Mi lista de blogs

domingo, 5 de julio de 2015

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CCI .- Pamela y el Fiscal Juan, disfrutan de un encuentro amoroso con todos sus ingredientes....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; el Fiscal Juan invitó a su amada ocasional Pamela a su departamento, ubicado en un barrio exclusivo con vistas al Río Sena; ellos ya llegaron, y están muy avanzados  compartiendo besos y caricias apasionadas; incluso el galán estaba encima del cuerpo de la amada y el galán ya  rozó el miembro viril con el clítoris de su amada......



Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

La pareja de flamantes amantes, han enpezado a disfrutar de su encuentro amoroso, todo está sucediendo con el visto bueno de la Diosa Afrodita, por que la Deidad Celestial, considera a Pamela como su princesa más preciada que habita en cuerpo y alma sobre La Tierra.
El Fiscal, intensifica sus caricias y besa los erectos pezones de su amada, ella ha entregado su cuerpo y recibe con intenso calor afrodisiaco con la incial penetración a sus entrañas, su clítoris está a punto de aumentar los deseos de la vagina que ya se está preparando  los jugos lubricantes, para recibir al miembro viril y facilitar la penetración.
El galán era un experto y por su puesto no tenía ningún apuro, todo estaba controlado y tenía que cumplirle a plenitud a su nueva conquista, después de todo el manjar se había empezado a saborear y la invitada dio  el primer mordizco avisando que estaba dispuesta para la cópula total.
El galán introdujo ligeramente el pene y se rozó con el clítoris, esto le produjo un intenso remezón a todo el cuerpo de Pamela y en respuesta ella le cogió un testículo acariciándolo para impulsar la penetración total; pero el dueño del pene, sabía que tan solo estaba dispuesto para un solo encuentro, no habría otro, y por lo que había que iniciar el máximo la excitación de la hembra, y era él, quien toma la iniciativa en lograr el placer total.
Pamela, acariciaba los testículos, el pene solo le había penetrado la cabeza (el glande) que seguía rozando al clítoris; el galan con las dos manos abrazaba los glúteos y la boca la empleaba besándole los labios de su amada, o succionando el néctar de los pezones, o la lengua subía y bajaba por el cuello o los senos en movimientos incitantes.
Pamela,  con la intención de tomar la iniciativa en juegos sexuales, ligeramente levantó el cuerpo de su amado y lo volteó, ahora ella estaba encima y con su ardiente lengua le llamió las tetillas del galán y comienza a bajar lamiendo el ombligo, sigue avanzando hacia abajo y llega a los genitales del galán, ya que ella era libidionosa y hasta lasciva en extremo.
El pene estaba erecto en su máxima potencia, le dio un tierno y suave beso a la cabeza(glande) y con sus manos siguió acariciandolo los testículos; el galán se había quedado paralizado por la temeraria acción sexual de su amada, nunca en su experiencia de viejo mujeriego le habían besado el pene.
Pero había más, Pamela ya empezó y siguió besando con esos labios en búsqueda de placer a todo el pene y no dejaba de acariciar con masajes dulces y tiernos los testículos; luego cogió el miembro viril por la mitad, nuevamente le dio tiernos besos, en seguida abrió toda la capacidad de la boca y atrapó con sus labios el glande y se lo introdujo todo lo que pudo en el interior de su boca y comenzó a amamantarlo tal como lo hace un becerro a la teta de su madre, con la ayuda de su mano derecha y con movimientos de su cabeza lo sacaba y lo introducía en su boca.
El galán, todo lo que estaba sucediendo lo consideraba  como un "Sueño Erótico"; incluso se pellizcó para saber si no estaba soñando y se convenció que todo era una sexual realidad, él había escuchado que esas poses se hacían en el prostíbulo, pero en esos instantes estaba allí, en su cama, disfrutando con la más hermosa y excitada hembra del País de Cunante.
Pamela, dueña de la situación amorosa, se posesionó echándose encima o sobre el cuerpo de su amado ofreciéndole todo el  hermoso culo y siguió jugando con el pene metiéndolo y sacándolo en su boca; entonces el Fiscal, empezó a reaccionar y que tenía ante sus ojos unos esculturales glúteos y la abertura de los mismos a escasos centímetros de su boca y lo que nunca había hecho antes y como la hembra le seguía amamantando el pene; él, sacó la lengua de la boca, hizo un acomodo de su cuerpo sin mover el de Pamela y tenía rozando sus labios la vulva ardiente de su amada y con la lengua lamió tan exquisito manjar, la penetró con la punta de la lengua y rozó el clítoris y comenzó a jugar, produciendo fuertes corrientes de deseos pasionales a la hembra.
Pamela, sentía que estaba en el Paraiso Terrenal y que un Fiscal de las Cortes Francesas le estaba lamiendo el culo; estos juegos tal vez nunca hubiesen sido posibles, si su paisano el abogado Juarez no le habría presentado a su flamante amante, la suerte estaba  a su favor y que bien que lo estaba disfrutando.

