Mi lista de blogs

viernes, 2 de octubre de 2015

AGUA EN MARTE: La NASA Confirma la Evidencia de Agua Líquida en Marte

Hola amigos: A VUELO DE UN QUINDE EL BLOG., por fin la Agencia Espacial NASA, ha reconocido que si hubo agua en el planeta Marte; se comprobó al utilizarse la nave Mars Reconnaissance Orbiter (MRO).
NASA, nos dice : "Usando un espectrómetro de imágenes de MRO, los investigadores detectaron firmas de minerales hidratados en las laderas donde rayas misteriosas conocidas como surcos son vistos en el Planeta Rojo. Estas vetas oscuras parecen ir y venir con el tiempo...."
 

Nuevos hallazgos realizados por la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA proporcionan la evidencia más fuerte hasta ahora de que el agua líquida fluye intermitentemente en el actual Marte.
Usando un espectrómetro de imágenes de MRO, los investigadores detectaron firmas de minerales hidratados en las laderas donde rayas misteriosas conocidas como surcos son vistos en el Planeta Rojo. Estas vetas oscuras parecen ir y venir con el tiempo. Se oscurecen y parecen fluir de laderas empinadas durante las estaciones cálidas, y luego se desvanecen en las estaciones más frías. Aparecen en varios lugares en Marte cuando las temperaturas están por encima de menos -23ºC, y desaparecen en épocas más frías.
"Nuestra misión en Marte ha sido la de "seguir el agua", en nuestra búsqueda de vida en el universo, y ahora tenemos la ciencia convincente que valida lo que hemos sospechado durante mucho tiempo", dijo John Grunsfeld, astronauta y socio administrador del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. "Este es un avance significativo, ya que parece confirmar que el agua - aunque salobre - fluye hoy en la superficie de Marte."

Estos flujos de descenso, conocidos como surcos lineales (RSL), han sido a menudo relacionados con el agua líquida. Las sales hidratadas bajan el punto de congelación del líquido, tal y como la sal deshiela las carreteras aquí en la Tierra y provoca que el hielo y la nieve se derritan más rápidamente. Los científicos dicen que es probable un flujo en el subsuelo poco profundo, con suficiente agua que se absorbe en la superficie para explicar el oscurecimiento.
La NASA Confirma la Evidencia de Agua Líquida en Marte
 Imágenes de los surcos lineales en las laderas donde los investigadores detectaron firmas de minerales hidratados en el Planeta Rojo. Image Credit: NASA/JPL
 
"La detección de sales hidratadas en estas pendientes significa que el agua juega un papel vital en la formación de estas líneas ", dijo Lujendra Ojha del Instituto de Tecnología de Georgia (Georgia Tech) en Atlanta, autor principal de un informe sobre estos hallazgos publicados el 28 de Septiembre por la revista Nature Geoscience.
Ojha primero se dio cuenta de estas características desconcertantes como estudiante de pregrado de la Universidad de Arizona en 2010, mediante el uso de imágenes de alta resolución de la cámara HiRISE de la MRO. Las observaciones con HiRISE ahora han documentado RSL en docenas de sitios en Marte.
Las observaciones del espectrómetro muestran firmas de sales hidratadas en múltiples lugares RSL, pero sólo cuando las características oscuras son relativamente amplias. Ojha y sus co-autores interpretan las firmas espectrales como causadas por minerales hidratados llamados percloratos. Las sales hidratadas más consistentes con las firmas químicas son probablemente una mezcla de perclorato de magnesio, clorato de magnesio y perclorato de sodio. Algunos percloratos se han demostrado capaces de retener líquidos durante la congelación, incluso cuando las condiciones son tan frías como -70ºC. En la Tierra, percloratos producidos naturalmente se concentran principalmente en los desiertos, y algunos tipos de percloratos se pueden utilizar como propulsores de cohetes.
Los percloratos previamente se habían registrado en Marte. El aterrizador Phoenix de la NASA y el rover Curiosity los encontraron en el suelo del planeta, y algunos científicos creen que las misiones Viking en 1970 midieron las firmas de estas sales. Sin embargo, este estudio de RSL ha detectado percloratos, ahora en forma hidratada, en diferentes áreas que han explorado las sondas. Esta también es la primera vez que los percloratos se han identificado desde la órbita.
Para Ojha, los nuevos resultados son una prueba más de que las misteriosas líneas vistas por primera vez oscureciendo las laderas marcianas hace cinco años son, en efecto, el agua de hoy en día.
"Cuando la mayoría de la gente habla de agua en Marte, por lo general están hablando de agua antigua o agua congelada. Ahora sabemos que hay más para la historia. Esta es la primera detección espectral que inequívocamente apoya nuestra hipótesis de formación de agua líquida."

