el reto de cumplir con la entrega de la mercadería vendida, pasó por su mente solicitar permiso a Don Santiago su nuevo jefe; pero cambió y pensó mejor:
"Si recién me incorporo no debo informar sobre el pedido, iré a presentarme en mi primer día de trabajo y saldré y afinaré la entrega en la Fábrica, hasta tener el pedido en mis manos del Supermercado y como tal; tengo toda  la mañana para visitar de nuevo al Almacenero, quien me prometió ayudarme, entonces es el momento de visitar y culminar la entrega y me gano al cliente para toda la vida"...
Con todas las prometedoras noticias, se fue a casa, ya era aproximadamente las 18:00 horas del día, como era muy temprano, aún no llegaban los demás comensales, estaba sola Laurita, al llegar ella como siempre lo recibía con un amoroso abrazo y un romántico beso, naturalmente Olzagon correspondía a las atenciones de Laurita, a quien le acarició todo su cuerpo, y ella no tenía ninguna pieza interior en su cuerpo tan solo una bata muy sensual cubría su sensual cuerpo. Era tiempo de hacer el amor..... continuaremos......
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!