Mi lista de blogs

jueves, 20 de octubre de 2016

ESA : Marte da la bienvenida a ExoMars

http://www.esa.int/esl/ESA_in_your_country/Spain/El_satelite_de_ExoMars_llega_a_la_orbita_de_Marte_mientras_se_continua_analizando_la_situacion_del_modulo_demostrador_Schiaparelli/(print)
 

Marte da la bienvenida a ExoMars

17 octubre 2016
La cámara web de la sonda Mars Express de la ESA captó esta imagen del Planeta Rojo el 16 de octubre de 2016, justo antes de que la misión ExoMars llegue a él.
ExoMars 2016 es una misión conjunta de la ESA y la agencia espacial rusa Roscosmos, y comprende el Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) y el módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje Schiaparelli. Tras un viaje de siete meses, ambos están cada vez más cerca de su destino; una vez llegados a él, el TGO comenzará a orbitar Marte, mientras que Schiaparelli aterrizará en el planeta el 19 de octubre.
Esta fotografía se tomó el 16 de octubre, un par de horas antes de que Schiaparelli se separase de su nave nodriza a las 16:42 GMT. Tras su separación, el módulo demostrador tardará tres días y recorrerá unos seis millones de kilómetros para entrar en la atmósfera marciana el 19 de octubre y efectuar un descenso de seis minutos sobre la región de Meridiani Planum, cerca del ecuador del planeta.
Esta vista reciente del planeta muestra su polo sur, cubierto por un casquete de hielo permanente, formado principalmente por dióxido de carbono. En ella no podemos ver la región en la que aterrizará Schiaparelli, pues se encuentra más allá del horizonte que se observa a la izquierda.
ExoMars llegará al planeta cuando este apenas se encuentra en el punto de su órbita más cercano al Sol y es invierno en el hemisferio norte (verano en el hemisferio sur). En esta época del año, es probable que los vientos aumenten de velocidad y provoquen tormentas de arena regionales e incluso de alcance global.
La imagen fue capturada con la cámara de gran angular de Mars Express, aparato cuyo único objetivo era, en principio, ofrecer confirmación visual de la separación del módulo Beagle-2 a su llegada a Marte en diciembre de 2003. En 2007 la cámara se volvió a encender y, desde entonces, se ha utilizado con fines de formación, participación y divulgación científica, hasta que la ESA finalmente la adoptó como instrumento científico profesional a principios de este año.
Desde su exclusivo punto de mira y gracias a su gran campo de visión, esta cámara web puede tomar fotografías de todo el Planeta Rojo, algo que ahora mismo solo está al alcance de otra nave, la Mars Orbiter Mission de la agencia espacial india.
En estos momentos, Marte se puede ver desde la Tierra: a primera hora de la noche en el hemisferio norte puede apreciarse a simple vista un punto rojo cerca del horizonte, hacia el sur. En el hemisferio sur, este punto se ve más elevado por las noches y a primera hora de la mañana.
Los aficionados a la astronomía que observen el Planeta Rojo con sus telescopios pueden unirse al grupo especializado en Marte del proyecto Colaboración Pro-Am en investigacion astronómica, un grupo internacional que comparte imágenes de objetos astronómicos concretos captadas por la comunidad amateur para dar su apoyo a los astrónomos profesionales.
La campaña de observación de Marte comenzó en 2014 con el fin de monitorizar el paso del cometa Siding Spring junto a él, para después convertirse en un grupo dedicado a observar el planeta y ofrecer a la comunidad astronómica una largo historial de observaciones, especialmente durante las épocas de actividad del polvo.
Esta imagen fue publicada el domingo 16 de octubre en el canal de Flickr de la cámara, donde diariamente se cuelgan todas las fotografías tomadas con las cámara web de Mars Express de forma automática.
                               