Marte: el Planeta que Perdió Vastos Océanos de Agua


07.03.15.- Marte albergó un primitivo océano que contenía más agua que el océano Ártico de la Tierra y que habría cubierto una parte de su superficie mayor que la que ocupa el océano Atlántico en nuestro planeta. Un equipo internacional de científicos ha utilizado el VLT (Very Large Telescope) de ESO, junto con los instrumentos del Observatorio W. M. Keck y el Telescopio Infrarrojo de la NASA, para monitorizar, durante un periodo de seis años, la atmósfera del planeta y trazar las propiedades del agua. Estos nuevos mapas son los primeros de su clase.
Hace unos cuatro mil millones de años, el joven planeta habría tenido suficiente agua como para cubrir toda su superficie con una capa líquida de 140 metros de profundidad, pero es más probable que el líquido se acabase acumulando, formando un océano que habría ocupado casi la mitad del hemisferio norte de Marte, alcanzando, en algunas regiones, profundidades superiores a 1,6 kilómetros.
"Nuestro estudio proporciona una estimación sólida de cuánta agua pudo tener Marte, determinando cuánta agua se perdió en el espacio", afirma Gerónimo Villanueva, investigador del Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA en Greenbelt (Maryland, EE.UU.) y autor principal del nuevo artículo. "Con este trabajo, podemos comprender mejor la historia del agua en Marte".
Esta nueva estimación se basa en observaciones detalladas de dos formas ligeramente diferentes de agua en la atmósfera de Marte. Una es la forma más conocida del agua, compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno oxígeno, el H2O. La otra es el HDO, o agua semipesada, una variación natural en la que un átomo de hidrógeno es reemplazado por una forma más pesada, llamada deuterio.
Como la forma deuterada es más pesada que el agua normal, no resulta tan fácil que se pierda en el espacio a través de la evaporación. Así, cuanto mayor sea la pérdida de agua del planeta, mayor proporción de HDO a H2O habrá en el agua restante.

Ilustración de Marte hace cuatro mil millones de años
Ilustración de Marte hace cuatro mil millones de años. Image Credit: ESO
 
Los investigadores han diferenciado las firmas químicas de los dos tipos de agua utilizando el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile, junto con los instrumentos del Observatorio W. M. Keck y el  Telescopio Infrarrojo de la NASA, en Hawaii. Al comparar la proporción de HDO a H2O, los científicos han podido medir cuánto ha aumentado la proporción de HDO, determinando así cuánta agua ha escapado al espacio. Esto permite, a su vez, estimar la cantidad de agua que pudo haber en Marte en épocas anteriores.
Durante casi seis años terrestres –el equivalente a cerca de tres años marcianos- el equipo mapeó repetidamente la distribución de H2O y HDO, generando instantáneas globales de cada uno, así como de su proporción. Aunque el Marte actual es prácticamente un desierto, los mapas han revelado cambios estacionales y microclimas.
El equipo estaba especialmente interesado en regiones cercanas a los polos norte y sur, ya que los casquetes polares son el reservorio de agua conocido más grande del planeta. Se cree que el agua almacenada allí podría documentar la evolución del agua de Marte desde el húmedo período Noeico, que terminó hace unos 3.700 millones de años, hasta el presente.
Los nuevos resultados muestran que el agua atmosférica de la región cercana a los polos fue enriquecida en un factor siete en relación con el agua de los océanos de la Tierra, lo que implica que el agua de los casquetes de hielo permanentes de Marte está enriquecida ocho veces más. Para proporcionar un nivel tan alto de enriquecimiento, Marte debe haber perdido un volumen de agua 6,5 veces mayor que el de los casquetes polares actuales. El volumen del océano temprano de Marte debe haber sido, por lo menos, de 20 millones de kilómetros cúbicos.
Basándonos en la superficie de Marte hoy en día, una probable localización de esta agua sería las llanuras del norte, que durante mucho tiempo se han considerado un buen candidato debido al bajo nivel de la superficie. Un antiguo océano habría cubierto el 19% de la superficie del planeta — en comparación, el océano Atlántico ocupa el 17% de la superficie terrestre.
Para Michael Mumma, científico senior en Goddard y segundo autor del artículo, "Con Marte perdiendo tanta agua, es muy probable que el planeta fuese húmedo durante mucho más tiempo de lo que se pensaba anteriormente, sugiriendo que el planeta podría haber sido habitable a lo largo de un periodo mayor”.
Es posible que en algún momento Marte tuviera incluso más agua, parte de la cual podría haber quedado almacenada bajo la superficie. Y es que los nuevos mapas revelan microclimas y cambios en el contenido de agua atmosférica a lo largo del tiempo, lo cual también podría ser útil en la continua búsqueda de agua subterránea.

