Mi lista de blogs

domingo, 30 de noviembre de 2014

La Historia del Amor Cruel : Capítulo CLXXVIII.- Olzagon logra seducir a Delia para llevarla el resto de la noche a pasar en un hotel..

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; la cena ofrecida por don Santiago a sus empleados estaba finalizando con baile en compañía de atractivas damas especialmente contratadas para acompañar a los clientes; Olzagon quien había establecido una armoniosa amistad con Delia, tal como se llamaba su acompañante y como fruto del calor sensual, él le propuso a ella pasar el resto de la noche en un hotel; ella rechazó tal proposición, y ya casi al terminar la reunión, llegó la música con un Bolero ranchera de Pedro Infante " Historia de un Amor", oportunidad que no se la perdió Olzagon al bailar con su amiga Delia, se acomodó abrazándola tiernamente al ritmo de la danza......



Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Olzagon, consideró que tenía la oportunidad de su vida con Delia al empezar a bailar el Bolero Ranchera de Pedro Infante "Historia de un Amor"; entonces  con su suma delicadeza unió el cuerpo de ella con él; le ajustó la cintura y ella cedió sin oposición; los dos cuerpos se pegaron en uno, los corazones palpitaban agitadamente, el calor corporal era compartido y Olzagon con su rodilla intenta abrir las piernas de Delia, ella cede en esa exposición, se rozan sus genitales,
En aquel instante, Olzagon confiesa su amor al oído de Delia, ella  no le contesta, más bien aprieta su cuerpo cogiéndole de la cintura a Olzagon; el ritmo romántico de la canción despierta deseos y pasiones a esta joven pareja. ¡¡¡ Que maravilloso es el amor en dos jóvenes que recién se conocen !!!
Olzagon, está luchando contra el tiempo e intenta  sacarle un nuevo SI, a su invitación a pasar el resto de la noche en un hotel y depositó su confianza en su labia que siempre le ha dado buenos resultados y le dijo:
--- Delia, amada mía eres un encanto de mujer, creo que el dios Eros, nos unió ésta noche y no podemos defraudar sus  bendiciones celestiales, sino llegamos a compartir nuestro naciente amor en cuerpo y alma, por que así lo quiere el destino que me permitió conocer a una dama que desde el primer instante despertó en mi ser amor y ternura.....
Olzagon, hace una pausa y acelera la seducción antes que termine la pieza musical y agregó:
--- Tal vez cometí el error de ser sincero contigo, pero jamás pasó por mi mente en pensar que eres una mujer fácil, todo lo contrario en el poco tiempo que te conozco vi en ti a una dama que sabe hacer frente a la vida, no interesando tanto la actividad sino la voluntad del trabajo; damas como tu persona son dignas de admiración, si con el trabajo pagas tus estudios es digno de encomio....
Olzagon, presionado más la rodilla en las entrepiernas de Delia y se dio cuenta que ella lo deseaba, finalizó:
--- Delia, terminar contigo este feliz encuentro en la intimidad no es ningún pecado, sino más bien la consumación de los deseos mutuos que nace entre jóvenes, cuyos cuerpos se manifiestan buscando disfrutar la pasión que aflora como fruto de unirse para siempre en el dichoso amor; todo esto es un acto de un dulce amor a primera vista, nunca nos hemos conocido antes, y tal vez nunca nos veremos después si despreciamos la oportunidad que tenemos a nuestro alcance en este momento de unir a nuestros cuerpos para siempre y recuerda que nuestro naciente amor es puro y sincero.
Delia, abrumada por el seductor pretendiente, que sin quererlo según sus costumbres, su cuerpo lo deseaba, pero si  lo hacía tenía que romper sus principios de conducta moral que rechazaba la entrega fácil y en la primera noche y actuando con lo que le decía su corazón y no su cerebro, le contestó:
--- Olzagon, acabo de conocerte, debo reconocer que hablas hasta por los codos, y haz logrado romper mi voluntad de no ceder tan fácilmente a las insinuaciones, por lo que voy a hacerte algunas preguntas:
..."¿Qué gano yo siendo tuya esta noche?"
..."¿Qué harás tu, si yo no accedo ir al hotel, aún aceptando que me gustas?"
..."¿Qué haría yo,  si tu tienes una enamorada o tal vez una esposa?"
Olzagon, coincidiendo con la finalización de la pieza musical que le salvó el compromiso de dar respuesta a las peguntas, poniendo su mano sobre el hombro de Delia, le contestó:
