Mi lista de blogs

domingo, 20 de marzo de 2016

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CCXXXVII.- Pamela logra su objetivo en comprar un escritorio abierto para exhibir sus exuberantes piernas al vecino de la oficina (Olzagon)...

Hola amigos:  A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon; y como informamos en el capítulo anterior; Olzagon después de compartir un almuerzo con Delia, salieron y cada uno regresó a su centro de trabajo, pero como ellos salieron antes, no se enteraron que Sergio Ibáñez fue duramente criticado por su novia, por no darle la importancia que ella se merecía, es más ella, pensaba que Sergio estaba enamorado de su secretaria(Delia), aun sabiendo que ella estaba comprometida con otra pareja(Olzagon), tan acalorada fue la discusión que ella terminó su noviazgo y los comensales vecinos a la mesa de ellos fueron testigos de tan lamentable episodio, ella salió arrojándole en la cara una servilleta, el afectado luego de dejar un billete de dinero sobre la mesa,  abandonó el restaurante muy compungido.


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.
 
Sergio Ibáñez, destrozado anímicamente por la abrupta ruptura  de su noviazgo por iniciativa de su novia; tal vez confundiendo su razonamiento emocional fue directo a su trabajo a tomar venganza contra Delia, que según su equivocado criterio ella pagaría las consecuencias.
Delia, después de haber almorzado bastante incómoda por que tuvo a sus espaldas al jefe con su novia,  fue a su escritorio y comenzó su rutina diaria del trabajo, pocos minutos después llegó su jefe Sergio Ibáñez.
El ingreso del jefe fue raudo y sin saludar a ninguno  de los empleados, se sentó en su pupitre, hizo el intento de revisar algún documento, pero levantó la cabeza y dirigió su mirada al escritorio de Delia y la llamó así:
--- Señorita Delia, acérquese por favor...
Delia, algo sorprendida por la manera como la llamó (ella imaginaba algo del restaurante), obedeció y fue al escritorio del jefe.
Éste al tenerla al frente, le dijo:
--- Delia, seguramente te sentirás muy feliz de la vida, por que me viste con la antipática de mi novia en el almuerzo, pero no llegaste a enterarte que ella terminó nuestro noviazgo, aduciendo que estoy enamorado de tu persona, lo hizo casi como un escándalo en público, y avergonzándome ante los curiosos, así terminó el almuerzo que nunca quise participar en aquel lugar, fue una exigencia de ella.
Delia, un poco apenada por lo que le pasaba al jefe y ella supuestamente fue el motivo de esa ruptura y adelantándose a lo que vendría después de estar soltero el jefe, le contestó:
--- Señor, creo que estamos desviando el ritmo del trabajo,  y estamos comentando problemas personales, pero como usted es el jefe, lo lamento lo que le ha pasado, pero seguramente ya vendrá la reconciliación, por que usted tiene que dar el ejemplo que dentro del trabajo ningún romance puede existir por que afectaría la disciplina laboral.
Sergio se enfureció escuchando la respuesta de Delia, pero se controló y solo dijo:
--- Disculpa todo lo que conté, yo tengo la culpa en participar mis problemas, regresa al trabajo y tráeme todos los documentos pendientes de firma para llevarlos a la Presidencia de la Cámara.
Delia, haciendo una venia regresó a su escritorio muy afectada emocionalmente, por que este episodio traerá cola y ella será la perjudicada al exponerse al acosamiento del jefe, teniendo en cuenta que ella comprometió su romance con Olzagon, y lo más grave, que suponiendo un cambio que no existiese Olzagon, ella no sentía ningún afecto amoroso al jefe, no era su tipo, tampoco lo odiaba, él era su jefe, y le debía respeto, pero amor nunca.
En la Fábrica de Productos Plásticos "El Ideal", Olzagon llegó a su oficina que con Pamela, ella lo esperaba y al verlo dijo:
--- Buenas Tardes Olzagon,  te esperaba para irnos al Centro, a comprar mi escritorio, ya conversé con Papá, me dio un cheque en blanco y vendrá un chofer para que maneje el automóvil y nosotros tengamos la libertad y paciencia para escoger.