Schiaparelli with parachute deployed
Schiaparelli with parachute deployed

Los datos del descenso de Schiaparelli continúan analizándose

20 octubre 2016
Los datos clave que el módulo demostrador Schiaparelli envió ayer al Satélite para el estudio de Gases Traza durante su descenso a la superficie de Marte ya se han transmitido a la Tierra y en estos momentos están siendo analizados por expertos.
Los primeros indicadores de las señales de radio, capturadas tanto por el Giant Metrewave Radio Telescope (GMRT), un conjunto experimental de telescopios situado cerca de Pune, India, como por el orbitador Mars Express de la ESA, sugieren que el módulo habría completado con éxito la mayoría de los pasos de su descenso de 6 minutos a través de la atmósfera marciana: por ejemplo, la deceleración mientras atravesaba la atmósfera y el despliegue del paracaídas y el escudo térmico. 
Sin embargo, tanto el GMRT como Mars Express dejaron de recibir señales poco antes del momento previsto para el contacto del módulo con la superficie del planeta. Las discrepancias entre los dos conjuntos de datos están siendo analizadas por expertos de la ESA en el Centro de Operaciones Espaciales de Darmstadt, Alemania. 
La telemetría detallada grabada por el TGO era necesaria para comprender mejor la situación. Mientras Schiaparelli efectuaba su descenso, el orbitador llevaba a cabo una maniobra crucial de inserción orbital en Marte, que completó satisfactoriamente. Estos datos de gran importancia fueron registrados por Schiaparelli y reenviados a la Tierra a primeras horas de la mañana de hoy. 
Tras su análisis parcial, estos datos confirman que las fases de entrada y descenso se llevaron a cabo según lo programado, y que los acontecimientos empezaron a desviarse de lo previsto tras el desprendimiento del escudo térmico posterior y el paracaídas. Parece que tal desprendimiento se produjo antes de lo previsto, aunque el análisis aún no ha concluido. 
También se ha confirmado que los propulsores se activaron brevemente, aunque parece que se apagaron antes de lo esperado, a una altitud aún por confirmar. 
“Tras los acontecimientos de ayer, contamos con un impresionante satélite orbitando alrededor de Marte, listo para llevar a cabo misiones científicas y transmitir datos de la futura misión ExoMars 2020 —afirma Jan Wörner, director general de la ESA—. El principal objetivo de Schiaparelli era probar las tecnologías de aterrizaje europeas. Parte de su labor era registrar los datos durante el descenso y es importante que sepamos qué ha pasado para tomar medidas de cara al futuro”. 
David Parker, director de Vuelos Tripulados y Exploración Robótica de la ESA, añade: “En lo relativo al módulo de prueba Schiaparelli, los datos que estamos recibiendo nos permitirán entender a la perfección la secuencia de los hechos y por qué no se produjo un aterrizaje suave”. 
“Desde el punto de vista de la ingeniería, eso es precisamente lo que esperamos de un artefacto de pruebas y, gracias a él, ahora disponemos de datos extremadamente valiosos con los que trabajar. Formaremos una comisión de investigación para estudiar a fondo los datos, pero por el momento no podemos especular más allá”. 


ExoMars approaching Mars

El satélite de ExoMars llega a la órbita de Marte, mientras se continúa analizando la situación del módulo demostrador Schiaparelli

