Mi lista de blogs

domingo, 25 de diciembre de 2016

La Historia del Amor Cruel : Capítulo CCLXXVII.- Olzagon es sorprendido con ofrecimientos de ser miembro de la familia; por don Santiago, a cambio de amar a Pamela...

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con La Historia del Amor Cruel, entre Iarma y Olzagon, y como informamos en el capítulo anterior; Pamela se recuperó de su salud gracias a la presencia de Olzagon, quien acudió a su llamado a la clínica y por lo tanto fue el origen de los males mentales que ella padecía; al mismo tiempo, ella exigió ser dada de alta de la clínica, y don Santiago su padre, tenía planes que conversar con Olzagon para que regrese a trabajar a la fábrica.


Aquí en la imagen observamos una típica representación de la terrible situación que muchos hogares atraviesan en el transcurso de existencia por que siempre hay la existencia de un tercer elemento (amante tanto para él como para ella) que como una tentación tenebrosa carcomen la consistencia del matrimonio, y más si los esposos viven solamente la apariencia y no la triste realidad de que no son felices. Fuente: Archivos del blog. Obra Literaria reconocida con Derecho de Autor, según Partida Registral No. 00855-2012, Asiento: 01; con fecha: 10 de Agosto de 2012, por : INDECOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

El Galeno, encargado del turno de guardia de la clínica en aquella noche, accedió dar de alta a la paciente Pamela, superando todos los trámites burocráticos y administrativos, y cuando los tuvo en sus manos, se acercó a la sala de reposo de Pamela y al llegar, le dijo:
--- Señorita Pamela, me alegra mucho que haya recuperado su salud, su presión ha subido por encima de lo normal, me imagino por la emoción que le causa la presencia de su familia; y eso es bueno para usted, por que la tuvo varias líneas por debajo de lo normal, solo como una advertencia: evite emociones fuertes y será sana como usted se lo merece.. Ahh me olvidaba las pastillas sígalas tomando hasta terminar la dosis indicado por el médico que la asistió. Buenas noches...
El Galeno, se retiró a visitar a otros pacientes; instante que aprovechó Esmeralda para salir y dejar a la familia en completa privacidad, que era justamente, lo que deseaba don Santiago.
Entonces, Pamela se cambió de ropa y dejó en su lugar la vestimenta, que le proporcionó la clínica, y esta vez se vistió con un pantalón muy ajustado, que permitía observar su cuerpo hermoso y excitante, encima se puso una chaqueta roja y al cuello un pañuelo rosado y se peinó como pudo, esa fue la imagen que presentó a Olzagon.
Don Santiago, quien como un padre amoroso con su única hija; se sentía aliviado verla de nuevo sonreír y ese semblante era un buen síntoma para que se reincorpore al trabajo en la Fábrica.
En seguida, llegó un empleado de la clínica a dar conformidad de  la salida de la paciente, revisó todo lo que había usado Pamela, dobló la ropa y la guardó dentro de una bolsa y junto con ella y los demás, se dirigieron a la puerta de salida, estando allí le agradeció su preferencia por haberse internado en aquella clínica.
Estando afuera los tres personales: Don Santiago, Olzagon y Pamela, don Santiago los llevó hasta su automóvil, se embarcaron, Pamela no usó el asiento del copiloto como solía hacerlo, prefirió ir atrás en compañía de Olzagon.
Don Santiago, tenía que conversar con Olzagon esa misma noche y se le ocurrió una idea; invitar a beber unos cócteles en un bar, el mismo que no sea visitado por los miembros de su "círculo social", sino por uno ubicado en una zona popular; y en son de sondear la reacción y los ánimos, dijo:
--- Escúchenme Pamela y Olzagon: creo que vamos a festejar la recuperación de la salud, para lo cual les propongo beber un trago, pero no en esos bares que me atosigan en el "círculo social", sino visitar en cambio una Peña Popular: ¿Qué dicen ustedes?...
Olzagon, si conocía una Peña que había asistido en una oportunidad y mirando de reojo a Pamela contestó:
--- Don Santiago, creo y me parece una estupenda idea celebrar la sanación de la señorita Pamela, le propongo ir a la Peña "El baile sabroso", que está ubicada en el Barrio "El Porvenir", es un lugar seguro, allí hay vigilantes, incluso cuidan los automóviles de los parroquianos bajo responsabilidad de la Peña, claro se incentiva con una propina que gustosos la aceptan, por lo que creo que hay la garantía suficiente como para disfrutar una jarana la noche entera.
Don Santiago, que dio en el calvo, casi frena bruscamente su automóvil por al tremenda alegría que le produjo la proposición de Olzagon y contestó:
--- Brillante tu sugerencia Olzagon, vamos para allá y servirás como nuestro guía por que no conozco el lugar.
Olzagon, respondió:
