Mi lista de blogs

domingo, 15 de mayo de 2016

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CCXLV.- Don Santiago, Pamela y Olzagon almorzaron en el Restaurante Campestre "El buen aire", al salir Olzagon no se despidió de la mesera Mónica Ronceros...

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel, entre Iarma y Olzagon, y como informamos en el capítulo anterior; Don Santiago, Pamela y Olzagon, estaban a punto de almorzar en el Restaurante Campestre "El Buen Aire", donde trabaja la hermosa mesera Mónica Ronceros, quien se insinuó en una anterior ocasión ser algo de Olzagon, incluso le dio su tarjeta, y por su puesto Olzagon simpatizaba con un probable romance con ella, pero Pamela tenía planes para Olzagon y tratará que no se inicie tal relación; mientras iniciaban su almuerzo hicieron un brindis por iniciativa de Pamela y ella misma pidió los platillos que mas tarde almorzarán.....


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
 
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Don Santiago, luego del brindis se emocionó escuchando las palabras de su hija Pamela, que nunca antes las escuchó; tanto fue su entusiasmo que se bebió de una sola vez el contenido integro de su copa, los otros dos solo bebieron un trago, era inusual que por primera vez haya una conexión dichosa entre el padre y la hija siempre rebelde, y lo que también  le llamó la atención, fue que ella incluyó en sus expresiones a Olzagon, el joven empleado que siempre ella le tenía ojeriza...
Olzagon, ya era parte de los planes de Pamela, ya que el día anterior, luego de beber tragos en un bar, ya de regreso en el carro, ella le manoseó sus genitales; ahora después de este almuerzo no se sabía que hará  la siempre traviesa Pamela....
Siguieron conversando con mucha armonía, todo se percibía como felicidad en esa mesa y después de 20 minutos, apareció nuevamente Mónica(la mesera), con un gran azafate (bandeja)lleno de los platillos que pidió Pamela;  que se convirtió en el personaje que llamaba la atención, nuevamente era deslumbrante observar el cuerpo entero, que hasta don Santiago no ocultó sus miradas cuando ella servía los platillos
Pamela, le puso una mirada muy seria y solo la observaba, pero esta mesera tenía una sorpresa, al terminar de hacer su trabajo; apareció un joven mesero, quien también llevaba una hielera que contenía una botella mediana de Whisky escoses, quien al llegar a la mesa, dijo:
--- Señorita Mónica, la botella de Whisky elegido corresponde a la última remesa recibida desde Escocia; a nombre del Restaurante se le ofrece al cliente Olzagon, para que lo comparta con sus acompañantes, por favor sirva los vasos.
Don Santiago, Pamela y el mismo Olzagon fueron sorprendidos una vez más, quedándose  mudos y Mónica dueña de la situación al observarlos así, sirvió los vasos con el licor y  les dijo:
--- Señores y Señorita, nuestra empresa premia la continuidad de nuestros clientes, por favor no se sorprendan, por que ustedes merecían ser agasajados y por su puesto, claro está la simpatía que a todos nosotros nos ha cautivado el joven Olzagon, ahora me retiro y les deseo buen provecho....
Pamela, iba a rechazar las insinuaciones que hizo la mesera Mónica; pero se controló y mordiéndose los labios, disimulando su desazón se sonrió y dijo:
--- ¡¡¡ Caramba !!! entonces, era cierto que Olzagon es un personaje popular en este Restaurante y a su nombre nos premian con un Whisky, pues bienvenido el trago y lo aprovecharemos todos juntos...
Don Santiago;  se sumo con mucho entusiasmo al nuevo obsequio de Mónica, quien en pocas palabras hizo saber que le ha cautivado Olzagon (una buena noticia para él, para desalentar  a su hija con el joven), pero también observó los gestos de su hija en clara antipatía que le despertó la mesera Mónica y él siendo el mayor del grupo y teniendo que manejar su automóvil(no puede ingerir licores), contestó:
--- Una vez más nos sorprendió la mesera, con una nueva botella de Whisky y con el agregado que recién llegó de Escocia, creo yo, hay  una deferencia exclusiva para clientes especiales,  y lo que me llama la atención es que tal solo es la segunda vez que estamos viniendo aquí; ya somos premiados, pero este gesto tiene nombre propio: "Olzagon", gracias Olzagon, tu eres la estrella y la mesera Mónica lo hizo por ti, yo no voy a participar de la bebida, pero si beberé un pequeño trago, ya que tengo que manejar el automóvil, pero ustedes tienen toda mi autorización para beberse toda la botella.
Pamela, quería un trago(no olvidar a ella le gustan los tragos), sirvió su champaña llenando la copa para similar su mortificación por esa aventada mesera y levantado su copa, dijo:
--- ¡¡¡ Salud !!!
Y sin esperar a los demás se bebió el contenido integro de su copa y agregó:
--- Ahora tengo mucha hambre vamos a servirnos...
Los demás siguieron su ejemplo, cogieron sus cubiertos y empezaron a alimentarse, Pamela se sirvió con mucho ánimo, nadie conversaba, pero los tres vasos de Whisky servidos por la mesera continuaban esperando que alguien los beba, y a la mitad del almuerzo fue son Santiago, tomó la iniciativa con su vaso en mano, brindó así:
--- Brindemos este trago por el éxito de nuestra Fábrica y por la buena salud de los presentes: ¡¡¡ Salud !!!
Don Santiago, solo hizo el ademán de beber, el trago era demasiado tentador pero más podía la responsabilidad de manejar su automóvil; ecuánime y su principal razón de mantenerse así, pero si bebieron Olzagon y Pamela y ella le agregó trozos de hielo y levantó el vaso bebiendo casi todo el contenido.
Los tres comensales de esa mesa, continuaron  con su almuerzo, hasta que se saciaron y don Santiago felicitó a su hija Pamela, por lo acertada que fue al pedir los platillos que se sirvieron.
Pamela, por tan halagadoras expresiones de su padre, bebió el resto del contenido de su Whisky, en cambio Olzagon apenas había bebido unas gotas(no por que lo gustaba el licor, sino por mantenerse lúcido), mantenerse ecuánime era primordial para él, y seguía el ritmo de la conversación con absoluto respeto.
Sin embargo, Pamela ya estaba sufriendo los efectos de los tragos, por que ya pasó por su garganta 2 copas de champaña y un vaso de Whisky(ya la conocemos como es ella,  con los efectos del alcohol), ella se desinhibe y hace lo que su soberbio carácter le permite o quiere, pero hacía esfuerzos por controlarse, ya que estaba compartiendo con su padre; entonces se le ocurrió una idea y dijo:
--- Querido Padre, no puedo soportar verte que solo tu saliva pase por tu garganta, vamos a pedir la cuenta, nos llevamos la botellas de champaña y el Whisky, y lo disfrutamos en la Fábrica, allí no tienes que manejar ningún automóvil y hagamos el último brindis con la champaña para irnos.
Ella misma sirvió las tres copas, e hizo una señal a la mesera Mónica para que se acerque y cuando llegó, le dijo:
--- Señorita anfitriona calcule usted cuanto debemos y nos pasa la cuenta, que nos vamos a retirar en este momento..
La mesera, hizo un calculo, se lo dijo a Pamela, pero se retiró a traer el comprobante de pago.
Don Santiago, no estaba de acuerdo con semejante propósito de beber en la Fábrica, pero no dijo nada y solo sacó la billetera y contó billetes y los dejó sobre la mesa que cubría el integro de la cuenta y propina adicional, y sin esperar que regrese la mesera, se levantaron de inmediato salieron llevándose la botella de Whisky, al regresar Mónica, solo encontró el dinero y sus clientes ya se habían ido, recogió los billetes del dinero y levantó la mirada hacia la ventana exterior y vio que el automóvil con sus clientes partía  hacia su destino y con un suspiro algo melancólico dijo:
--- ¡¡¡ Caramba !!! no me dejaron despedirme de Olzagon.
Como consuelo, agregó:
--- Él si tiene mi tarjeta y me buscará ............
Continuaremos................
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!