20 octubre 2016
El Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) de ExoMars 2016 ha llevado a cabo satisfactoriamente el encendido de 139 minutos de su motor, necesario para ser capturado por Marte e insertarse en su órbita elíptica, mientras que aún no se ha confirmado el contacto en superficie con el módulo de aterrizaje de la misión.
El encendido de inserción orbital del TGO se produjo entre las 13:05 y las 15:24 GMT del 19 de octubre, reduciendo la velocidad y la dirección de la nave más de 1,5 km/s. El satélite ya se encuentra en la órbita prevista alrededor del Planeta Rojo. Equipos de la ESA, desde el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) en Darmstadt, Alemania, continúan monitorizando el buen estado de este orbitador, el segundo tras Mars Express, que lleva 13 años en funcionamiento, 
También están intentando confirmar el contacto con el módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje Schiaparelli, que entró en la atmósfera marciana unos 107 minutos después de que el TGO iniciara su propia maniobra de inserción en órbita.
Schiaparelli, de 577 kg, se separó del TGO a las 14:42 GMT del 16 de octubre. Había sido programado, para llevar a cabo de forma autónoma, una secuencia de aterrizaje automatizada, durante la cual se desplegarían un paracaídas y un escudo térmico frontal entre los 11 y los 7 km, seguidos del frenado de un retrocohete, que comenzaría a 1.100 m del suelo, para finalizar con una caída desde una altura de 2 m, protegido por una estructura deformable.
Antes de la entrada en la atmósfera de las 14:42 GMT, el Giant Metrewave Radio Telescope (GMRT) de Pune, India, estableció contacto con el módulo después de que este comenzara a transmitir una señal baliza 75 minutos antes de alcanzar las capas superiores de la atmósfera marciana.  No obstante, la señal se perdió poco antes del amartizaje. 
Se han programado una serie de ventanas temporales para escuchar posibles señales procedentes del módulo a través de la sonda Mars Express de la ESA y de las sondas Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) y Mars Atmosphere & Volatile Evolution (MAVEN) de la NASA. El GMRT, que constituye el mayor conjunto interferométrico del mundo, también llevará a cabo intervalos de escucha.
Si Schiaparelli ha alcanzado la superficie marciana correctamente, sus baterías deberían ser capaces de permitir las operaciones durante un periodo de entre tres y diez días, ofreciendo múltiples oportunidades de restablecer la comunicación.
El TGO está equipado con una serie de instrumentos científicos para el estudio del entorno de Marte desde su órbita. Aunque Schiaparelli es, sobre todo, un módulo de demostración tecnológica, también transporta una pequeña carga científica para llevar a cabo ciertas observaciones en superficie.
ExoMars 2016 es la primera parte de un doble proyecto internacional dirigido por la ESA en cooperación con la agencia rusa Roscosmos, que también comprende la misión ExoMars 2020. La segunda misión de ExoMars, prevista para dentro de cuatro años, incluirá un módulo de aterrizaje ruso y un rover europeo, que perforará la superficie del planeta hasta una profundidad de 2 m en busca de materia orgánica pura.
Los medios están invitados a una sesión informativa el jueves 20 a las 10:00 CEST en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de Darmstadt, Alemania. Esta sesión se trasmitirá en vivo a través de esa.int.

Misión del satélite para el estudio de Gases Traza y Schiaparelli de ExoMars (2016)


Trace Gas Orbiter with Schiaparelli (white background)
3 marzo 2016
La primera misión del programa ExoMars, cuya llegada a Marte está programada para 2016, consiste en un satélite para el estudio de Gases Traza y un módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje, que recibe el nombre de Schiaparelli. Los objetivos principales de esta misión son buscar indicios de metano y otros gases traza en la atmósfera que pudieran dar a entender la existencia de procesos biológicos o geológicos activos y poner a prueba las tecnologías clave, a modo de preparación para la contribución de la ESA en futuras misiones a Marte.
El satélite y Schiaparelli se lanzarán juntos en marzo de 2016 en un lanzador Protón y volarán hacia Marte unidos. Aprovechando la posición de la Tierra y Marte, la fase de crucero puede limitarse a 7 meses aproximadamente, por lo ambos que llegarán a Marte en octubre. Tres días después de alcanzar la atmósfera de Marte, Schiaparelli será expulsado del satélite hacia el planeta rojo. En ese momento, Schiaparelli se desplazará hacia su destino, entrará en la atmósfera de Marte a 21 000 km/h, desacelerará utilizando el aerofrenado y un paracaídas y, posteriormente, frenará con la ayuda de un sistema de propulsión antes de aterrizar en la superficie del planeta. Desde su aproximación a Marte hasta su aterrizaje, Schiaparelli se comunicará con el satélite. Una vez en la superficie, las comunicaciones de Schiaparelli recibirán el apoyo de Mars Express y del satélite de transmisión de la NASA (NASA Relay Orbiter). El satélite de ExoMars se insertará en una órbita elíptica alrededor de Marte y se desplazará rápidamente por toda la atmósfera para establecerse finalmente en una órbita circular a unos 400 km de altitud preparada para llevar a cabo su misión científica.

Satélite para el estudio de Gases Traza - en busca de gases distintivos en la atmósfera de Marte


ExoMars 2016 vibration testing
 
La nave ha sido diseñada por la ESA y Roscosmos se ha encargado de proporcionar el vehículo de lanzamiento. Con el fin de lograr sus objetivos científicos, el satélite incorporará una carga útil científica con instrumentos de Rusia y Europa. El satélite realizará observaciones remotas detalladas de la atmósfera del planeta buscando indicios de gases con posible una trascendenci a biológica, como el metano y sus productos de degradación. Los instrumentos a bordo del satélite realizarán una serie de mediciones para investigar la ubicación y naturaleza de las fuentes que originan estos gases. Se prevé que la misión científica empiece en diciembre de 2017 y tenga una duración de cinco años. El satélite para el estudio de Gases Traza se empleará también para transmitir datos a la misión de del vehículo de exploración del programa ExoMars en 2018 y hasta finales de 2022.