Olzagon, contestó el saludo y por su puesto se sentía halagado en participar en la compra del escritorio y le contestó:
--- Gracias Señorita Pamela, por tomar en cuenta mi compañía y estoy a sus ordenes.
En pocos minutos, llegó don Santiago a su oficina y llamó a Pamela para darle algunas instrucciones, al mismo tiempo apareció el chofer que manejará el automóvil del jefe.
Luego de un breve intercambio de palabras entre Pamela y su Padre, ella salió de la Gerencia y regresó a su oficina y dijo:
--- Vamos Olzagon, tenemos solamente esta tarde para comprar mi escritorio.
El joven asistente se levantó de su escritorio y siguió a Pamela, se embarcaron en el automóvil y partieron rumbo al Centro de la Gran Capital, Pamela que siempre se sentaba en el asiento del copiloto, pero esta vez ella, subió atrás junto a Olzagon, una deferencia interesada de Pamela por que ella:  "No da puntada sin hilo"....
Ella estaba sumamente cordial y hasta bromista tratando de ganar la confianza de Olzagon, y como fue vestida con traje tipo faldón con descote en la parte delantera trató de abrirlo y se notaba claramente parte de la rodilla blanca lisa y sensual, detalle que nunca dejó desapercibido Olzagon.
El joven empleado se le encendió todo el cuerpo apreciando tan escultural ejemplar  de hembra, pero contuvo sus instintos por que ella era hija del dueño; además, ella pertenecía a un nivel social por encima al que pertenecía Olzagon.
Por lo tanto como dice el refrán: "Machete mantente en tu vaina", y después de haber conversado por espacio de 40 minutos, llegaron al primer  gran almacén que ofrecía infinidad de muebles para uso doméstico, comercial e industrial; el chofer cuadró el automóvil a la altura de la puerta principal, esperó que bajen sus pasajeros y siguió hasta la playa de estacionamiento, allí los esperará.
Olzagon, muy ágil tomó la iniciativa y fue el quien dirigió la marcha hacia el almacén, colocó a su jefa al rincón y él camino al lado de la acera, entraron al almacén y a esa ahora estaba repleto de clientes y curiosos, observando modelos y pidiendo explicaciones a los vendedores de las bondades de los productos.
Olzagon, rápidamente comenzó a buscar lo que ellos estaban interesados y observó que bien al fondo hacia la izquierda había un símbolo de escritorios y dijo:
--- Señorita Pamela, vamos hacia ese  lugar, allí seguramente encontrará todos los modelos para que le den una alternativa para elegir su compra del escritorio.
Pamela, aceptó la sugerencia y esta vez fue ella quien siguió a Olzagon, era un avance para el joven que tan emocionado estaba que no se percató de ese pequeño detalle, que podría encumbra a la conquista de tan elegante y bella mujer, llegaron al estamento y había una larga hilera de diferentes modelos y Olzagon vio un escritorio amplio con 6 gavetas, cerrado y con descanso para los pies, el modelo daba una curva para colocar la maquina de escribir, incluía un estante para colocar los documentos de tramites, era un típico escritorio ejecutivo.
Pamela también lo vio, pero no era el que ella necesitaba, buscó otro más sencillo y abierto en la parte que da a las piernas, y lo encontró, reunía las mismas características del anterior, con la diferencia que era abierto y Pamela podía ventilar sus piernas con entera libertad y tal vez exponer algo más a los ojos del vecino(Olzagon).
Entonces, ella dijo:
--- Olzagon, éste es el escritorio moderno, sencillo y con amplia ventilación que yo necesito, ya no tenemos que ir a otros almacenes, por favor llama al vendedor que está por allá para realizar la compra.
Olzagon, obedeció la orden de la jefa, al conectarse con el atento vendedor quien realizó los tramites de la venta y el almacén, enviará el mueble al día siguiente a la dirección del cliente.........
Continuaremos................
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!