Mi lista de blogs

domingo, 22 de mayo de 2016

La Historia del Amor Cruel: Capítulo CCXLVI.- Don Santiago, Pamela y Olzagon, luego de retirarse del Restaurante, en el trayecto nuevamente Pamela manoseó los genitales de Olzagon....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; Don Santiago, Pamela y Olzagon disfrutaron de un almuerzo en el Restaurante Campestre "El Buen Aire", y como Olzagon le obsequiaron una botella de Whisky, comenzaron la botella para asentar el almuerzo, es decir fue Pamela quien bebió y ya estaba sufriendo los efectos del licor ingerido y ella sugirió llevar la botella de Whisky a la Fábrica y allí compartirla con su padre; pero  don Santiago jamás aceptaría semejante despropósito, pero no dijo nada, pagó el importe de la cuenta dejando los billetes sobre la mesa y partieron; Mónica Ronceros quien regresó con el comprobante de pago ya no los encontró, pero si el dinero de la cuenta y ella no se despidió de Olzagon....



Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Don Santiago, actuando de chofer, subió a su carro y abrió la puerta del copiloto, esperando que su hija suba  a ese asiento, pero ella no lo hizo subió atrás junto a Olzagon, ya sabemos lo traviesa que es ella cuando bebe licor.
Pamela, ya conocía  por encima del pantalón los genitales de Olzagon, incluso llegó a coger la cabeza del glande; por esa razón Olzagon se encontraba en una terrible disyuntiva, por que si la traviesa de Pamela vuelve a manosearlo; él, solamente tiene que ser un pasivo participante, sin moverse y dejar que las manos de la impetuosa mujer hagan su juego; pero si eso no se produce y todo va tranquilo que es lo que él, quiere, es lo ideal para llegar en paz a la Fábrica....
En aquellos tiempos los carros tenían unidos los asientos delanteros que se permitía ir juntos al chofer con dos copilotos y el asiento detrás podían acomodarse hasta  cuatro personas; entonces al centro del carro, el espaldar era un sola pieza a todo lo ancho del automóvil, por lo que el piloto nunca podía ver por el espejo retrovisor,  lo que hacían su pasajeros, solo observó que iban bien sentados.
Después de salir del Restaurante, don Santiago, Pamela y Olzagon si dirigieron a la Fábrica; siendo piloto don Santiago, Pamela subió atrás junto a Olzagon y tuvo la precaución de no sentarse juntos, sino separados, pero no tan lejos.
Seguramente habían avanzado unos cuantos kilómetros, Pamela siguió conversando y se rió a carcajadas y dijo:
--- Nos salimos tan rápido, que Olzagon no llegó a despedirse de su admiradora(Mónica Ronceros), pero no hay problema, nos llevamos la botella de Whisky , y en su nombre la beberemos en la Fábrica, jajajajajaja...
Don Santiago que estaba en total desacuerdo con la sugerencia de su hija, solo tosió ligeramente sin comentar; pero si intervino Olzagon, quien dijo:
--- Si pues, rápido nos fugamos,  me hubiese gustado agradecer la gentileza de la señorita Mónica que en todo momento nos atendió correctamente....
Pamela, interrumpió a Olzagon, replicando:
--- No seas llorón Olzagon, seguro querías citarla para un próximo encuentro, eso es fácil, la botella tiene una etiqueta del restaurante, llama al número telefónico y todo será solucionado con tu bella admiradora. (claro que si, Olzagon si tenía la tarjeta personal de ella)
Pamela, mientras conversaba comenzó su acoso, estiró su mano derecha y de frente la dirigió a los genitales de Olzagon, pero esta vez empezó a desabotonar la bragueta, ante la arremetida acosadora, el joven Olzagon no dijo ni movió, se quedó quieto, más bien hizo un pequeño movimiento para sentarse mejor y facilitar "las travesuras de Pamela".
Pamela, miraba con la atención la espalda de su padre quien manejaba atentamente su automóvil y no tenía tiempo de estar  observando por el espejo retrovisor.
El automóvil iba a toda marcha, de repente hubo un salto al pasar por un  pequeño bache en la calle; movimiento que facilitó la introducción de la mano de Pamela al interior de la bragueta de Olzagon, ante la provocación el joven Olzagon inconscientemente respondió levantando el pene que ya estaba completamente erecto, quien al sentir la suave mano de Pamela que trataba de enrollar parte del calzoncillo y cuando lo logró cogió por la mitad al pene como si fuese una manguera.
Pamela, teniendo libre el pene y bien aprisionado por la mitad, seguía conversando para no despertar sospechas de su padre, y comenzó a mover la mano de afuera hacia adentro, el joven solo pasaba la saliva con cierto temor que don Santiago los descubra.
Pamela, quería conocer la pieza viril de Olzagon, y creemos que le pareció bien, por que lo miró y le hizo una mueca de aprobación y siguió sobándolo desde adentro  hacia la cabeza del glande como lo hiciera con una manguera y viceversa hasta los testículos, era tan suave y sensual la mano que subía y bajaba que excitó en toda su dimensión a Olzagon, que comenzó a segregar los líquidos lubricantes, y al llegar la mano al glande se mojó con los líquidos segregados y en una actitud de ardientes deseos, retiró la mano de los genitales y se la llevó a la boca y le pasó la lengua lamiéndola. ( las caricias excitaron demasiado al joven.....)
Aquella actitud era asquerosa, pero ella era así y nadie la detiene, quien hace una pregunta: ¿Quién puede controlar a Pamela cuando ella está excitada?
Olzagon, aprovechó ese instante para abotonar rápidamente su bragueta, pero ese intento fue abortado, por que ella le puso nuevamente la mano encima de la del él, le miró fijamente y movió la cabeza en señal que no se abotone.
En esa incómoda posesión llegaron a la Fábrica, entonces ella retiró su mano y Olzagon terminó abotonando su bragueta, el piloto era inocente de todo lo que hicieron su pasajeros..............
Continuaremos.............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com