Schiaparelli: un módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje (EDM) pruebas de tecnología clave para misiones futuras

ExoMars/TGO is operated by specialists at ESOC, ESA's European Space Operations Centre, while science operations are conducted from ESAC, ESA's European Space Astronomy Centre
Trace Gas Orbiter and Schiaparelli
 
Schiaparelli, el módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje de ExoMars ofrecerá a Europa la tecnología necesaria para aterrizar en la superficie de Marte controlando la orientación y la velocidad de aterrizaje. El diseño de Schiaparelli maximiza el uso de las tecnologías que están desarrollándose en el programa ExoMars. Estas tecnologías incluyen: material especial de protección térmica, sistema de paracaídas, sistema de altímetro de radar Doppler y sistema de frenado final controlado por propulsión líquida.
Está previsto que Schiaparelli sobreviva en la superficie de Marte durante un período de tiempo breve utilizando la capacidad de energía sobrante de sus baterías. Las posibilidades científicas de Schiaparelli son limitadas debido la carencia de energía a largo plazo y la cantidad determinada de espacio y recursos que pueden acomodarse dentro del módulo. Sin embargo, incluirá una serie de sensores científicos para desarrollar ciencia de superficies limitada, pero útil.
Resumen de las fases de la misión ExoMars 2016
Periodo de lanzamiento14 - 25 de marzo de 2016
Separación de Schiaparelli y el satélite para el estudio
de Gases Traza
16 de octubre de 2016
Entrada del satélite para el estudio de Gases Traza
en la órbita de Marte
19 de octubre de 2016
Entrada de Schiaparelli en la atmósfera de Marte y
aterrizaje en el lugar objetivo
19 de octubre de 2016
Operaciones científicas de Schiaparelli19 - 23 de octubre de 2016
(pendiente de confirmación)
El satélite para el estudio de Gases Traza cambia
su inclinación hacia la órbita científica (74°)
Diciembre de 2016
Maniobras de reducción del apoápside
(de la referencia inicial de 4 días en Marte a 1 día de Marte)
Diciembre de 2016
Fase de aerofrenado
(el satélite para el estudio de Gases Traza
reduce su altitud a una órbita circular a 400 km)
Enero 2017 - diciembre 2016
Comienzan las operaciones científicas del satélite
para el estudio de Gases Traza. (Paralelamente, el
TGO comenzará las operaciones de repetición de
datos para apoyar a los módulos de aterrizaje de la NASA en Marte)
Diciembre de 2017
Conjunción solar superior (se detendrán las operaciones
críticas durante el periodo en que el Sol se encuentre entre la Tierra y Marte)
11 de julio - 11 de agosto de 2017
Comienzan las operaciones de repetición de datos del
TGO de apoyo a las comunicaciones para la misión
del vehículo de exploración y para la plataforma ciencia de superficies
15 de enero de 2019
Fin de la misión del satélite para el estudio de Gases TrazaDiciembre de 2022

Mantener el contacto lejos de casa


Schiaparelli interior
 
Tras el lanzamiento y durante la fase de crucero, la nave compuesta por el satélite para el estudio de Gases Traza y Schiaparelli será controlada por la ESA a través de la red de comunicaciones espaciales del Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la ESA (ESOC).
Después de la separación, el satélite supervisará la transmisión UHF de Schiaparelli desde su aproximación a Marte hasta el aterrizaje. Las misiones Mars Express de la ESA y del satélite de transmisión de la NASA (NASA Relay Orbiter) actuarán en calidad de transmisores de datos de Schiaparelli durante sus operaciones en superficie. Además, las diversas comunicaciones en tierra también harán un seguimiento de la señal UHF durante las fases de entrada, descenso y aterrizaje
La ESA tendrá pleno control del satélite durante todas las fases de su misión, incluidos la entrada en la órbita de Marte, el control de la órbita, el aerofrenado, las operaciones científicas y las operaciones de comunicación en Marte.
Spain