--- Delia, tu me gustas, y si quieres ser mía arriésgate a todas  tus preguntas;  te prometo respeto y lealtad....
Delia, con disimulo retiró la mano de Olzagon, por que la estaban viendo sus compañeras y le contestó:
--- Olzagon, acepto el reto,  me voy contigo, pero espera que nos cancelen el trabajo hecho y me despediré de mis compañeras, tengo que callarles la boca, por que las oigo  en pleno cuchicheo.
Delia se apartó de Olzagon y se fue a reunir con sus compañeras de trabajo; en efecto ya terminó la jarana, don Santiago pidió la cuenta, en realidad estaba muy embriagado como para pagar en aquel momento y como era un personaje conocido, pidió le envíen la cuenta a su Fábrica para cancelarla el día siguiente y en promesa de su seriedad se acercó a la caja, se sacó su reloj suizo Longines, que era de oro macizo  de 24 kilates  y 41 rubíes, cuyo valor era toda una fortuna, el Cajero sin titubear aceptó la prenda, le dio un vale como constancia de haber recibido la joya.
Nuevamente apareció la dama anfitriona  que los atendió desde el principio y agradeció la preferencia de sus clientes y se llevó consigo a las otras damas; entonces don Santiago que ya quería ir a su domicilio hizo llamar un taxi, y antes de salir mirando a sus invitados, les dijo:
--- Señores nos hemos divertido mucho y celebramos un acontecimiento comercial y espero que ustedes redoblen los esfuerzos para sacar adelante a la Fábrica, que al final de cuentas es nuestra segunda casa. Nunca me imaginé que un joven(Olzagon) de apenas 20 años  y tantos años de edad,  haya realizado la proeza de vender tanta mercadería,
Y mirándolo justamente a él, le dijo:
--- Oye muchacho te felicito, por que no  solo eres un excelente vendedor, sino que también dominas el galanteo, te deseo un dichosa noche con esa joven, es una mujer buena en todo y creo que ya encontraste tu media naranja.
Los demás empleados se miraron entre ellos y de reojo  a Olzagon con cierta envidia, por que se había convertido en el empleado preferido del Jefe pero nadie dijo nada.
En esos momento apareció el empleado recepcionista del Restaurante y dijo:
--- Señor Carboleni, el taxi espera afuera, le llevará a su domicilio a nuestro costo.
Don Santiago, se  levantó de su asiento, se despidió de sus empleados y salió rumbo a su casa, los demás clientes incluido Olzagon, se aprestaban a salir  dándose un abrazo de despedida y en esos instantes apareció Delia y sus amigas que también se iban a sus casas; entonces Olzagon se separó del grupo de sus compañeros y se dirigió a donde estaba Delia, quien adivinando las intenciones de su pretendiente apresuradamente se despidió de sus compañeras y se dirigió al encuentro con Olzagon.
Ambos jóvenes se dieron un ardoroso abrazo  y justo pasaba un taxi lo tomaron y se perdieron en la oscuridad de  la noche que se negaba dar la luz resplandeciente del alba.
Los tres empleados que aún no sabían si se iban a sus casas o continuaban la jarana en otro lugar y fue justamente Ignacio quien avergonzado por el papelón que hizo en el interior del Restaurante, les dijo:
--- Amigos, conozco un lugar que se amanece, los invito a beber unos tragos más, para continuar la diversión, imitemos a Olzagon, él, seguramente se amanecerá con esa joven y nosotros nos quedamos picones por no tener la misma  suerte con las mujeres.
Entonces uno de sus compañeros, si no nos equivocamos  fue el Supervisor de la Fábrica, quien le contestó:
--- Ignacio, cómo puedes haber caído en la peor humillación de arrodillarte ante el Jefe; ¿Qué diablos te pasó a ti? para nosotros te haz convertido en el hazmerreir, por lo menos yo te prometo guardar el secreto, pero creo que el día de mañana, todos comentarán tus despropósitos humillantes para tu persona, ojalá que tu equipo de vendedores no lleguen a saber nada, por que haz perdido autoridad y sobretodo decencia como persona, tu autoestima estará por los suelos, discúlpame que sea tan duro, pero tenía que decirte lo que yo sentí en mi amor propio verte hincado pidiendo que no te boten del trabajo.
Con estas palabras tan crueles y despiadadas para Ignacio, los otros no dijeron nada y cada uno tomó su taxi y se fueron a sus casas, solo se quedó Ignacio parado sin atinar que hacer ..... continuaremos......
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui

Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!