Mi lista de blogs

domingo, 28 de agosto de 2016

La Casa de la Loma tiene un Fantasma : Capítulo CCCLXIX.- Cipriano y su gente re-entierran a los muertos y Eustaquio en Cariamanga no encuentra a nadie...

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., continuando con la historia de La Casa de la Loma tiene un Fantasma, y como informamos en el capítulo anterior; los hermanos de Isidoro(finado), fueron desalojados de la casa del también finado Eulalio, que por su puesto ellos aun;  desconocían que ambos habián muerto, y les indicaron que él (Eulalio), se encontraría en Cariamanga; Cipriano, Olinda y dos jinetes no derramaron ninguna gota de sangre en este episodio, ya estando en la casa hacienda, Cipriano se sube a una loma y desde allí observa que gallinazos revoletean sobre los aires de la hoyada profunda; justamente donde él y sus jinetes enterraron a los asesinados jinetes de Eulalio....

Aquí en la imagen observamos una típica casa en la Comunidad Campesina de Socchabamba, Ayabaca, Piura, Perú; es una construcción de adobe con techo de tejas rojas y a dos aguas, sobre el techo distinguimos un fantasma que viene a ser el "El Rey de las Tinieblas" : Satanás, seguido de vampiros y una siniestra sombra negra que rodea al misterioso personaje satánico, para comprender la narrativa de la obra literaria: "LA CASA DE LA LOMA TIENE UN FANTASMA" , esta imagen será nuestro símbolo de identificación y el logotipo en creación, impresión y distribución literaria. Con reconocimiento de derechos de autor, con Partida Registral Nº 00393-2010, Asiento 01, con fecha 27 de marzo de 2010 por INDICOPI.
Este es el símbolo de Marca Perú, que distingue para todos los productos elaborados por peruanos.

Cipriano, mas conocido como: "El asesino que no mira atrás" ; se preocupa sobre esos gallinazos, y de acuerdo a su experiencia, esas aves carroñeras han detectado cadáveres putrefactos, y en la hoyada profunda solamente son los muertos que él enterró; se lamento que alguien del grupo falló enterrando superficialmente un cadáver y este haya sido escarbado  y cavado por las uñas de zorros o perros salvajes.
Cipriano con más preocupación que antes, regresa a la casa y convoca a todos los jinetes, que lo acompañan y estando juntos, les dijo: 
--- Muchachos, alguien de ustedes no enterró lo suficientemente profundo a un muerto en la hoyada profunda,  por que los gallinazos están revoleteando ese lugar; esa es una señal, que nos dice que seguramente los zorros o algún perro escarbaron la tierra suave y desenterraron un cadáver ; y como estamos de día, no podemos ir allá,  alguien nos puede observar, no podemos hacer nada, hasta el anochecer...
Cipriano hace un pausa y agregó:
--- Nuestro trabajo es proteger al patrón Antenor y a la patrona Olinda, y si alguien descubre esos cadáveres, los familiares se vendrán contra los patrones, así que asumamos nuestro trabajo y mantengamos la guardia en alta, para no ser sorprendidos, no sabemos si los primos de Eulalio ya descubrieron los cadáveres, hemos cometido un grave error en no enterrar bien los cadáveres....
Y finalmente, Cipriano, dijo:
--- Partimos en nuestros caballos, a la "Hora de la Oración" (18:00 horas del día)con lampas, barretas y palanas; iremos 8 hombres, de los cuales 4 entran a la hoyada entierran los cadáveres abiertos, 2 hombres vigilarán  a la entrada de la hoyada profunda, y otros 2 a la salida de la hoyada, también vigilarán,  se cubrirá todos los espacios abiertos, para que nadie nos sorprenda...
Durante, el día Cipriano, se cuidó de no hacer y difundir ningún rumor, todo marchó en la normalidad, incluso conversó con Olinda y con el patrón Antenor, pero ya se comentó, y así pasa el tiempo y se llegó a la "Hora de la Oración", todos los jinetes serán compensados y estos se reunieron en un lugar cercano a la casa hacienda.
Y como por allí también pasó don Antenor, para no alarmarlo  se le hizo conocer, que se charlaba por medios de seguridad, que se adoptarán alrededor de la casa hacienda, de acuerdo a lo señalado, cada jinete estaba provisto de una herramienta para cavar huecos; estando todos juntos, antes de partir Cipriano encomendó a otros cuatro jinetes que no viajan con ellos; para que resguarden la Casa Hacienda, en turnos rotativos hasta el regreso de ellos. 
Los 8 jinetes, partieron cuesta abajo, rumbo a la hoyada profunda, comentaban entre ellos que ese día felizmente no fue usada esa ruta, por que no se vio ningún transeúnte (pasajero) y que el camino estaba despejado.
Cipriano, y sus hombres llegaron a la entrada de la hoyada profunda y fueron recibidos por el insoportable hedor a carne putrefacta, que hacía irrespirable aire;  entonces, ordenó la distribución de la gente como actuarán y les indicó que se amarren sus pañuelos tapándose la nariz y la boca y asegurando con un nudo a la altura del cuello, todos obedecieron la orden; se apearon de sus acémilas y caminaron, a medida que se acercaban el hedor era insoportable y descubrieron que dos huecos habían sido abiertos parcialmente por los zorros, que ya se habían devorado casi íntegramente los cadáveres ...
Como no tenían precisión ¿Quiénes eran? retiraron la tierra, sacaron los restos de los cadáveres, que solo eran huesos,  cabeza y extremidades; los cavadores vomitando por la putrefacción del ambiente, lograron hacer dos hoyos muy profundos, y esta vez los enterraron hasta el fondo y les agregaron la tierra apelmazada, para evitar que escarben de nuevo los zorros, y los que no fueron abiertos les agregaron tierra compacta, misteriosamente fue diluyéndose el insoportable hedor y con la ayuda de la brisa del viento fue limpiando el ambiente.
Cipriano, y sus hombres al concluir el trabajo de re-entierro,  retornaron a la esquina de la hoyada, montaron sus caballos y regresaron a la casa hacienda, sin comentar nada a nadie, solo ellos lo sabían y lo guardarán hasta la muerte.
Los hermanos de Isidoro, liderados por Eustaquio, llegaron a Cariamanga y entraron por el mismo lugar que lo hizo antes Eulalio;  y por esas casualidades entraron a la misma pulpería, que lo hizo Eulalio; y también encontraron al abogado Alfredo López, raras coincidencias y Eustaquio, esta vez no preguntó por Antenor Flores Nieto, sino por Eulalio:
--- Amigo, ¿tal vez ha escuchado o visto por aquí un grupo de jinetes con un líder llamado Eulalio?
 Y el abogado que no lo conocía por el  nombre, pero si  escuchó que mencionaron su nombre, le contestó:
--- Amigo, si estuvieron por aquí un grupo de gente, preguntando por Antenor, incluso hubo una corta pelea entre ellos, pero salieron y nunca más los vi, seguramente salieron de la Ciudad de Cariamanga.
Eustaquio, era un jinete educado, quien en compañía de sus hermanos hizo una nueva  pregunta:
--- Señor, nosotros estamos muy preocupados por el paradero de Eulalio y mi hermano Isidoro, por favor puede darnos una idea, por donde podemos buscarlos, por que en su casa, no están y los que la cuidan nos indicaron que vinieron para acá.
El abogado López, simulando no conocer a nadie, le contestó:
--- Lamento mucho  no poder ayudarlo, los señores salieron sin rumbo conocido.................
Continuaremos.............
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!