Mi lista de blogs

domingo, 29 de noviembre de 2015

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CCXXII.- Por iniciativa de Pamela, se produce cópula con Federico llegando a la culminación del encuentro, pero sin amor ni deseos de Federico....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel, entre Iarma y Olzagon, y como informamos en el capítulo anterior; Pamela durante su estadía en París, se dio la gran vida, disfrutando con lujuria tres encuentros amorosos, el primero con su pareja Federico, con quien llegó desde el País de Cunante,  y dos más con machos franceses, pero Federico rápidamente de hartó de la compañía de Pamela; al esquivarla sufrió toda una tragedia con cárcel incluida, como una venganza en contra suya de parte de Sobeida, al final encuentra el apoyo de una fiscal Helene Manté y disfruta una amorosa tarde con ella, luego él y Pamela se encuentran en el hotel donde se alojaron al llegar de su país;  ambos duermen en la misma cama: espalda contra espalda, al menos así se inició el sueño.................


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.
 
Pamela, era una escultural y lujuriosa mujer, nacida para vivir la vida sola y sin ataduras de asumir un compromiso serio, que la ate a un hombre, creo que hubiese sido un castigo para este ejemplar de hembra, cuyo cuerpo fue esculpido por los dioses del amor como Eros, que se esmeran en enviar a La Tierra a princesas que justifiquen su existencia, por que nadie se acordaría de las Deidades Celestiales, sino hubiese una mujer bella y de comportamiento lascivo y lujurioso.
Pamela, con ese carácter rebelde; si se cuidaba de las formas y apariencias, que pululan tal vez con hipocresía en la llamada: "Sociedad", que no es otra cosa que una élite que se han autonombrado: "Miembros de la clase alta y acomodada en cualquier País, y superiores a todos los demás";  y por su puesto El País de Cunante no escapaba a esta perniciosa costumbre y Pamela, era parte de ellos, tal vez sin quererlo pero estaba obligada a compartir sus repugnantes e hipócritas costumbres.
Pamela y Federico, salieron juntos de la Gran Capital del País de Cunante y juntos tendrán que retornar, esa es la costumbre de su "Sociedad", y por esa razón Pamela renunció seguir en el departamento de Federich Comté; lo mismo hizo Federico, que dejó en ascuas a su lujuriosa Fiscal:(quien despertó de su letargo sexual), para volver al hotel; ahora como en el principio de nuevo duermen juntos: Pamela y Federico.
En el dormitorio donde se acostaron los "turistas" : Pamela y Federico, solo se escuchan los ronquidos de uno de ellos y éste es Federico, quien había llegado al hotel muy agotado, ya que durante la estadía en el departamento de la fiscal Helene, tuvo tres encuentros amoroso con respectivos coitos y muy dichosos; pero Federico ya no tenía energía ni resistencia para uno más, en cambio Helene recién empezaba a disfrutar del placer de tener un macho en su encima que la hizo mujer completa y dichosa.
Federico, estaba concluyendo su visita a París, y deseaba por todos los medios disponibles retornar a su Patria, pero en compañía de Pamela y ella quería exactamente lo mismo, de tal suerte que al bajar el primer peldaño de la escalera del avión, los curiosos los vieran juntos y como dice el refrán: "La procesión va por dentro"; ellos ya no son pareja, esa es la presunción; sin embargo, siendo las 2:00 de la madrugada algo va suceder en ese dormitorio....
Pamela, solamente durmió una hora y se despertó, pasó su mano por sus genitales y los palpó completamente húmedos, tan lujuriosos como su dueña, esperaban una nueva aventura sexual, pero ¿Con quién?
Entonces, Pamela volteó su cuerpo y encontró una espalda rígida de su ex pareja que dormía plácidamente incluidos ronquidos fuertes, que retumbaban  en el interior del dormitorio; como toda mujer cuando quiere provocar, trató de rozar su cuerpo con él, sigue estirando sus largas piernas y roza los pies de Federico, pero el dormilón no se daba por aludido, roncaba más fuerte y muy pegado al espacio de cama que le tocó para descansar.