ExoMars 2016 Schiaparelli descent sequence (16:9)

Schiaparelli: el Módulo Demostrador de Entrada, Descenso y Aterrizaje de ExoMars

3 marzo 2016

 

Schiaparelli, la perspectiva europea

Uno de los principales objetivos científicos de cualquier misión a Marte es buscar rastros de vida. Para ello, lo mejor es analizar la superficie del Planeta Rojo, donde se podrían encontrar estas pruebas.
El elemento clave para llegar hasta la superficie de Marte, y uno de los principales retos de la exploración espacial, es completar con éxito la secuencia de entrada, descenso y aterrizaje. 
Este ha sido el principal objetivo de las numerosas misiones que han tratado de aterrizar en Marte desde finales de la década de los sesenta. Algunas lo lograron, pero otras muchas se quedaron por el camino. 
Schiaparelli – el módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje – es un demostrador tecnológico que será transportado por el Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) de la misión ExoMars, que se lanzará este año para demostrar la capacidad de la ESA y de la industria europea de aterrizar de forma controlada en Marte. Esta misión ha supuesto un gran aprendizaje para Europa, y permitirá poner a prueba los sistemas clave que se podrían utilizar en futuras misiones. 
Aunque Schiaparelli haya sido diseñado para poner a prueba las tecnologías de entrada, descenso y aterrizaje, también llevará a cabo una limitada pero útil actividad científica en la superficie de Marte. Este módulo transporta un conjunto de instrumentos que operará durante 2-4 soles (días marcianos) tras el aterrizaje.
La llegada a Marte 
Schiaparelli comenzará su viaje en marzo de 2016 unido al Satélite para el estudio de Gases Traza. El conjunto despegará a bordo de un lanzador Protón, y llegará a Marte unos 7 meses más tarde. 
Aproximación 
  • Schiaparelli se separará de TGO tres días antes de alcanzar la atmósfera de Marte.
  • El módulo continuará la aproximación en modo de hibernación para reducir el consumo energético.
  • Schiaparelli se activará unas horas antes de entrar en la atmósfera de Marte, cuando se encuentre a una altitud de 122.5 km y a una velocidad de 21.000 km/h. 
Entrada 
  • Schiaparelli cuenta con un escudo térmico que protegerá al módulo de los intensos flujos de calor provocados por la deceleración aerodinámica. Cuando se despliegue el paracaídas a una altitud de 11 kilómetros, su velocidad se habrá reducido hasta los 1.650 km/h. 
Descenso 
  • El escudo térmico anterior se desprenderá en primer lugar, y el posterior lo hará poco antes del aterrizaje.
  • Schiaparelli utilizará un radio altímetro y un sensor de velocidad Doppler para calcular su posición con respecto al suelo. 
Aterrizaje 
  • Cuando se encuentre a 2 metros sobre el suelo, Schiaparelli utilizará un sistema de propulsión líquida para frenarse a 7 km/h. En ese momento los motores se apagarán y el módulo caerá al suelo.
  • El impacto final será amortiguado por una estructura deformable unida a la base del módulo.
  • Schiaparelli aterrizará en una llanura conocida como Meridiani Planum. Esta área reviste especial interés ya que presenta una antigua capa de oligisto, un óxido férrico que en la Tierra se suele formar en presencia de agua líquida. 
Schiaparelli mantendrá un enlace de comunicaciones con el Satélite para el estudio de Gases Traza, a través del que enviará sus resultados a Tierra. El conjunto completo de datos se transmitirá a TGO en los primeros 8 soles tras el aterrizaje (un día solar en Marte, o sol, equivale a 24 horas y 37 minutos terrestres). Cuando se haya completado la descarga de datos, la misión de Schiaparelli habrá llegado a su fin.


