Mi lista de blogs

domingo, 31 de julio de 2016

La Historia del Amor Cruel : Capítulo CCLVI.- Olzagon fue despedido del trabajo y con advertencia; de que nunca más vea a Pamela, so que puede morir en manos de un hampón....

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel entre Iarma y Olzagon y como informamos en el capítulo anterior; Olzagon y Pamela tuvieron un amplio y dilatado dialogo en el trayecto a la Fábrica, sobre su situación como flamantes amantes; justamente lo que originó la desaprobación de con Santiago, quien como padre de Pamela, se horrorizó que Olzagon se haya acostado  con su hija, y en represalias lo despedirá de la Fábrica. incluso ya tiene la documentación lista.....


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Pamela, ya llegando a la Fábrica, le dijo a Olzagon, que él, la hizo feliz en la cama y ella ya se encamotó por él, y que bien vale un "Colchón de oro"..
Al llegar a la Fábrica, Pamela estacionó el automóvil en el lugar de siempre, se bajaron junto con Olzagon y con la alegría de haber hecho un buen trabajo, se dirigieron a la Gerencia, allí estaba don Santiago, quien hizo una pausa a su rutina diaria  y viéndolos, lacónicamente y con sorna, por que era un tono irónico y burlón, y preguntó:
--- ¿Cómo les fue a la flamante pareja de amantes?
Tomó por sorpresa a los recién llegados semejante expresión, quienes no supieron que responder, pero Olzagon controlando su inteligencia emocional por el impacto de la pregunta, se adelantó a Pamela y respondió:
--- Señor Gerente, tal vez como pareja de trabajadores al servicio de la Fábrica, que creo es la correcta expresión;  hemos logrado resultados óptimos en nuestra visita al Supermercado "Mercado Gigante"; su señorita hija le informará los detalles de nuestras ventas....
Don Santiago, que estaba inflamado por el duro episodio de ver a su hija al lado de un trabajador eficiente, y su amante,  pero era un provinciano, inaceptable para su círculo social y reconociendo sus reflejos muy rápidos, replicó:
--- Muy bien hija, te escucho ¿Qué vendieron al Supermercado?
Pamela, entendió la reacción con sorna de su padre, pero tenía suficientes motivos para hacer que cambien de parecer y le contestó así:
--- Padre, gracias al buen tino y habilidad  de Olzagon, la cena de supermercados "Mercado Gigante", nos ofrecen comprar 50 toneladas de bolsas plásticas con asa, pero esta cantidad  puede ir subiendo, según aumente las necesidades de sus tiendas; pero tuve que ofrecer una Promoción, como justo precio a la fidelidad del cliente, de darles 5 toneladas gratis por cada pedido de 50 toneladas, claro está y que informaré toda esta Promoción de ofrecimientos y será confirmada con previa consulta a nuestra Gerencia. Eso si ellos exigen documentación escrita de todos los acuerdos para la fabricación y entrega del pedido. 
Don Santiago, que tenía un semblante melancólico  y un estado de ánimo casi deprimido, cambió complementa con una sonrisa, se levantó del asiento y fue directo a  su hija, la abrazó y felicitándola le dijo:
--- Gracias Hija, te felicito, estoy orgulloso de como  actúas con madurez y comienzas haciendo buenos negocios; tendremos trabajo las 24 horas del día, para cumplir con los pedidos.
Luego de los efusivos abrazos entre padre e hija, don Santiago soltando  el cuerpo de su hija y dirigiéndose a Olzagon dándole únicamente la mano y lacónicamente, le dijo:
--- Muchas gracias Olzagon, haz hecho un buen trabajo acompañando a mi hija, como lo suponía ella heredó la inteligencia de su padre y actúo muy bien haciendo grandes negocios.
La sentencia era clara y por adelantado, ya que para Olzagon no hubo abrazos, su suerte  estaba echada  y sin piedad; don Santiago ya dijo lo que va a hacer en los próximos minutos, y en efecto, don Santiago dirigiéndose a su hija, le dijo:
--- Pamela, por favor puedes retirarte a tu oficina y déjame con Olzagon, que hay tramites que tratar con él en privado.
Pamela, reaccionó y adivinando lo que va a suceder y le contestó:
--- Padre, te recuerdo que la brillante venta de envases plásticos fue lograda gracias a la acertada intervención de Olzagon; además, no veo razones de tratar asuntos en privada, soy tu hija y Olzagon es mi asistente.
Don Santiago, sacó las garras y le replicó:
--- Por favor Pamela, Olzagon además de tu asistente es también tu amante;  vete inmediatamente a tu oficina, lo que trataré con Olzagon será sin testigos.
Pamela, viendo que ya nada podía hacer, y antes de salir y abrazando a su padre y sollozando, le dijo:
--- Padre mío, reconozco que lo que hice con Olzagon, no pudo ser admitido por ti, pero no pude controlar mis sentimientos y por esa razón compartí mi cama con él, y sabes:¿Por qué?, por que lo amo, si lo amo, aunque no lo aceptes yo amo a Olzagon.
Don Santiago, escuchando las últimas palabras de su adorada hija, quien seguía sollozando y hablando de amor  a un pobretón provinciano, él reaccionó con despiadada energía y casi gritando dijo:
--- ¡¡¡ Basta hija de tantas humillaciones !!!, es inaceptable que te hayas enamorado de éste joven que aun no tiene un futuro determinado ni definido, si reconozco su capacidad para el trabajo, pero nada más; tu ya tienes un novio y ese es Federico, más bien reconcíliate con él, y para borrar este lamentable episodio y maldito para mi,  este mal lo voy a remediar de raíz, Olzagon dejará su trabajo en esta Fábrica, ya tengo la documentación para liquidar sus beneficios sociales por sus servicios a la empresa, seré generoso con él...
Pamela, la orgullosa y soberbia hija que conocíamos, estaba ahora con el alma destrozada, y sabiendo que efectivamente su corazón se había enamorado del joven provinciano; todo parecía un "Sueño de Hadas", donde "ella" hija de un millonario industrial se había enamorado de un "joven trabajador pobre y provinciano y sin futuro aún definido", tan solo tenía como "Carta de presentación" ser eficiente en su trabajo, ( no sabemos si Olzagon también sentía algo por Pamela).
Luego que Pamela, abandonó la Gerencia; don Santiago, muy enojado y completamente iracundo y aplicándole la mirada fija a Olzagon, le expresó:
--- ¿Por qué me fallaste? si te  encomendé prácticamente los destinos de la Fábrica y esa confianza me la devuelves con una bofetada en el mentón,  al acostarte con mi hija, estuviste advertido, por lo que este acto es imperdonable, y lamentablemente he decidido que te vayas de la Fábrica, te he hecho una liquidación superior, que ni los mismos ingenieros de la Fábrica la han obtenido alguna vez; pero a cambio, que  tu nunca más verás a mi hija.....
Don Santiago, hizo una pausa y agregó:
--- Estando tu afuera de la Fábrica y si  sigues viéndote con mi hija, te advierto que contrataré los servicios de un hampón, para que te dé tu merecido castigo, no me importa si mueres, aun eres un pobretón provinciano, que ningún juez te ampararía o si tu cadáver iría a una fosa común...
Y finalmente don Santiago, dijo:
--- Olzagon, hicimos una excelente amistad, te di mi confianza, pero quisiste avanzar demasiado rápido y intentaste escalar  en el lugar que no te pertenece, esa es tu lamentable falla. Y no tiene perdón, no es nada personal contra tu persona, tu fallaste, y yo no perdono jamás semejante falla.
Olzagon, ante semejantes expresiones amenazantes y  despreciables desde todo sentido razonable, optó por no contestar y era lo más lógico, él no tenía ninguna defensa posible, solo esperaba leer la documentación de su  liquidación como trabajador y salir de esa empresa, que la quería como suya y tal vez don Santiago tenía razón, el joven provinciano cometió el delito de acostarse con su hija Pamela. Aquí el falló la inteligencia emocional que le dotaba y ayudaba en momentos aciagos de su corta  y dilatada vida  ... y perdió el trabajo.
Todo este episodio era una clara muestra de la discriminación racial, y Olzagon por ese atrevimiento de haberse cruzado con las "barreras sociales" de la hipócrita sociedad racista, perdió su trabajo....
Continuaremos.............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!