--- Encantado para servir de guía, pero nos estamos olvidando el principal motivo: ¿Cuál es? Pues la señorita Pamela, y me permito consultarle: ¿Acepta usted ir a una Peña Popular?
A Pamela, le habían dado en la yema del gusto (no olvidar que a ella le gustan los tragos cortos) y soltó una carcajada contestando:
--- Por su puesto que si, ya pensaba que siendo la principal razón no me consultaban, una vez más Olzagon tuvo esa amorosa idea, pues me siento dichosa tener a mi lado al hombre que amo y lo festejaremos a todo dar.
Y de las palabras pasó a los hechos, besándolo apasionadamente, don Santiago sintió un retorcijón en el estómago, pero no opinó solo los vio por el espejo retrovisor a la pareja besándose amorosamente, por su mente pasaron los "ojos chismosos" de su "grupo social" alarmados criticando el gusto y comportamiento de Pamela unida un joven pobre y provinciano; pero a la vez llegó a su mente, tal vez la mejor idea: la alegría de su hija; y sintió en su corazón ver la felicidad de su hija: "Si ella se siente feliz estar junto al joven provinciano, pues adelante y eso es lo que  cuenta.."
Rápidamente llegaron a la Peña "El baile sabroso", como lo comentó Olzagon, al estacionarse Santiago, se acercaron dos jóvenes corpulentos vestidos con uniforme y fotocheck con logotipo de la Peña, quienes se ofrecieron para parquear el auto, pidiéndole la llave y le entregaron un ticket numerado para reclamar la ubicación de su automóvil al momento de retirarse de la Peña.
Los tres personajes ingresaron al recinto, que estaba lleno de parroquianos, pero siempre hay reservas para clientes especiales, se les acercó una joven azafata y les ofreció una mesa para tres personas, ubica muy cerca al proscenio.
Los recién llegados aceptaron la ubicación fueron hasta allí, se sentaron y pidieron tres cócteles que la mesera ofreció traerles inmediatamente;  iniciaron la conversación observando el espectáculo,  que en ese momento ofrecía la Peña; seguramente pasaron unos 10 minutos y retornó la mesera con los tragos,  que eran unas copas de vidrio italiano elegante muy espaciosas totalmente llenas, las ofreció y se retiró.
Entonces, don Santiago levantándose de su asiento y mirando a su hija Pamela y a Olzagon, brindó diciendo:
--- Brindo este trago y doy Gracias a Dios;  por la felicidad de mi hija, hoy me siento el padre mas venturoso al observar a mi hija totalmente sana;  y además, brindo por ti Olzagon que acudiste al llamado de hija que estaba postrada en una clínica, muchas gracias por ese gesto que enaltece a tu persona por tu caballerosidad... ¡¡¡ Salud !!!
Los tres personajes brindaron, don Santiago apenas libó unas gotas(era el chofer);en cambio Olzagon y Pamela cruzaron sus brazos entre ellos con sus copas y de una sola vez se bebieron casi el contenido íntegro de sus copas, eran momentos de alegría natural o fingida y así lo empezaron; luego don Santiago mirando fijamente a Olzagon, le dijo:
--- Hijo; gracias por venir, tengo unas propuestas que ofrecerte, y por favor nunca vayas a pensar que estoy comprando tu presencia, dime: ¿Estás dispuesto a escuchar lo que te propondré?
Olzagon, sorprendido en mi primer momento por que  don Santiago le dijo : "Hijo" y envalentonado por el licor ingerido, le contestó:
--- Diga usted don Santiago, soy respetuoso y nunca dejaré de escucharle, ya nos conocemos lo suficiente y cada uno sabe lo que piensa del otro.
Don Santiago, con la autorización, le dijo:
--- Olzagon, te propongo que regreses a trabajar a la Fábrica, bajo a los siguientes ofrecimientos:
1.- A partir del año próximo estudiarás en una universidad privada la profesión que te gusta, o hayas elegido.
2.- Te mudarás a vivir en un barrio residencial, allí te rentaremos un departamento
3.- Trabajarás en la Fábrica en calidad de dueño con atribuciones de mando absoluto en todo el personal(son las mismas atribuciones que tiene Pamela) y tomarás decisiones en la marcha de la empresa, claro está coordinando conmigo que seré tu tutor y asesor.
4.- A partir del siguiente domingo y todos los venideros saldrás con nosotros y gradualmente te presentaremos ante los elementos del círculo social, yo te defenderé de algún desquiciado que trate  de ofenderte o atacarte.
5.- A partir de este momento te conviertes en el novio oficial de Pamela, con libertad absoluta propias de noviazgos, y así lo haré saber en el círculo.
Don Santiago, agregó:
--- Olzagon, por favor te pido que pienses, con tiempo, no tienes que contestar hoy mismo, pero espero muy pronto tu respuesta, que te permitirá entrar a formar:  parte mi familia......
Pero, Olzagon no amaba a Pamela, ella lo sedujo y la hizo feliz en la cama, pero nunca existió amor entre ellos, al menos así lo pensaba Olzagon..........
Continuaremos.............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
ayabaca@gmail.com
ayabaca@hotmail.com
ayabaca@yahoo.com
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!