Mi lista de blogs

domingo, 30 de noviembre de 2014

La Casa de la Loma tiene un Fantasma : Capítulo CCLXXXVII.- Natalia "ojos verdes" logra superar varios fallos en lazar toretes ariscos y con creces laceó al último torete..

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma y como informamos en el capítulo anterior; Natalia "ojos verdes" y Horacio Manchay, ambos en diferentes lugares y aún desconocidos, están en un agitado trajín de entrenamientos en juegos hípicos; por que serán rivales en las competencias de la Festividad Religiosa de Ambasal; hasta el momento Natalia lleva la delantera por que ya entrena con toretes ariscos y escogió una prueba de lacear al animal y tirarse encima para tumbarlo, que constituye al que lo hace utilizar mucha habilidad para no dañar al animal ni salir herido con el ejercicio.....

Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA" , esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDICOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Natalia "ojos verdes" había ordenado a un peón llevar  a su centro de entrenamiento "Pampa Abierta" cuatro toretes muy ariscos, los mismos que servirán para entrenar el juego que ella lo llamó: "Lacear al vuelo" y justamente éste era un juego principal de las competencias en Ambasal.
Estando lista,  Natalia montada sobre su caballo bayo alazán, ordenó al peón, soltar al primer torete, que era uno de los más ariscos; al sentirse libre  el vacuno salió disparado levantado la cola y las patas  traseras, era justamente lo que esperaba Natalia entonces picó con las espuelas a su caballo, el animal que sintiendo los espuelazos corrió tras el torete y la jinete lanzó la veta(cuerda trenzada de tiras de cuero de vaca) con el lazo hacia la cabeza de la presa, pero falló, solo le acarició el cogote del torete.
Natalia era una joven muy emprendedora y al fallar en su primer intento, no le hizo ninguna mella, mas bien era un incentivo, para mejorar  su puntería en tirar el lazo que se hace en la punta de la veta; retrocedió al punto inicial y ordenó soltar el segundo torete, el peón lo soltó; casi igual que el primero, el animal muy arisco emprendió la fuga y lo hizo por el medio de la pampa; era un regalo en bandeja de plata para Natalia; entonces picó a la panza de su noble equino y emprendió a todo galope lacear a su presa; pero esta vez comete otro error, soltó demasiado el lazo  se le pasó fuera de la cabeza del torete.
Natalia, era terca y testaruda como para ceder en su intento de lacear un torete al vuelo; nuevamente paró a su caballo y retrocedió al punto inicial, ella se sentía hastiada o tal vez disgustada por la pésima puntería, pero no se estaba desanimada, todo lo contrario, su espíritu de luchadora la motivaba  a continuar en la brega  sin ceder terreno al desánimo ni la derrota.
Natalia, ordenó al peón soltar al tercer torete y éste animal era muy  bravo, por que cuando estuvo amarrado esperando su turno, estaba que bufaba resoplando las narices con tanta fuerza que le hacía tener miedo al peón, que lo pueda cornear con la punta de sus afilados cuernos en nacimiento, y como era un experto en manejar a estas "fierillas bravuconas", le quitó el lazo, subiendo al árbol, donde se había amarrado y lo soltó; al sentirse libre el torete emprendió la fuga por el costado de la pampa, Natalia picó a su caballo y lo siguió buscando un claro par alanzar al veta, pero el animal no daba batalla, siguió corriendo y escondiendo la cabeza, hasta que se metió al bosque y se perdió la oportunidad de atraparlo,
La jinete, sintió rabia con ella misma y tal vez pasó por su mente que ella no estaba adriestada como para ser una ganadera, pero de inmediato reaccionó y su espíritu tomando las cosas con ímpetu, le ordenó hacer el último intento y con toda seguridad esta vez dará en el blanco.
Natalia, sentía vergüenza de su peón, quien no decía nada, pero seguramente pensaba que su Patrona, era una inútil laceadora, por que solo le sonreía al momento de recibir las ordenes para soltar a los toretes y esta vez ella se dirigió a él, y le dijo:
--- Díme, qué estoy haciendo mal, que no puedo atrapar ningún torete, me siento avergonzada por la inutilidad de mis intentos...
El peón, muy sumiso y levantado la cabeza; le contestó:
--- Señorita Natalia, usted nada ha hecho bien, a los animales ariscos se les adelanta la carrera y usted tiene que estar a la altura de la cabeza en pleno trote de su caballo y en ese estado tan solo, tira el lazo a la cabeza y nunca vaya por detrás, así no cogerá a ningún toro...
Natalia, se sintió muy afectada emocionalmente que su peón le indique como debe hacer las cosas, pero aceptó el consejo, después de todo los peones están  todos los días arriando las vacas de un potrero hacia otro y saben perfectamente como doblegarlos y le contestó:
--- Muchas gracias, por tus consejos y te prometo que esta vez acertaré y lo haré a la volada, ya aprendí la lección.
De inmediato ordenó al peón, soltar al último torete, y éste animal era totalmente desconocido, nadie sabía si era bravo(atacante), estuvo totalmente parado junto al árbol, nunca se jaloneó de la soga el peón se acercó y lo soltó, el bobino al sentirse libre, se dirigió a embestir al peón, quien en atinada acción se aventó por encima de unos chopes (ocultándose detrás de los arbustos) y desde allí le gritó a la Patrona (Natalia) diciéndole:
--- Patrona Natalia, cúbrase, ese animal es peligroso, puede atacar a la panza del caballo y tumbarla al suelo a usted, por favor cúbrase....
Natalia, tenía un "sexto sentido"  atendiendo a ese viejo refrán: "Líbrame de las aguas mansas ,que de las bravas me defiendo yo" y al observar al bravo rumiante, en una acción rápida; picó las espuelas a su noble caballo no para huir, sino para interceptar al animal, con suma agilidad preparó el lazo y se enfrentó de frente y cuando lo tuvo a su alcance, le lanzó a la cabeza el lazo y acertó, se posesionó sobre su silla donde estaba montada y jaloneó la veta, naturalmente el toro haciendo uso de su descomunal fuerza, empezó a jalonear la veta que lo sostenía por el pescuezo ..
Y como estaba bien asegurada la jinete y lo paró en seco, acción que el animal no pudo mantener el equilibrio y resbaló cayendo patas arriba, que con el estirón hizo que el caballo pierda estabilidad y casi cae de narices, no cayó pero si arrojó por encima de su cabeza a su jinete, quien voló como pájaro y cayó encima de la panza del torete...
Natalia, al tener a su presa a su alcance aun aturdida  por el porrazo se reincorporó y cogió por las astas al torete en una acción casi suicida; como una de las astas se clavó sobre el suelo, favoreció la acción de Natalia, quien inmovilizó al cuadrúpedo; el peón asombrado por lo que estaba observando, salió de su escondite para auxiliar a su Patrona, pero ella rechazó la ayuda y levantando la voz casi gritando le dijo:
--- Muchas gracias por tu ayuda, pero este reto es mío y necesito practicarlo para derrotar a competidores peruanos...
El peón, que no salía de su asombro, viendo que su Patrona lo superó en todo lo que él, sabía hacer, algo que ninguno de ellos se atrevería hacer para doblegar a los toretes rebeldes, solo le dijo:
--- Patrona Natalia, sigue con su entrenamiento para traer un nuevo lote de toretes..... continuaremos......
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!