ExoMars TGO and EDM modules during vibration testing
Puntos clave del descenso y el aterrizaje
Schiaparelli se separará de TGO tres días antes de alcanzar la atmósfera de Marte y continuará la aproximación en modo de hibernación para reducir el consumo energético.
Schiaparelli se activará unas horas antes de entrar en la atmósfera de Marte, cuando se encuentre a una altitud de 122.5 km y a una velocidad de 21.000 km/h.
El escudo térmico protegerá al módulo durante la deceleración aerodinámica. Cuando se despliegue el paracaídas a una altitud de 11 kilómetros, se habrá frenado a 1.650 km/h.
El escudo térmico anterior se desprenderá a una altitud de 7 km, permitiendo usar el radio altímetro para medir la distancia y la velocidad de Schiaparelli con respecto al suelo. Esta información se utilizará para controlar el sistema de propulsión líquida, que se activará cuando el paracaídas y el escudo térmico posterior se hayan soltado a una altura de 1,3 km.
En ese momento, Schiaparelli todavía estará viajando a 270 km/h. Los motores lo frenarán hasta una velocidad de 7 km/h cuando se encuentre a 2 metros sobre el suelo.
Los motores se apagarán a 2 metros de altura y el módulo caerá al suelo. El impacto final, a menos de 11 km/h, será amortiguado por una estructura deformable unida a la base del módulo.
Schiaparelli llegará a Marte en plena temporada de tormentas, por lo que se podría encontrar con una atmósfera cargada de polvo.
Durante la entrada en la atmósfera de Marte, el escudo térmico alcanzará temperaturas próximas a los 1.500°C.
El aterrizaje estará controlado, pero no guiado. El módulo no es capaz de evadir obstáculos.
El lugar previsto para el aterrizaje de Schiaparelli es una llanura conocida como Meridiani Planum.
Schiaparelli está diseñado para aterrizar en un terreno con rocas de hasta 40 cm de altura y pendientes con una inclinación de hasta 12.5°.
El diseño de Schiaparelli 
Schiaparelli está basado en los diseños desarrollados y probados por la ESA durante los estudios preliminares para la misión ExoMars. El módulo está equipado con una serie de sensores que monitorizarán el comportamiento de las tecnologías clave durante toda la misión. Entre estos sistemas destacan el material del escudo térmico, el paracaídas, el radio altímetro Doppler y el sistema de propulsión líquida para el frenado final. Los datos se transmitirán a Tierra, donde serán analizados y nos permitirán preparar futuras misiones europeas a Marte.
Datos técnicos de Schiaparelli – el Módulo Demostrador de Entrada, Descenso y Aterrizaje de ExoMars
Diámetro2.4 m con escudo térmico, 1.65 m sin él
Masa600 kg
Escudo TérmicoNorcoat Liege
EstructuraSándwich de aluminio con piel de polímero reforzado con fibra de carbono
ParacaídasCampana DGB de 12 metros de diámetro
Propulsión3 conjuntos de 3 motores de hidracina (400 N cada uno) modulados por pulsos
PotenciaBaterías principales
ComunicacionesEnlace UHF con el satélite TGO de ExoMars (con 2 antenas)
La industria europea, liderada por Thales Alenia Space – Italia, ha diseñado el módulo de entrada, descenso y aterrizaje de ExoMars bajo la supervisión de la ESA.

ExoMars 2016 mission

El módulo de aterrizaje de ExoMars llevará el nombre de Schiaparelli

8 noviembre 2013
El módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje de la misión ExoMars 2016 ha sido bautizado con el nombre de ‘Schiaparelli’ en honor al astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli, conocido por cartografiar la superficie del Planeta Rojo en el siglo XIX.
ExoMars es un proyecto conjunto de la ESA y de la agencia espacial rusa, Roscosmos, y está formado por dos misiones que partirán hacia Marte en los años 2016 y 2018. 
La misión de 2016 estará compuesta por el Satélite para el estudio de Gases Traza y por el módulo Schiaparelli, y la de 2018 por el vehículo de exploración ExoMars, su módulo de transferencia y la plataforma de superficie. Juntos, el satélite y el vehículo de exploración buscarán pruebas de la existencia de vida en el pasado o en el presente del planeta. 
Schiaparelli pondrá a prueba tecnologías claves para Europa realizando un aterrizaje controlado sobre la superficie de Marte. El módulo ingresará en la atmósfera marciana a 21.000 km/h y utilizará paracaídas y retrocohetes para reducir su velocidad en menos de ocho minutos hasta unos 15 km/h. 
El módulo recogerá datos sobre la atmósfera marciana durante las fases de entrada y descenso y estudiará el entorno local del punto de aterrizaje, situado en una llanura conocida como Meridiani Planum. 
La misión de 2016 llegará a Marte en plena temporada de tormentas de polvo, por lo que los datos recogidos por el módulo de descenso serán de gran utilidad para mejorar los modelos de la atmósfera y comprender mejor los mecanismos que desencadenan este tipo de tormentas.
 

