Mi lista de blogs

domingo, 15 de febrero de 2015

La Casa de la Loma tiene un Fantasma: Capítulo CCXCV.- Horacio a galope ligero demuestra habilidades innatas con derroche de talento en lacear y doblegar toretes...

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma, y como informamos en el capítulo anterior Horacio Manchay bajo la dirección de Adelaida, hizo su primer entrenamiento de lacear un torete, tumbándolo y doblegándolo  en el suelo, claro que en todo momento primó su iniciativa y talento, lo que fue apreciado por Adelaida, quien desde una distancia impedía que los toretes huyan de nuevo por donde llegaron; a todo esto la anfitriona que era la Viuda de don Melchor, como testigo no salía de su asombro de lo que observaban sus ojos.

Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA" , esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDICOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Es necesario recordar que los toretes llegaron a Pacainio, gracias a la intervención directa de los huestes satánicos, quienes se transmigraron en toros viejos y acosaron a los jóvenes toretes y no les dieron hándicap hasta conducirlos a Pacainio.
Un brillante trabajo de Satanás, quien facilitaba las tareas de Horacio y Adelaida, los mismos que jamás lo supieron que su aliado directo era el diablo, en ponerles los toretes en bandeja; claro está, que Adelaida, gracias a su percepción sensorial pudo captar que fuerzas desconocidas para ellos, les estaban ayudando en su cometido de practicar en lacear toretes a la bolada desde la montura del caballo.
Luego, que Horacio hizo su primer ensayo exitoso, contagió con su entusiasmo a Adelaida y como estaba en posesión privilegiada con la veta y lazo listo, picó ligeramente con las espuelas a su brioso caballo negro quien intuyendo  las intenciones del amo, al galope bajó a la parte plana y galopó en dirección de un torete que se venía contra ellos (jinete/caballo), algo así como casi un suicidio, Horacio aplicando su intuición tiró el lazo y dio justo a la cabeza del torete, laceándolo por las astas (depurado trabajo solo hecho por experimentados) y soltó la veta en toda su dimensión (extensión).
El torete siguió de largo, casi similar como en el primer caso; pasó rozando ligeramente la parte lateral del caballo y logró herir con el asta  la pierna izquierda de Horacio ( así se veía de lejos), ya que rompió la manga del pantalón dejando descocido hacia arriba y hacia abajo de la cornada; en realidad más fue el susto, por que Horacio sintiéndose salvo, sujetó la veta casi en la punta y el toro se paró sin hacer esfuerzo, y como este tiro no valía,
Horacio, se acercó hasta el torete para sacar la veta de la cabeza, pero hubo una reacción del torete que levantó la cola y emprendió la huida y como Horacio lo tenía a tiro de salto, casi aun metro de distancia, se abalanzó hasta la cabeza del torete, cogiéndole el asta izquierda y con su propio peso lo hizo caer bruscamente al suelo, y Horacio, una vez más aplicó su "agilidad felina", colocándose encima de la cabeza del torete, cuya asta derecha se  hundió en el suelo.
"Un lazo perfecto con torete totalmente doblegado y jinete ileso, solo con el pantalón roto"
Adelaida, desde una distancia de 50 metros, atajando a los demás toretes para que no huyan, no salía de su asombro viendo tanta temerosidad, arrojo, habilidad y astucia en el dominio de los toros, que hacía gala el "novato Horacio ", con ese talento seguramente vencerá a muchos rivales en Ambasal lo pensó así
Ciertamente, Horacio pertenecía a esa eolito de jóvenes que representaba a una nueva generación que buscaban sobresalir para superar su situación de letargo que reinaba en la Comunidad; él, desde muy niño lo tuvo bien claro, que no iba ser uno más del montón, sino que tenía aspiraciones de superación y su objetivo era convertirse en un Hacendado y para lograrlo estaba dispuesto a vencer todos los obstáculos que se le presenten. 
No debemos olvidar que Horacio se acercó a La Casa de la Loma en Socchabamba, con el plan  de proponer al adinerado señor Sánchez, para formar runa hacienda, comprando chacras o de lo contrario buscar algún hacendado que les venda sus tierras, era un plan descabellado por que el inquilino de La Casa de la Loma, tenía un próspero fundo "El Azote Negro", lleno de ganado vacuno y disposición de pastos en invernas muy bien cuidadas. Además ellos no se conocían y en situación era muy difícil establecer una amistad, que les permita ser socios.
Entonces, Satanás quien era el protector del señor Sánchez, desvió a Horacio a otros lugares y logró que nunca tengan algún contacto que podría haber sido fatal.
Continuando con el entrenamiento, entonces, Horacio algo agotado por el tremendo esfuerzo en doblegar toretes ya lo hizo dos veces; tal vez, nadie más lo hubiera hecho mejor, es que éste joven tenía muy bien desarrollada la intuición y con esa agilidad mental que le permitía desarrollar  acciones en fracción de segundos; el mismo se dio cuenta que sus habilidades eran innatas, propias de su única persona, ya que sus hermanos no eran iguales a él.
Y en sus momentos de descanso pensaba :
"He nacido para triunfar, ya que al mismo diablo lo vencí, pues ahora nadie me detiene ".
Efectivamente él llegaba a esta conclusión: "Donde la naturaleza le brinda la sabiduría a los genios" y en cierta medida  y guardando las distancias del caso, éste joven campesino era un dotado para el tipo de vida que él habitaba; tal vez, no como pensante, pero si como actuante aplicando  la destreza de su cuerpo y con mucho talento.
Muy bien,  ahora regresemos a los entrenamientos, los toretes estaban ofuscados y agresivos, siendo animales semi salvajes ya estaban actuando como tales; justamente esa fuerza bruta era aprovechada por Horacio y Adelaida para doblegarlos y como aún faltaban tres, Adelaida arrió a uno de ellos; era un torete muy embravecido, se había parado bufando y con las patas delanteras(manos) levantaba la tierra rascando el suelo, sus narices resoplaban con más fuerza que nunca, el animal marcaba terreno.
Y con sus movimientos avisaba que en cualquier momento atacaría; Adelaida captó las intenciones del torete y viéndolo a Horacio le gritó:
--- Primo, el torete negro patas blancas va a atacar, monta tu caballo y alista el lazo.....
Adelaida no terminó de expresar lo que presumía, por que el torete levantó la cola y se fue directo hasta donde estaba Horacio montado........
Continuaremos.....

Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!