Pero, Pamela jamás va amanecer sin antes no haber  recibido un mañanero = "mañanazo" (expresión usada en Socchabamba para decir mantener relaciones sexuales en la madrugada); entonces es una audaz jugada estira su mano derecha hacia el trasero de su compañero de cama, luego la sube por las caderas y la dirige a los genitales, suavemente le agarra los testículos, los acaricia con ternura, pero el dormilón sigue roncando.
Ella, siente decepción por que el pene está fláccido y sin acción, no tiene consistencia el miembro viril y ella pensó así:
"Con este pedazo de triza mi vagina sufrirá sin piedad, por no recibir un fogoso pene"
Pamela, no se detiene, levanta la frazada y corre su cuerpo hasta la cintura de Federico y como él, se había acostado dándole la espalda y en posición fetal, ella suavemente presiona para enderezar el cuerpo del macho y colocarlo en posición decúbito dorsal;  pero el dormilón no cooperaba seguía en un profundo sueño por el agotamiento que padecía, que podría suceder un terremoto y no se despertaba, y lo grave para Pamela que el miembro viril no reaccionaba a los suaves y provocadores masajes y caricias que ella le prodigaba con su mano derecha.
Entonces, la hembra con toda su lujuria en su cuerpo, comienza a bajarle el pantalón del piyama, lo hace con suavidad y al quedar expuesto el miembro viril, lo coge con su mano derecha por la mitad dejando libre el glande, acerca su boca y lo lame con esa lengua ardiente que comienza a despertarlo y arranca la erección, justo cuando se despertó el dueño y algo asustado preguntó:
---  ¿Qué pasa, qué me haces?
Pamela, soltó el pene, reincorporó su cuerpo colocándose encima de Federico y dirigió sus labios a la boca de éste; presiona  su boca y lo besa intensamente, y él, aun muy aturdido todavía con la boca cerrada, cede a los besos  y ambos se abrazan acariciando sus cuerpos con besos ardientes.
Pamela, dirige su mano derecha a los genitales de su macho, lo encuentra completamente erecto, ella misma se retira la trusa y le ofrece su ardiente vagina, se inicia la penetración con el ritmo del meneo apoyado con el movimiento de las caderas de ella, pero no es suficiente, ella quiere todo el miembro viril en sus entrañas, y sigue besándolo.
Federico, no sentía lo mismo, actuaba por instinto, no tiene ningún deseo, hasta siente repugnancia por su pareja y como ella fue de la iniciativa, él pasa a ser el elemento pasivo y deja en libertad a ella, para que haga lo quiera.
Pamela, parece que entiende los pensamientos de su pareja y deja de besarlo, mueve su cuerpo hacia abajo y lleva su cabeza a los genitales del macho, y nuevamente sus ardientes labios atrapan el glande de su macho, con la ayuda de su lengua lo envuelve en el interior de la boca y comienza el movimiento chupando el pene de adentro a hacia fuera y viceversa, el macho se siente poseído por una hembra lujuriosa y cede sin oposición a los movimientos de ella, es la relación que ella la inició y tiene que terminarla.
Cambia la posición de  su cuerpo, dándole la espalda y se sienta sobre el miembro viril, la vagina atrapa todo el pene erecto y logra una penetración total como lo deseaba, mueve su cuerpo con sus lujuriosas caderas de abajo hacia arriba y viceversa, empieza a gemir, da gritos mejor dicho alaridos de sentirse poseída y con el  pene como una espada en sus entrañas, siente algún dolor, pero lo combina con los deseos del placer y sigue el ritmo del meneo  siendo ella la activa, su acción es haciendo  un movimiento de jinete al galope hasta que siente un adormecimiento en todo su cuerpo, acelera los movimientos de las caderas y llega su orgasmo y grita como una diosa lujuriosa sin control:
 "Que rico,  que delicioso estuvo estooo, que pene tan rico tienes mi amorrrrrrrr, ayayay que placer siento, ayayay ay...ay ay ay...."
  Por coincidencia el macho también eyacula y llena sus entrañas con semen, por un instante se queda inmóvil, de nuevo sigue moviéndose para que  la vagina atrape todo el pene vomitando semen,  luego interrumpe el coito, voltea su cuerpo y su boca la dirige a los labios de su macho lo besa intensamente, pero él, solo obedece a los instintos, ya no siente amor por ella..............
Continuaremos................
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabac@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!