NOTA: Pido las disculpas del caso a los amables lectores, si esta narración verídica choca o afecta contra sus principios morales; esto no es pornografía, es el amor puro con todos sus ingredientes.

El galán nunca en su vida de viejo mujeriego había besado la vulva de una mujer, en todos sus actos las hembras eran elementos pasivos que resistieron la cópula, sin propósitos de gozar el acto sexual, sino de compromiso y como no actuaban buscando el placer; el galán se creía un "adonis" donde él actuaba y mandaba y ellas recibían....
Pues, con Pamela, quien no era una ciudadana francesa, si respondía a un encuentro amoroso totalmente diferente y parece que ella adelantándose a su época, actuaba como un precursora de al Liberación Femenina con su slogan:
"El Orgasmo es un derecho de la mujer en la cama".
Entonces,  el galán siguió introduciendo la lengua en la vagina y por su puesto jugando con el clítoris, le pareció divertida su nueva experiencia y era  como un afrodisíaco para la hembra, por que ella seguía mamandole el pene y gemía y gemía con tanta pasión que el galán recién descubrió que  la mujer también sentía placer, y como le convenía, sacó su lengua de la vagina y la dirigió al hoyo del ano y trató de penetrarlo, pero estaba muy cerrado solo lo besó tiernamente, la hembra aún estaba virgen en relaciones anales.
Nuevamente retrocedió a la vagina que ardía estaba a punto de erupcionar con tantos jugos lubricantes y como ella seguía succionando la cabeza del pene que ya sentía una eyaculación muy próxima, que no lo podía permitir ni aceptar que sea en la boca de su hembra, sino su ardiente vagina.
Entonces. El galán, con suma suavidad levantó el cuerpo de su amada que lo tenía en su encima, la volteó de costado,  pero ella seguía con el pene en su boca, hizo un ligero movimiento y ella se desprendió del miembro viril y de nuevo se volteó ofreciéndole su vagina; el galán se posesionó encima de su amada y esta vez la penetró de su sola vez toda la dimensión del pene, ella dio gemidos pasionales y él,  comenzó como el meneo tratando de penetrarla mas y mas y ella ayudaba abriendo todo lo posible sus piernas para facilitar el empuje profundo hasta sus entrañas.
El galán no descuidaba su boca besándola o chupandole los pezones, y vaya que estaba muy erectos, que de tanto mamarlos comenzaron a alforar jugos o néctar de placer; la hembra sentía que todo su cuerpo hervía de placer y tenía que desfogar y el galán con cada movimiento del meneo le introducía más y más el pene que excitaba a la hembra, hasta que ella dio un estirón a todo su cuerpo y dio un grito gemiendo placer total, había llegado su orgasmo; el galán un poco aturdido no se había dado cuenta que hizo una verdadera hembra a Pamela, siguió penetrándola hasta que también él eyaculó y arrojó el semen a las produndidades uterinas, en esos momentos de éxtasis total se abrazaron besándose tiernamente y sin interrumpir el coito se quedaron dormidos.....
Continuaremos..............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!