Mi lista de blogs

domingo, 27 de septiembre de 2015

La Casa de la Loma tiene un Fantasma : Capítulo CCCXXII .- Sixto, Adelaida y Natalia inspeccionan la Hacienda "Loma Fértil"

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma, y como informamos en el capítulo anterior; Adelaida disfrutada de una amorosa bienvenida en al Casa Hacienda "Loma Fértil", propiedad de los hermanos Sixto y Natalia "ojos verdes", tan afectiva era la fiesta que Sixto  declaró su amor a Adelaida, pero ella sin rechazar la propuesta, quería conocerlo un poco más, sugerencia que fue aceptada de buena gana por Sixto, quien invitó a Adelaida acompañarlo el día siguiente a una inspección en diferentes lugares de la  hacienda como una rutina que los hacendados hacían, lo que fue aceptado por Adelaida.

Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA" , esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDICOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

La fiesta de bienvenida continuó casi todo el día, bailando, comiendo, bebiendo y finalmente terminó pasadas la 18:00 horas del día; entonces los empleados prepararon el dormitorio para Adelaida, quien bastante cansada y varios grados de licor ingerido, se acostó y rápidamente concilió un profundo sueño; Natalia como anfitriona y lúcida (ingirió muy poco licor), pasó hasta dos veces por la puerta del dormitorio donde descansaba Adelaida y escuchó su fuertes ronquidos y se dijo asimismo:
"Que bien hemos recibido a Adelaida, ella descansa como una mansa paloma"
Luego, pasó por la puerta  donde descansaba su hermano Sixto, y también roncaba muy fuerte, que casi hacía un concierto con los de Adelaida, a pesar de estar separados un buen trecho, y ella pensó de nuevo así:
"Jajajajaja...éste par de pajaritos dormirían juntos y  muy felices si algún día se llegan a casar"
Terminada la inspección y que todo estaba muy bien, Natalia fue a su dormitorio, se acostó y rápidamente se durmió; no sabemos si ella también roncaba tan fuerte, lo cierto es que a la media noche se escuchaba un grandioso "concierto de ronquidos en pura competencia buscando el son armonioso y parece que no lo lograron..jajajajjaja..."
Al día siguiente, pasadas las 5:30 del día (aún de madrugada), todos se habían levantado y se encontraban en el baño duchándose o haciendo sus necesidades fisiológicas; los empleados quienes pernoctaron en la Casa Hacienda, apuraban encendiendo el fogón y pelaban las yucas para preparar el desayuno; el licorero mezclaba un trago suave para el "corte" y curar así la resaca.
Siendo las 7:00 horas del día, todos estaban en el comedor, el desayuno estaba servido a base de yucas sancochadas, plátano asado y un trozo de carne de gallina estofada, acompañado de una taza de humeante café de olleta.
Antes de empezar a desayunar, se hizo presente el licorero, con una jarra de licor de "corte", saludó a los comensales y les ofreció una copa cada uno y les dijo:
--- Les he preparado un trago suave para cortar los sinsabores del día de ayer, este trago tiene una baja dosis de alcohol y les regulará el funcionamiento del cuerpo, permitiéndoles la completa lucidez por el resto del día.
Y levantando su propia copa, agregó:
--- ¡¡¡ Salud !!! por la presencia de nuestra invitada la señorita Adelaida.
Y todos levantaron sus copas y bebieron todo el contenido de una sola vez; y como algo milagroso, el cuerpo reguló todas sus funciones y luego se sentaron a desayunar, acompañado de la conversación, riéndose de las ocurrencia del día anterior, y bebieron el delicioso café, cuyo aroma y sabor deleitaba sus paladares.
Después de terminar el desayuno, llegaron los empleados con tres caballos muy bien aperados: dos de ellos eran de color negro con patas blancas y el último era un bayo oscuro uniforme en todo su cuerpo y fue asignado a Adelaida.
Después de algunas ordenes de parte de Sixto a sus empleados, los tres jinetes partieron rumbo a su destino; por su puesto Adelaida era una excelente jinete, quien lo demostró cuando su caballo quiso corcovear, al cruzarle una víbora en su camino; ella controló el desequilibrio del brioso animal usando las riendas ( frenos).
