Mi lista de blogs

domingo, 29 de noviembre de 2015

La Casa de la Loma tiene un Fantasma : Capítulo CCCXXXI.- Los viajeros y participantes a la Festividad Religiosa en Honor a San José de Ambasal, del Ecuador y Jurupe van llegando a Ambasal............

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma y como informamos en el capítulo anterior; los hermanos hacendados Sixto y Natalia "ojos verdes", hicieron los preparativos para viajar a Ambasal y participar de la Festividad Religiosa en honor a San José de Ambasal; desde luego la presencia de Sixto, tiene un asunto muy importante, que es la "pedida de mano" de Adelaida y convertirla en la novia oficial, oportunidad que será aprovechada por Natalia "ojos verdes" para conocer a uno de los primos de Adelaida y tal vez establecer una relación Amorosa......

Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA" , esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDICOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Aquí observamos la imagen de San José de Ambasal, celebrada  los días 4, 5 y 6 de septiembre, en Amabasal. Foto de : Diario Guayacundo .
 
Sixto, ordenó a un grupo de peones alistar 5 toretes ariscos que serán llevados a Ambasal; los toretes ya están en el corralón y dormirán una noche allí, para poder bajar en algo la agresividad, de tal suerte que les permita arrearlos a Ambasal.
Ya estamos a las 5:00 de la mañana del día del viaje, los hermanos hacendados encomendaron a los caporales de todos los sectores de la Hacienda "Loma Fértil", las labores agrícolas que se desarrollarán en su ausencia, incluso algunos de ellos. recibieron ordenes de establecer la comercialización de algunos productos, que coincidan con la presencia de comerciantes mayoristas que peinen la zona en busca de productos.
En la Casa Hacienda, los hermanos viajeros, tomaron su desayuno muy temprano y están a punto de partir, alistan algunos regalos que llevarán a los padres de Adelaida, por un momento los dos hermanos rezan, luego se abrazan, deseándose suerte mutuamente,  montan sus caballos y partieron.
Mientras tanto, en el gran corralón, los peones encargados de llevar los toretes, ya lacearon al que será primero que a la vez el guía para los cuatro restantes, es un torete negro con patas blancas, con astas paradas y puntiagudas, es quizás el mas arisco y rebelde entre los toretes, le han colocado dos betas (lazos) con un peón en cada una, y así conducir a los embravecidos toretes, los peones ya dominaron a los toretes, el "líder" sostenido por dos peones con betas, trata de caminar contra su voluntad hacia adelante y los cuatro restantes le siguen.
Rápidamente,  llegan a la quebrada grande, los dos peones se adelantan y vadean el agua halando al torete "guía", el resto sigue, cruzan el cauce del agua y se internan en tierra firme rumbo a Ambasal; este trecho les demandará entre 10 a 12 horas de caminata, probablemente estarán llegando al anochecer a Ambasal.
En el otro lado del camino, Sixto y Natalia cabalgan serenos y felices, por que este viaje será venturoso, según sus expectativas que tanto se han preparado y con mucho esmero.
Ahora, vamos al otro extremos del camino en el Perú, y llegamos a Jurupe, ese mismo día, la familia de don Porfirio Manchay, se levantaron desde las 5:00 de la mañana y partieron a las 7:00 horas rumbo a Ambasal; como este grupo lo componen 5 personas,  don Porfirio encabeza la cabalgata, en un trecho del camino se juntan don Porfirio y su hijo Horacio, ellos  conversan animadamente, hay mucha tranquilidad entre ellos, los vientos y las fuerzas positivas están de su lado y todo hace presagiar que habrá un final feliz.
Y en el propio Ambasal, en casa de don Froilán Manchay, todo se ha alistado para recibir a los visitantes del Ecuador y de Jurupe; Adelaida se muestra feliz y contenta, le sigue pareciendo un sueño en convertirse en la novia de un hacendado del Ecuador; los mismos padres están felices que su hija haya escalado con tanta suerte, y todo por méritos propios, supo ganarse la voluntad del joven hacendado Sixto.
Los organizadores de la Festividad Religiosa, trabajan a doble tiempo para dejar listos todos los planes de la celebración, como ya es una Festividad Internacional con la participación del Ecuador, ya corren los chismes que este año será muy diferente en todo, por que al calor del desarrollo de los juegos, uno de los participantes pedirá la mano de Adelaida Manchay.
Ciertamente ésta atractiva  joven y representante de la belleza de Ambasal se convertirá en la esposa de un hacendado ecuatoriano, quien es Sixto, que ya es conocido por su arrojo en el dominio de toretes ariscos.
Igualmente corren los rumores que Adelaida, no solo en convertirse en esposa de un joven hacendado, sino que fue a Jurupe a preparar a un primo (Horacio), para que éste, corteje a la hermana del joven hacendado y que éste joven oriundo y primo de ella ya está en igualdad de condiciones para competir contra los veteranos domadores.
Los personajes avanzan  y Adelaida ya ha decidido que la casa nueva  será exclusivamente para hospedar a Natalia y Sixto; además de los peones que traen los toretes, por todos los medios ella tratará que no exista ningún contacto visual entre Natalia y Horacio, hasta el momento mismo de las competencias, por lo que toda la familia de Jurupe, será hospedada en la casa vieja donde ella vive.
Ya estamos llegando a las 14:00 horas del día, la familia de Jurupe han hecho una parada para servirse el fiambre, y a los caballos les han quitado los frenos para que mordisquen hierbas; doña Nilda sirve el fiambre que esta vez fue de cancha de maíz blanco tostado con chicharrones de chancho y como refresco un jarro de limonada endulzada con dulce(chancaca), es una comida altamente nutritiva que "mata el hambre", luego de conversar un rato, de nuevo alistan sus acémilas y partieron rumbo a Ambasal.
En el otro extremo, en el lado ecuatoriano, Sixto su hermana Natalia, hicieron una parada en una casa con pulpería, que también ofrecía comida, por coincidencia ya había comida lista a base de arroz con yucas y carne de gallina vieja, pidieron dos platos, lo saborearon cuya preparación estaba exquisita y asentaron el almuerzo con una bebida que era una preparación de agua, limón y cogollo de aguardiente, que había hervido la noche anterior; era una delicia de bebida, pero solo un jarro, por que si se excedía podría embriagarse.
Los peones también hicieron un alto y comieron sus fiambres.
Como el tiempo avanza, ya llegamos a las 15:30 horas del día; entonces los viajeros de ambos lados o extremos pican sus cabalgaduras para que la noche los encuentre cerca de Ambasal.
Justamente siendo las 18:00  horas, El Sol se oculta en el horizonte y empieza el atardecer; Sixto y Natalia ya cruzaron el Río Calvas y están trotando en territorio peruano, los hicieron los peones, ya se observa las luces en los domicilios en las casas vecinas a Ambasal; al otro lado los viajeros de Jurupe están en llegada cabalgando cuesta abajo, la pendiente es casi parada y poco a poco se acercan a Ambasal.
Siendo las 20:30 horas del día, llegaron Sixto y Natalia a la casa nueva de Adelaida, allí estaba ella esperándolos, con la ayuda de linternas la casa está iluminada, el encuentro todo es armonía, abrazos, y besos. Adelaida los hace pasar a la sala, que a la vez es dormitorio, allí se aprecia dos camas con frazadas bien tendidas.
Luego, los invita a la cocina y con la ayuda de una mesita pequeña, están los platos de la merienda, aún sin servir, la anfitriona atiza el fogón, para calentar los potajes.......
Continuaremos.................
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com