ExoMars Entry, Descent and Landing Demonstrator Module Structural Model
 
“Si tenemos en cuenta la importancia de las observaciones de Marte realizadas por Giovanni Schiaparelli, el poner su nombre al módulo de ExoMars que preparará el camino para la futura exploración del Planeta Rojo fue una decisión muy sencilla”, explica Álvaro Giménez, Director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA. 
Un grupo de científicos italianos propuso el nombre de Schiaparelli al presidente de la agencia espacial italiana, que a su vez trasladó la propuesta a la ESA. Italia realiza la mayor contribución europea al programa ExoMars.
Giovanni Virginio Schiaparelli (1835-1910) fue un reconocido científico que dedicó gran parte de su carrera a catalogar y bautizar los principales accidentes geográficos de la superficie de Marte. Schiaparelli estudió el Planeta Rojo durante la ‘Gran Oposición’ de 1877, cuando Marte se encontraba relativamente cerca de la Tierra. A través de su telescopio, observó una serie de líneas que recorrían la superficie del planeta y, asumiendo que eran cauces naturales de agua, los bautizó con el término italiano ‘canali’. 
Esta denominación se tradujo erróneamente como ‘canales’, dando lugar a la falsa creencia de que existía una red de canales de regadío en Marte, excavados por una civilización inteligente. 
Muchas de las líneas observadas por Schiaparelli y por otros astrónomos, entre los que también destaca Percival Lowell, resultaron ser ilusiones ópticas producidas por el telescopio. No aparecían en las primeras fotografías de la superficie del Planeta Rojo, y la llegada de las sondas espaciales en la década de los 60 confirmó que Marte era el lugar árido y frío que conocemos hoy en día.
 

ExoMars EDM set for shaker test
 
De todas formas, la exploración de Marte con vehículos espaciales, entre los que destaca la sonda Mars Express de la ESA, confirmó que el agua sí había fluido de forma natural por cauces y valles del Planeta Rojo en algún momento de su pasado, respaldando en cierta medida la hipótesis inicial de Schiaparelli. El astrónomo italiano sentó las bases para documentar los accidentes geográficos de otros planetas, y muchos de los nombres que utilizó para bautizar los paisajes marcianos siguen utilizándose en la actualidad. 
Schiaparelli también es conocido por descubrir que las lluvias de meteoros que cada año parten de una región concreta del firmamento se producen cuando la órbita de la Tierra intercepta los rastros de escombros dejados por los cometas que surcan el Sistema Solar, y por medir con precisión los periodos de rotación de Venus y Mercurio. Schiaparelli también era un fuerte defensor de la divulgación científica, escribiendo varios libros de astronomía y dando charlas al gran público. 
“Schiaparelli es reconocido internacionalmente por su dedicación a las ciencias planetarias y a la divulgación científica, y por ello queremos conmemorar sus logros poniendo su nombre a una parte fundamental de la misión ExoMars”, explica Rolf de Groot, Responsable de la Oficina de Coordinación para el Programa de Exploración Robótica de la ESA. 
“El módulo Schiaparelli preparará la tecnología necesaria para aterrizar en Marte, tomará muestras de la atmósfera y nos ayudará a comprender mejor el entorno local de una nueva región del planeta – una exploración que Schiaparelli sólo podría haber soñado hace más de 135 años, cuando empezó a trazar sus bocetos del Planeta Rojo”.

Para más información:
Markus Bauer


ESA Science and Robotic Exploration Communication Officer


Tel: +31 71 565 6799



Mob: +31 61 594 3 954


Email: Markus.Bauer@esa.int
Rolf de Groot

Head of the Coordination Office for the Robotic Exploration Programme
Tel: + 31 71 565 8106

Email: Rolf.de.Groot@esa.int
 
CONTENIDOS RELACIONADOS:
http://www.esa.int/spaceinvideos/Videos/2016/10/Schiaparelli_s_descent_to_Mars_in_real_time




ESA
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui
Inscríbete en el Foro del blog y participa : A Vuelo De Un Quinde - El Foro!