Después de cabalgar por espacio de 30 minutos; Sixto se encontró con un Caporal de campo,  quien distribuía una acequia de agua juntos con tres peones. El hombre de campo conversó con Sixto, los
productos que iba a cultivar; en seguida partieron a otro sector, que después de trotar otra día media ahora, se encontraron con otro caporal en pleno trabajo de deshierba con cinco peones a una enorme chacra con cultivos de café y guineos; habían sacado una cabeza de guineos maduros, completamente amarillos(madurados en planta) de óptima calidad y justo estaba un jinete para partir a la Casa Hacienda, llevando la cabeza de guineos.
Entonces, Sixto se apeó de su montura, desenvainó una mano(cinco) de plátanos de la cabeza y le ofreció a Adelaida, quien cogió una unidad, lo mismo lo hizo con su hermana Natalia y que también tomó una unidad, y él hizo lo mismo, pelando todos al mismo tiempo, sus plátanos y saboreando tan exquisita fruta; que en Socchabamba se llama guineo maduro, más conocido como "maduro".
Después de saborear las bananas (así le llaman los ecuatorianos) y nuevamente y luego  de dar ordenes Sixto a los empleados, los caminantes siguieron más adelante bastante más distante, seguramente cabalgaron por espacio de 60 minutos y llegaron a amplia pampa, llena de pasto llamado gramalote, todo con un tallo casi uniforme de aproximadamente 80 centímetros de altura y al fondo en el extremo occidental había un grupo de trabajadores; Sixto al verlos le dijo a su hermana Natalia:
--- Creo que los muchachos se están preparando para recibir a los toretes.
Natalia, quien era una gran aficionada y practicante en doblegar toretes ariscos, le contestó:
--- Seguro, se alistan para recibir los toretes de los otros potreros para revisarlos que no tengan heridas ni gusaneras (Miasis: constantemente el ganado vacuno se lesiona en parte del cuerpo y los insectos depositan sus huevos en la parte sangrante y al día siguiente nacen las larvas o gusanos) y esas heridas se curan con kreso ( una sustancia bactericida que cura la lesión y mata las larvas).
Los hacendados junto a Adelaida, dirigieron su cabalgaduras  hacia el lugar donde estaban sus peones; al llegar los recibió el caporal, quien en compañía  de 6 peones iban abrir la puerta grande del potrero mayor y por lo peligroso, le dijo a su patrón:
--- Patrón Sixto, tenemos 28 toretes entre 6 meses a 2 años de edad, todos ariscos y semi salvajes, y los hemos cuidado así, por que según nos ordenó serán destinados algunos de ellos a la Festividad Religiosa de San José de  Ambasal en el Perú.
Adelaida al escuchar el nombre de su tierra, quiso decir algo, pero calló y mirando a Natalia, para ver su reacción, ella solo sonrió y Sixto, si habló y dijo:
--- Que bien que todo haya sido así; ciertamente escogeremos unos cuantos, pero no se olviden de llevar tres de ellos de los más belicosos a la pampa de la Casa Hacienda, para los entrenamientos.
Después de este intercambio de opiniones y ordenes, Sixto y sus acompañantes continuaron su cabalgata hacia  la "Loma Fértil" (origen del nombre de la Hacienda), y en efecto al llegar allí, estaba irrigada y drenada desde la cabecera hasta finalizar en una enorme pampa casi como playa del Río Calvas; se apreciaba totalmente cultivada con maíz, frejoles, maní, zapallo, yuca y  caña de azúcar, se observaba a muchos peones cumpliendo diferentes faenas agrícolas, solo había un estrecho sendero que apenas entraba un jinete y en fila lo hicieron los tres, hasta subir a la cabecera, al llegar los recibió el caporal de campo y desde allí se tenía una vista panorámica impresionante y privilegiada.
Se calcula que toda la extensión de esa loma llegaba a 500 hectáreas de terrenos totalmente ganadas a la agricultura, dividida en chacras de 2 a 5 hectáreas de cultivos, desde el aire era maravilloso observar  como un  tablero de ajedrez la distribución de los campos de cultivos. ......
Continuaremos..............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!