La Sonda Espacial MRO Ve Pistas de Posibles Flujos de Agua en Marte


10.02.14.- La nave espacial Mars Reconaissance Orbiter, MRO, de la NASA ha enviado las claves para la comprensión de rasgos estacionales que son la indicación más consistente de la posible existencia de agua líquida actualmente en el Planeta Rojo.
Las características son marcas oscuras, similares a dedos que avanzan por algunas laderas marcianas cuando las temperaturas suben. Las nuevas pistas incluyen cambios estacionales en los minerales de hierro en esas mismas zonas y un estudio de las temperaturas del suelo y otras características en las zonas activas. Esto apoya la posibilidad de que unas salmueras con un anticongelante de hierro -posiblemente sulfato férrico- puede fluir estacionalmente, aunque todavía hay otras explicaciones posibles.
Los investigadores llaman a estos flujos oscuros "recurrente lineal pendiente", RSL, que se han convertido en una de las siglas más interesantes en las reuniones de científicos de Marte. "Todavía no tenemos una prueba irrefutable de la existencia de agua en estas RSL, aunque no estamos seguros de cómo este proceso se llevaría a cabo sin agua", dijo Lujendra Ojha, un estudiante graduado en el Instituto de Tecnología de Georgia y autor de dos nuevos informes acerca de estos flujos. En un principio los descubrió mientras estudiaba en la Universidad de Arizona, Tucson, hace tres años, en las imágenes capatadas por la cámara alta resolución HiRISE a bordo de la sonda espacial MRO.
Ojha y Georgia Tech, ayudante del profesor James Wray, recientemente localizaron trece sitios RSL confirmados mediante imágenes del Espectrómetro Compacto de Imágenes de Reconocimiento, CRIM,  a bordo de MRO. Buscaron minerales que los RSL puede dejar a su paso como una forma de entender la naturaleza de estas características, que pueden estar relacionados con agua o no.
Flujos estacionales oscuros emanan de las exposiciones de roca en el Cráter Palikir en Marte, en esta imagen de la cámara de alta resolución HiRISE a bordo de la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA.
Flujos estacionales oscuros emanan de las exposiciones de roca en el Cráter Palikir en Marte, en esta imagen de la cámara de alta resolución HiRISE a bordo de la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA.
Image Credit: NASA/JPL-Caltech


No encontraron ninguna firma espectral asociada al agua o sales. Pero sí encontraron firmas espectrales distintas y coherentes de los minerales férricos y ferrosos en la mayoría de los sitios. Estos minerales de hierro fueron más abundantes o presentaron tamaños de grano distintos en materiales relacionadas con el RSL.
Ojha dijo: "Al igual que los propios RSL, la fuerza de las firmas espectrales varía según las estaciones del año. Son más fuertes cuando hace más calor y menos significativos cuando hace más frío". Una posible explicación de estos cambios es una clasificación de tamaños de grano, tales como la eliminación de polvo fino de la superficie, lo que podría resultar de un proceso húmedo o uno seco. Otros dos explicaciones posibles son un aumento en el componente más oxidado de los minerales, o un oscurecimiento general debido a la humedad. Cualquiera de ellos podría apuntar al agua, a pesar de que se ha detectado directamente sin agua. En las observaciones espectrales puede ser que falte la presencia de agua , debido a que los flujos oscuros son mucho más estrechos que el área de terreno sometida a muestreo con cada lectura del CRISM. Además, las observaciones orbitales se han realizado sólo en las tardes y podrían perder la humedad de la mañana.
La principal hipótesis de estas características es un flujo de agua cerca de la superficie, que se mantiene líquida por sales que disminuyen el punto de congelación del agua pura. "El flujo de agua, incluso el agua salobre y en cualquier lugar en Marte sería un descubrimiento importante, afectando a nuestra comprensión del cambio climático actual en Marte y posiblemente indicando posibles hábitats para la vida cerca de la superficie en el Marte moderno", dijo Richard Zurek, investigador del Mars Reconnaissance Orbiter en el Laboratorio Jet Propulsion de la NASA en Pasadena, California.
                        

Nuevo Estudio Apoya la Teoría del "Mundo de Agua" Para el Origen de la Vida



04.05.14.- La vida echó raíces hace más de cuatro mil millones años en nuestra naciente Tierra, un lugar más húmedo y más duro que ahora, bañado por chisporroteantes rayos ultravioleta. Lo que comenzó como simples células finalmente se transformó en mohos del fango, ranas, elefantes, seres humanos y el resto de los reinos vivos de nuestro planeta. ¿Cómo empezó todo?
Un nuevo estudio de investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro y el Instituto de Astrobiología de la NASA describe cómo la energía eléctrica producida de forma natural en el fondo del mar pudo haber dado origen a la vida en la Tierra hace 4.000 millones de años. Aunque los científicos ya habían propuesto esta hipótesis -llamada "aparición de vida hidrotermal alcalina submarina"- el nuevo estudio reúne décadas de trabajo de campo, de laboratorio e investigación teórica en un gran imagen unificada.
Según los resultados, sustentados en la teoría del "mundo de agua", la vida pudo haber comenzado en el interior de fondos marinos cálidos, en un tiempo remoto cuando los océanos se extendían por todo el planeta. Esta idea de las fuentes hidrotermales como posibles lugares para el origen de la vida fue propuesta por primera vez en 1980 tras estudiarse en el fondo del mar cerca de Cabo San Lucas, México. Llamadas "fumarolas negras" son respiraderos de burbujas con agua hirviendo y fluidos ácidos calientes. Por el contrario, los respiraderos de ventilación en el nuevo estudio -la hipótesis del científico Michael Russell del JPL en 1989- son más suaves y se filtran con líquidos alcalinos. Uno de estos complejos de estos respiraderos alcalinos se encontró casualmente en el Océano Atlántico Norte en 2000, y fue apodado la Ciudad Perdida.
"La vida se aprovecha de los estados de desequilibrio en el planeta, como puede haber sido el caso hace miles de millones de años en los respiraderos hidrotermales alcalinos", dijo Russell. "La vida es el proceso que resuelve estos desequilibrios".

Imagen del fondo del océano Atlántico que muestra una colección de torres calcáreas conocidas como la "Ciudad Perdida"
Imagen del fondo del océano Atlántico que muestra una colección de torres calcáreas conocidas como la "Ciudad Perdida". Se ha sugerido que las chimeneas alcalinas hidrotermales de este tipo son el lugar de nacimiento de los primeros organismos vivos de la Tierra antigua. Image Credit: NASA/JPL-Caltech
 
La teoría del mundo de agua de Russell y su equipo dice que las cálidas fuentes hidrotermales alcalinas mantienen un estado de desequilibrio con respecto al antiguo entorno ácido de los alrededores en el océano, que podría haber proporcionado la llamada energía libre para impulsar el surgimiento de la vida. De hecho, los respiraderos de ventilación podrían haber creado dos desequilibrios químicos. El primero fue un gradiente de protones, donde los protones -los iones de hidrógeno- se concentraron más en el exterior de las chimeneas de ventilación. El gradiente de protones podría haber sido aprovechado para la energía -algo que nuestros propios cuerpos hacen todo el tiempo en las estructuras celulares llamadas mitocondrias.
El segundo desequilibrio podría haber implicado un gradiente eléctrico entre los fluidos hidrotermales y el océano. Hace miles de millones de años, cuando la Tierra era joven, sus océanos eran ricos en dióxido de carbono. Cuando el dióxido de carbono del océano y de los combustibles de la ventilación -hidrógeno y metano- surgió a través de la pared de los respiradedor, los electrones pudieron haber sido transferidos. Estas reacciones podrían haber producido los compuestos de carbono -u otros orgánicos más complejos- que contienen ingredientes esenciales de la vida tal como la conocemos. Al igual que los gradientes de protones, los procesos de transferencia de electrones se producen regularmente en las mitocondrias.
Como pasa con todas las formas de vida avanzadas, las enzimas son la clave para que las reacciones químicas ocurran. En nuestros antiguos océanos, los minerales pueden haber actuado como enzimas, interactuando con los productos químicos alrededor y conducir reacciones. En la teoría del mundo de agua, dos tipos diferentes de "motores" de minerales podrían haber delineado las paredes de las estructuras del respiradero.
Uno de los pequeños motores se cree que ha utilizado un mineral conocido como óxido verde, lo que le permite aprovechar las ventajas del gradiente de protones para producir una molécula que contiene fosfato que almacena energía. El otro motor se cree que ha dependido de un metal raro llamado molibdeno.
"La teoría de Michael Russell se originó hace 25 años y, desde ese momento, las misiones espaciales de JPL han encontrado una fuerte evidencia de océanos de agua líquida y fondos rocosos en Europa y Encelado", dijo Laurie Barge, investigadora del JPL. "Hemos aprendido mucho sobre la historia del agua en Marte, y pronto podemos encontrar planetas similares a la Tierra alrededor de estrellas lejanas. Al probar esta hipótesis del origen de la vida en el laboratorio de JPL, podemos explicar cómo la vida podría haber surgido en otros lugares de nuestro Sistema Solar o más allá, y también tener una idea de cómo buscarla".
 
NASA
Guillermo Gonzalo Sánchez Achutegui